Suavinex OUT LOUD – Episodio 4 Carga mental con Mayra Bonarrico

Incluso cuando la maternidad es algo deseado, algo que estabas buscando; A pesar de todo lo que hayas podido investigar y haber hablado con otras madres; Con independencia de todo lo preparada que creas estar, tener un bebé es un aprendizaje y muchas veces no es fácil y se hace cuesta arriba.

Recientemente se han estado haciendo muchas campañas para sacar a la luz el trabajo invisible de las madres y la carga mental que sufren muchas mujeres, tanto durante el embarazo como en el postparto e incluso años después, durante la crianza de los hijos. Se trata de una carga mental complicada de comprender, puesto que no se percibe a simple vista y que va mucho más allá de un posible síndrome del nido hacia el final del embarazo. Incluso otras madres pueden tener dificultades para empatizar con esta carga mental.

“Yo recuerdo llorar mucho. Y recuerdo que por ejemplo mi mamá no lo entendía.” – Mayra Alexandra Bonarrico

Desde Suavinex queremos aportar nuestro granito de arena para ayudar a que esta carga mental sea más visible y que todos seamos más conscientes de lo que implica. Por eso hemos hablado con Mayra Alexandra Bonarrico, mamá y ama de casa y ella nos ha contado su historia.

¿Qué es la carga mental de las madres?

En generaciones anteriores, los roles de la pareja estaban mucho más divididos. La madre se quedaba en casa con los hijos y el padre se encargaba de traer dinero a la familia. Hoy en día, estos roles están desapareciendo. La figura del padre en la crianza de los hijos es fundamental y cada vez hay más papás que asumen su parte de responsabilidad tanto con los peques como con el mantenimiento del hogar, mientras que muchas madres tienen una carrera profesional fuera de casa equiparable a la de sus parejas.

No obstante, muchos estudios realizados en diferentes países han llegado a la conclusión de que, aunque muchos hombres están empezando a participar en las tareas del hogar y en el cuidado de los hijos, la carga mental sigue siendo, en su mayoría, responsabilidad de las madres y esto es aún más notable en aquellas mujeres que escogen dedicarse al hogar en exclusiva.

¿A qué nos referimos con carga mental? A todas aquellas tareas de planificación, organización y distribución a largo plazo. Ser conscientes de todo lo que está por hacer y anticipar las necesidades de la familia y el hogar. Los estudios sugieren que muchos padres se ocupan de hacer la colada, dar de comer al bebé o cambiarle los pañales sin ninguna queja y con mucho gusto, pero esperan a que su pareja les indique lo que ha de hacerse. Es decir, aunque la tarea física la hace el padre, el esfuerzo mental lo sigue haciendo la madre.

“Es lo que decimos siempre: Mi pareja no me ayuda, es su responsabilidad”. – Mayra Alexandra Bonarrico

¿Qué problemas causa la carga mental en el embarazo?

Ni qué decir tiene que la carga mental puede ser una fuente constante de estrés en el embarazo. Si la carga mental ya es bastante desigual en un hogar sin hijos, cuando se produce un embarazo, las diferencias aumentan. Durante los nueve meses de embarazo el cuerpo cambia mucho y las hormonas se revolucionan, afectando al estado de ánimo y a la forma de reaccionar ante las diferentes situaciones que se nos presentan. A esto se le añaden los cambios de rutinas y hábitos y la preocupación constante porque todo vaya bien con el bebé, el estrés por controlar todas las citas para cada una de las pruebas durante el embarazo e incluso tomar decisiones acerca del tipo de parto que se prefiere y cómo se repartirán las tareas cuando el neonato llegue a casa.

Toda esta carga mental suele recaer sobre la futura mamá, afectando a su autoestima y a su percepción de sus capacidades para ser madre.

