Algo que hay que tener muy claro cuando nos estamos preparando para ser mamás y papás es que llorar es una de las principales formas de comunicación que tienen los bebés. Si tu bebé llora, significa que quiere algo: tiene hambre, sueño, le duele algo o, simplemente, no te siente cerca y necesita consuelo.

Los chupetes son una herramienta muy útil para esas ocasiones en las que el bebé llora porque se siente angustiado o intranquilo. Satisfacen la necesidad de succión y despiertan en ellos ese instinto que les dice que mamá está cerca y cuidando de ellos por lo que se sienten más tranquilos y protegidos y, por lo tanto, dejan de llorar.

No obstante, muchas personas consideran que los chupetes pueden tener efectos negativos. Aunque el uso del chupete de forma responsable y medida está recomendado, aún surgen dudas acerca de sus contraindicaciones.

Es el caso, por ejemplo, de la duda acerca de si los chupetes dan gases.

Si quieres saber más sobre los chupetes y los gases y descubrir qué son los chupetes anticólicos, no dudes en seguir leyendo:

¿Los chupetes dan gases al bebé?

Los chupetes funcionan como apaciguador de los bebés porque les permite succionar y chupar, el reflejo de succión del recién nacido es un instinto con el que nacen y que asocian a la alimentación y, por lo tanto, a estar en contacto con el pecho de mamá.

No obstante, igual que sucede con la lactancia, este gesto de succionar provoca que el bebé trague aire. Esto no es necesariamente algo malo ni dañino, pero si ese aire ingerido no se expulsa y se acumula en la barriguita del bebé, sí que puede causar molestias y dolor en forma de pinchazos que harán que el bebé llore. Por eso es importante saber cómo sacar los gases del bebé después de cada toma.

Con los chupetes el riesgo es el mismo. Un uso excesivo o un tipo de chupete poco apropiado puede hacer que tu bebé ingiera aire y que este se acabe acumulando, provocando gases y cólicos muy incómodos. Así que, sí, los chupetes dan gases, aunque esto no tiene por qué ser un problema.

En el caso de la alimentación, se puede optar por emplear biberones de flujo lento como por ejemplo los biberones y tetinas anticólicos de Suavinex.

¿Qué son los chupetes anticólicos?

De forma similar a los biberones, los chupetes anticólicos cuentan con un sistema diseñado para evitar el bebé trague aire. Suele consistir en un canal integrado en el chupete que expulsa el aire hacia el exterior cuando el bebé hace el movimiento de succión.

El objetivo de los chupetes anticólicos es el mismo que el de los biberones: minimizar la ingesta de aire por parte del bebé y disminuir así los cólicos que se producen cuando el aire se acumula. Estos cólicos son bastante dolorosos para el bebé así que, aunque no son graves y pueden aliviarse fácilmente, es normal querer ahorrárselos.

Algunos trucos para evitar los gases de los bebes

Si quieres ahorrarle a tu bebé la incomodidad y el dolor de los cólicos producidos por la acumulación de gases y aire, hay algunas precauciones y medidas que puedes tomar.

  • Utilizar biberones y chupetes anticólicos: Como ya hemos comentado, la succión puede ser un motivo de acumulación de gases. Esto sucede tanto con los bebés que toman lactancia artificial, lactancia mixta o lactancia diferida, como aquellos que se alimentan exclusivamente de lactancia materna directamente del pecho. Si tu bebé utiliza biberón y/o chupete emplear productos anticólicos como el Starter set ZeroZero o el Pack Lactancia con dos Biberones y Chupete ZeroZero de Suavinex. Si te preocupa que los chupetes dan gases, con los biberones anticólicos y el chupete ZeroZero de Suavinex puedes prevenir la acumulación de gases con mayor facilidad.

Pack Lactancia con dos Biberones y Chupete ZeroZero

  • Sacar el aire del bebé: Después de las tomas de leche es importante poner al bebe en posición vertical sobre el hombro y darle unas palmaditas suaves en la espalda para ayudarle a expulsar el aire que haya podido tragar durante la alimentación. Además de tener en cuenta cuales son las mejores posturas para amamantar si has optado por la lactancia materna o la mejor forma de cómo dar el biberón a un bebe recién nacido.
  • Tomas antes de que tenga hambre: Adelantarte a que tu bebé empiece a quejarse de hambre tendrá como resultado que se alimente con más tranquilidad y lentitud, evitando así que trague aire en exceso.
  • Masajes en la barriguita: Otra forma de ayudarle a expulsar los gases en hacer un masaje trazando círculos en el sentido de las agujas del reloj en la barriguita después de la toma.
  • Rodillas al pecho y bicicleta: Esta forma también es muy efectiva. Es tan sencillo como levantarle a tu bebe las piernas con las rodillas hacia el pecho y movérselas como si de pedalear se tratase.

En definitiva, los chupetes dan gases, de la misma forma que el biberón o amamantar pueden provocar también esa ingesta de aire excesiva. Los chupetes anticólicos pueden ayudar, pero cada caso será diferente ya que no todos los bebés son iguales.

Esperamos que estos trucos te hayan sido de utilidad. ¿Tienes algún otro consejo?

 

Fuentes:

 

¿El chupete da gases? – Para Bebes

¿Provoca el chupete gases en el bebé? – Bekia Padres

 

Suavinex Newsletter