Aunque la palabra sea relativamente nueva, el colecho se ha llevado a cabo desde siempre por familias de todo el mundo.

Aunque tiene algunos detractores y si no se hace correctamente puede también conllevar algunos riesgos, el colecho aporta también, muchos beneficios para bebés, mamás y papás.

Descubre aquí todo lo que tienes que saber sobre el colecho.

colechoQué es el colecho

Consiste sencillamente en que los padres duerman en el mismo lugar que sus hijos e hijas. En muchas ocasiones no se refiere solo a la misma habitación si no a la misma cama.

Históricamente, esto era algo que se hacía de forma común en muchos países, especialmente en las familias menos favorecidas, debido a la falta generalizada de espacio y en ocasiones, de recursos. Y aunque con el crecimiento económico y el desarrollo en Occidente, el colecho dejó de ser común y culturalmente aceptado, hay otros lugares en los que sigue siendo muy normal, por ejemplo, en algunos países de África.

En la actualidad, la Asociación Española de Pediatría (AEP) no recomienda que los bebés duerman en la misma cama que los padres, pero sí en la misma habitación, al menos durante los primeros 6 meses.

Cuáles son las ventajas del colecho

El colecho es una opción muy personal que quizá no funcione para todas las familias, pero tiene algunas ventajas que no se pueden negar, especialmente para los papás y mamás primerizos.

  • Impacto positivo en la lactancia materna: La cercanía física entre mamá y bebé aumenta la velocidad de reacción cuando es la hora de amamantar durante la noche. Esto también significa que el llanto del bebé durará menos tiempo y se dormirá más rápidamente. Esta comodidad también facilita que se opte por la lactancia exclusiva durante más tiempo.
  • Bebés y padres más tranquilos: Al sentiros cerca los unos de los otros, el ambiente será más tranquilo. El bebé se sentirá más relajado y los papás y mamás también notarán más tranquilidad al saber que están cerca en caso de emergencia.
  • Mejora del sueño infantil y el de los padres: La consecuencia natural de una mayor tranquilidad y un mejor acceso para la lactancia materna durante la noche es que la calidad del sueño aumenta para toda la familia. Algo muy importante para conservar la salud física y emocional de los papás y mamás. Que el tiempo de interrupción del sueño sea menor facilita volver a dormirse mucho más rápido que si hay que levantarse de la cama.
  • Impacto emocional positivo: Por último, esta cercanía física se traduce en un mejor vínculo emocional entre toda la familia. Las caricias y masajes pasan a ocupar un lugar preferente debido al contacto sencillo y esto es muy positivo para fomentar los vínculos emocionales.

Como puedes ver, el colecho tiene varias ventajas nada reprochables.

¿El colecho tiene riesgos?

A pesar de sus beneficios, el colecho no puede llevarse a cabo de cualquier forma porque tiene algunas desventajas y riesgos.

  • Para empezar, aunque no se han hecho aún estudios científicos, hay a quien le preocupa que el bebé desarrolle una dependencia excesiva a dormir con los padres y tenga problemas para dormir por su cuenta más adelante.
  • La sexualidad después de la maternidad no es algo sencillo y si se practica el colecho, hay una reducción aún mayor de la intimidad en la pareja, al tener al bebé en la misma cama.
  • Los movimientos involuntarios durante la noche aumentan el riesgo de asfixia entre las sábanas y las almohadas. Dependiendo del lugar de la cama en el que duerma el bebé, hay riesgo de que se caiga de la cama.
  • El bebé se puede sofocar debido al exceso de calor transmitido por los cuerpos de los padres.
  • El SMSL o Síndrome de Muerte Súbita del Lactante se ha asociado con una cama inapropiada para el bebé (los lactantes deben dormir sobre colchones firmes).

Por supuesto, estos factores han de tenerse en cuenta antes de decidir si probar el colecho o no. No obstante, se puede lograr un sueño infantil seguro siguiendo algunas recomendaciones generales y practicando el colecho seguro.

colechoCómo hacer colecho seguro

La Asociación Española de Pediatría y otras organizaciones oficiales nos dan algunas pautas y recomendaciones a seguir si queremos probar el colecho de forma segura:

  • Sólo se debe practicar el colecho si ambos padres están en perfecto estado de salud. De lo contrario, podría ser un foco de contagio.
  • No debemos practicar el colecho con bebés menores de 3 meses, prematuros y de bajo peso.
  • Nunca se debe practicar el colecho si el papá y/o la mamá están exhaustos (un ejemplo sería el postparto inmediato) o si han consumido tabaco, alcohol y/o fármacos sedantes.
  • Se recomienda utilizar cunas especiales para colecho, ya que constan de colchones firmes y barreras que garantizan la seguridad del bebé durante la noche.

Como podemos ver, si se hace siguiendo las recomendaciones, el colecho puede suponer un gran beneficio para tu bebé y para tu familia. Aún así, hay que en estos casos no hay nada que funcione al 100% en todas las familias. Es cuestión de encontrar los métodos que mejor se adaptan a la tuya.

¿Has probado el colecho alguna vez?

 

Fuentes:

Colecho, ¿sí o no? El gran dilema de los padres – Hola

¿Qué Es El Colecho? ¿Cuáles Son Sus Beneficios? – Petite Marmotte

Así recomiendan los pediatras hacer colecho seguro con el bebé – alondra

 

Suavinex Newsletter