Como mamás y papás, el bien estar de nuestros bebés es la prioridad número uno y queremos pensar que es así para todo el mundo. Sin embargo, las circunstancias de cada persona y de cada embarazo son muy diferentes.

Si estás embarazada y eres fumadora, eres consciente de que hay riesgos al continuar este hábito durante el embarazo. También sucede con el consumo de alcohol, que puede dar lugar al síndrome de alcoholismo fetal y otras complicaciones y, por supuesto, las drogas y sustancias de abuso.

¿Qué es el síndrome de abstinencia neonatal?

También conocido como SAN, se trata de una complicación que sufren los bebés nacidos de madres que consumen sustancias de abuso o drogas adictivas.

Consiste en una serie de síntomas que varían en función de la droga tomada y que garantizan un parto complicado y unas primeras semanas de vida muy difíciles para el neonato, pudiendo desembocar en el fallecimiento del bebé si no se trata.

¿Qué causa el Síndrome de Abstinencia Neonatal?

El Síndrome de Abstinencia Neonatal se produce cuando la madre es consumidora de drogas no médicas, como pueden ser la oxicodona, heroína, codeína, metadona, etc., pero también con otras más comunes como el alcohol, algunos antidepresivos o los barbitúricos.

El consumo de estas sustancias durante cualquiera de los trimestres del embarazo está absolutamente contraindicado por el alto número de riesgos que supone tanto para el bebé como para la madre, así como la gravedad de sus consecuencias.

Si la madre toma esta clase de drogas mientras está embarazada, la sustancia pasa a la placenta y la atraviesa, volviendo al bebé tan dependiente de la droga como la madre o incluso más.

Si el consumo ha tenido lugar hacia el final del embarazo, el bebé puede sufrir el Síndrome de Abstinencia Neonatal, cuando su cuerpo, privado de la droga, empiece a eliminar la sustancia poco a poco.

¿Cómo se identifica el síndrome de abstinencia neonatal?

Existen diferentes factores que afectan a los síntomas del Síndrome de Abstinencia Neonatal.

Por un lado, el tipo de droga es un factor determinante de los síntomas. También será diferente en función de algunos factores genéticos como la velocidad de procesamiento de la droga. La cantidad de droga que haya consumido la madre también marcará una importante diferencia, así como el tiempo que se lleva consumiendo. El tipo de parto es otro factor que se debe tener en cuenta puesto que un parto prematuro afectará de forma distinta que uno a término.

Los síntomas más comunes del Síndrome de Abstinencia Neonatal incluyen;

Báscula evolutiva Smart. Báscula Digital para Bebés y Adultos de gran precisión. Con Bluetooth

Pack 4 Chupetes Todo Silicona con Tetina Fisiológica SX Pro. De 6 a 18 Meses. Azul, Naranja, Verde y Blanco

Pack 4 Chupetes Todo Silicona con Tetina Fisiológica SX Pro. De 6 a 18 Meses. Azul, Naranja, Verde y Blanco

  • Notas que el bebé tiene la naricilla tapada y que estornuda a menudo.
  • Tu bebé sufre sudoración
  • Percibes que tiene tiritona o que tiembla de forma constante.
  • El bebé vomita mucho, a veces incluso sin comer.

Los síntomas del Síndrome de Abstinencia Neonatal o SAN se presentan por norma general entre el primer y tercer día tras el nacimiento, cuando el cuerpo del bebé empieza a sentir la falta de la droga que antes recibía a través de la placenta de la madre.

¿Qué pasa cuando un niño nace con síndrome de abstinencia?

El Síndrome de Abstinencia Neonatal puede convertirse en un problema de riesgo si no se tratan los síntomas. Las diarreas, vómitos, fiebre y dificultades para comer pueden hacer que el bebé se deshidrate y tenga problemas en su desarrollo. En importante recordar que los bebés son muy delicados y que muchos de sus grupos musculares y de órganos pueden verse afectados de forma permanente por estas afecciones que parecen menores para un adulto. El sistema inmunológico también es más débil. Además, los bebés con SAN tienen más tendencia a sufrir dermatitis del pañal. Para ello puedes conseguir nuestro Neceser de tela Baby Care Essentials Set Rosa con todo lo esencial para viajes y escapadas con tu bebé.

Neceser de tela Baby Care Essentials Set Rosa

El Síndrome de Abstinencia Neonatal se puede paliar tratando los síntomas que tenga el bebé y puede alargarse entre una semana y seis meses dependiendo de la gravedad de la situación y de cómo afecte al bebé.

Más allá de procurar que el bebé no se deshidrate (a veces es necesaria la vía intravenosa) y de vigilar que vaya aumentando de peso correctamente, los bebés con Síndrome de Abstinencia Neonatal suelen requerir los llamados “cuidados cariñosos” o TLC (por las siglas en inglés) que consisten en darles mucho cariño y atención. Mecerles con suavidad, envolverles en mantas para tranquilizarlos, darles contacto piel con piel, evitar exponerlo a luces brillantes o ruido, etc. Si la madre está disponible para ello, amamantar es una de las mejores formas para calmar a un bebé con Síndrome de Abstinencia Neonatal.

Algunos bebés pueden necesitar que se aumente el contenido en calorías de su alimentación para ayudarles a ganar peso.

Los casos más graves, pueden necesitar medicación para sobrellevar lo peor del Síndrome de Abstinencia Neonatal.

 

El Síndrome de Abstinencia Neonatal puede ser muy grave y es una consecuencia adicional a los posibles trastornos genéticos y enfermedades que se asocian al consumo de drogas durante el embarazo.

 

Fuentes:

Síndrome de Abstinencia Neonatal – Medline Plus

Síndrome de abstinencia neonatal – Revista Pediatria

Suavinex Newsletter