Glosario

¿Cuándo pasar de la cuna a la cama Montessori? Ideas para la transición

Cuándo pasar de la cuna a la cama

El sueño infantil es algo crucial en el desarrollo de los más pequeños. Los bebés pasan muchas horas durmiendo y, poco a poco van adquiriendo unos hábitos de sueño más regulares y similares a los de un adulto.

También se hace un cambio en el lugar en el que duerme el bebé. Ya hayas optado por una cuna individual o si habéis probado el colecho, tarde o temprano vuestro bebé tendrá que hacer la transición a una cama.

Pero, ¿cuándo pasar de la cuna a la cama? ¿Qué opciones hay? ¿Y si el bebé se resiste a dormir en una cama?

Que no cunda el pánico. En Suavinex vamos a darte todas las claves que necesitas sobre cómo hacer la transición de la cuna a la cama y algunos consejos para dormir a tu bebé rápido y que disfrute de un sueño reparador.

¿Cuándo hay que pasar de la cuna a la cama?

Los expertos coinciden en que no hay una edad concreta a la que hacer la transición de la cuna a la cama. Cada bebé es diferente y dependiendo de su desarrollo y sus circunstancias, habrá que hacer el cambio antes o después.

No es recomendable hacer el cambio antes de los 18 meses, puesto que las cunas aportan un factor de protección, evitando que tu bebé se salga de la cuna en mitad de la noche, ya sea mientras duerme o porque se despierta. Si lo llevas a la cama demasiado pronto, podría caerse al dar vueltas o empezar a moverse por la habitación a oscuras con todos los riesgos que eso implica.

Tampoco se recomienda sobrepasar los 3 años de edad durmiendo en la cuna. Esto es porque los bebés crecen y el peso del bebé también, por lo que el espacio en el que pueden dormir se reduce, además de que el colchón empieza a perder su eficacia al tener que soportar un mayor peso. El sueño de tu bebé es muy importante así que conviene que el descanso sea idóneo. Esto incluye que el colchón esté adaptado sus necesidades.

Y no te preocupes si no sabes cómo pesar a un bebé en casa, con la Báscula evolutiva Smart Digital para Bebés y Adultos con Bluetooth podrás hacer un seguimiento preciso del crecimiento del bebé, tanto de su peso como de su altura. Desde el primer día hasta la edad adulta, ¡puede utilizarla toda la familia!

Báscula evolutiva Smart. Báscula Digital para Bebés y Adultos de gran precisión. Con Bluetooth

En resumen, cuándo pasar de la cuna a la cama dependerá de cada niño, pero las edades habituales comprenden entre los 18 meses y los 3 años. Hay algunas señales que pueden indicarte que tu bebé está listo para dar el salto:

  • Ha crecido y ya no cabe en la cuna: Si la cuna se le está quedando pequeña y empieza a afectar, no solo a su sueño sino a su capacidad para salir de ella, entonces no hay duda alguna: hay que cambiarla por una cama. No puedes tener a tu bebé practicando escalada para salir de la cuna mientras tu duermes apaciblemente.
  • Ya está aprendiendo a usar el orinal: Si tu bebé ya está en proceso de aprendizaje para usar el orinal entre sus hábitos de higiene infantil, conviene que tenga la posibilidad de levantarse para hacer sus necesidades en cualquier momento de la noche. Esto fomenta su independencia y le ayudará a deshacerse de los pañales más rápidamente. En farmacias podrás encontrar diferentes tallas de pañales como los pañales bebé talla 4 (9 – 15 Kg) 24 unidades.
  • El mismo pide dormir en una cama de mayor: Si ve que otros niños (hermanos mayores, primos o amigos) ya no duermen en cuna, es probable que tu peque empiece a exigir hacer el cambio. Obligarle a dormir en una cuna si no quiere, puede ser contra productivo, haciendo de la hora de dormir un momento de frustración tanto para él como para los progenitores.

Cómo pasar de la cuna a la cama: Consejos

A veces, los pequeños se resisten a cambiar la cuna por la cama. Esto es normal porque, al fin y al cabo, es una disrupción en la rutina a la que están acostumbrados. Puede que la cuna, con sus barrotes y su espacio cerrado, les haga sentir más seguros.