“Mi cuerpo físicamente fue un trauma. Cambió mucho. Un cambio brutal.” – Mayra Alexandra Bonarrico

Otros efectos de tener demasiada carga mental en el embarazo pueden ser, precisamente, una disminución de la eficiencia. Tienes tantas cosas en la cabeza al mismo tiempo que te olvidas de algunas, te despistas y se te pasan cosas que habías apuntado en cuatro sitios distintos. Dolores de cabeza, mal humor, cansancio y dificultades para dormir, son algunos de los síntomas de sobrecarga mental en las mujeres.

¿Cómo combatir la carga mental de las madres?

Comunicación al poder

Aliviar la carga mental de las mujeres pasa, principalmente, por una mejor comunicación de la pareja en el embarazo. Lo cierto es que cuando se toma la decisión de ser padres, hay que tener una larga y profunda conversación acerca cómo va a ser la vida y la distribución de las tareas a partir de ese mismo momento. En muchas ocasiones, nos emocionamos con la idea de traer una nueva vida al mundo y se nos olvida hablar de los asuntos más básicos y prácticos. No vale con asumir que tu pareja va a colaborar y aportar su granito de arena. Para aliviar la carga mental en el embarazo y en la crianza de los hijos, cada uno de vosotros debe saber con antelación quién es responsable de qué en cada momento.

Que tu pareja asuma el papel de “gestor” en la misma medida que tú, es imprescindible para disminuir la carga mental.

Confianza en tu pareja

Esta distribución de las tareas y responsabilidades sólo funciona para aliviar la carga mental de las mujeres si puedes confiar en que tu pareja hará lo que debe hacer sin necesidad de que se lo recuerden. De lo contrario, el cerebro de la mamá seguirá pensando en la tarea del papá y en si se está llevando a cabo correctamente o no.

Pedir ayuda a terceras personas

Si no se tiene pareja o por la razón que sea tu pareja no puede estar tan presente como le gustaría, hay que saber pedir ayuda. Los bebés y abuelos, son una pieza fundamental, amigos, guarderías y cuidadoras. No eres peor madre o padre por reconocer que no puedes con todo, que estás cansada y que necesitas una ayuda para llegar a todo. Seguramente te sientas culpable o creas que estás molestando, pero hay que comprender la diferencia entre pedir un favor de vez en cuando para poder descansar y desentenderse de forma constante de tu bebé.

“No quiero cargarles el peso a otras personas de una responsabilidad que es mía”. – Mayra Alexandra Bonarrico

Encontrar tiempo para ti

Es muy importante recordar que, aunque la maternidad es un trabajo constante, no podrás hacerlo bien si estás agotada y te olvidas completamente de ti misma. Tienes que encontrar algo que puedas hacer por ti y para ti, sin tu bebé y sin tu pareja. Encuentra un momento para desconectar, cuidarte y recuperar parte de esa persona que eras antes de que llegara el bebé.

“Saco una horita para ir al gimnasio. Eso me ayuda muchísimo”.

Y para cuidarte aún más, si estás esperando otro  bebé, prueba nuestra canastilla regalo Cuidados para mamá, especial pre-embarazo con una selección de productos de la línea materna de cosmética para conseguir el bienestar y la hidratación diaria que el cuerpo de la futura mamá necesita.

canastilla cuidados para mama preembarazo suavinex

Y tras dar a luz, dispones de la canastilla regalo Cuidados para mamá, especial post-embarazo con nuestra línea de cosmética de ingredientes de origen natural en envases provenientes de materias primas renovables.

Canastilla regalo Cuidados para mamá, especial post-embarazo

La carga mental de las mujeres tanto durante el embarazo como en el posparto está muy invisibilizada y es algo de lo que hay que hablar más. Con una pareja involucrada y algo de ayuda de familiares y amigos, se puede aliviar en gran medida esta carga mental.

Es uno de los temas que tratamos en el episodio 4 de Suavinex OUT LOUD con Mayra Bonarrico, el programa de YouTube que visibiliza los problemas que afrontan las familias durante la crianza de sus bebés.

 

Fuentes:

Cómo combatir la carga mental en la maternidad (sobre todo si eres mamá primeriza) – Criar con Sentido Común

La Carga Mental en la Maternidad – Iliana Paris

 

Suavinex Newsletter