En estos casos, hay algunos trucos que puedes emplear para ayudar a tu bebé a hacerse a la idea de que hay que dejar la cuna en el pasado:

Set Baby Cologne con Sushi, the cat, personalizado y caja rosa
  • Hacer una transición paulatina: En lugar de librarte de la cuna de la noche a la mañana, monta la cama al lado de la cuna e invítale a usar la cama para momentos concretos como echarse la siesta, leer cuentos contigo o incluso jugar. Además, también puedes optar por los chupetes para dormir, estos chupetes ayudan a relajar a tu bebé para para conciliar el sueño y reducir el estrés. Nuestro Pack 4 Chupetes con Tetina Fisiológica SX Pro Rosa y Gris es ideal para dormir.
pack-4-chupetes-con-tetina-fisiologica-sx-pro-de-6-a-18-meses-rosa-y-gris
  • Pregúntale: Muchas menospreciamos la capacidad de los bebés de entender las cosas. Puedes explicarle por qué crees que ha llegado el momento de hacer el cambio y preguntarle qué opina al respecto. Puede que su respuesta te sorprenda.
  • Hazle partícipe del proceso: Llévale contigo cuando vayas a hacer las compras de las sábanas y accesorios o incluso de la propia cama. Si puede dar su opinión y expresar lo que le gusta y le hace sentir cómodo, se sentirá mucho más inclinado a pasar de la cuna a la cama. Al fin y al cabo, lo habrá hecho algo “suyo”.
  • Evita que pasar de la cuna a la cama no coincida con otro gran cambio: Si está a punto de llegar un nuevo hermano o va a haber un cambio de casa o la vuelta al cole, no es recomendable hacer al mismo tiempo el paso de la cuna a la cama. Serán demasiados cambios importantes para tu bebé y sentirá que sus rutinas se desestabilizan, minando su seguridad y su confianza. Si hay un bebé en camino, puede que se sienta desplazado, que le echan de “su” cuna para dársela a otro.
  • No variar la rutina de sueño: En la misma línea del punto anterior, alterar la rutina a la que tu bebé está habituado antes de ir a dormir, al mismo tiempo que la cama, puede alterarle y evitar que disfrute del sueño reparador que necesita.
  • Emplea una cama Montessori: No es necesario pasar de una cuna a una cama de adultos de la noche a la mañana. De hecho, esto puede ser arriesgado (los bebés se pueden caer de la cama en mitad de la noche y hacerse daño). La cama Montessori es una cama de transición ideal.

¿Qué es una cama Montessori?

Si es la primera vez que has oído hablar de las camas Montessori te explicamos que se trata de un diseño de cama pensado especialmente para facilitar pasar de la cuna a la cama. Son camas de diseño muy bajo, a veces con una pequeña barandilla y otras totalmente abiertas, que fomentan la autonomía del bebé, favorecen su desarrollo y facilitan que tu peque mantenga una buena postura al dormir.

Hay muchos diseños, así que tu bebé también puede participar en la elección de su cama. Con forma de casita o de tienda, de banco o sofá o incluso con una pequeña rampa para facilitar que suban a ella… Las camas Montessori son muy prácticas y a tu bebé le encantarán.

Recuerda ponerla de tal forma que el peque pueda apreciar toda la habitación y, específicamente, la puerta (les da seguridad ver si está abierta, cerrada y quién puede entrar).

Además, nuestros chupetes que brillan en la oscuridad de la colección Night & Day, cuentan con unas anillas blancas durante todo el día que van absorbiendo la luz que reciben, cuando llega la noche y apagas las luces, la anilla se ilumina sin alterar el sueño del bebé. Te resultará muy útil si en algún momento pierde el chupete y tienes que encontrarlo sin encender las luces. ¡Prueba nuestro Pack Chupetes Nocturnos Rosa!

pack-chupetes-nocturnos-rosa-silicona

Esperamos haber respondido a tus preguntas sobre cuándo pasar de la cuna a la cama Montessori y que estos consejos te resulten útiles. Si tienes algún otro truco que no hayamos mencionado, no olvides compartirlo con nosotras en los comentarios o en las redes sociales.

Fuentes:

¿Qué es una cama Montessori y cuáles son sus beneficios? – bebepolis

De la cuna a la cama: ¿Cuándo hacer la transición? – Baby Sparks

¿Cuándo Pasar A Los Bebés De La Cuna A La Cama? – Jana Bebé

Suavinex Newsletter

Publicado el 03 Mar, 2023