Glosario

Los abuelos, una pieza fundamental del puzzle de la crianza

familias-con-abuelos

Suele decirse que es necesaria una “tribu” para criar a los más pequeños. Y no anda desencaminada la frase. La sociedad de hoy nos sumerge en horarios interminables y jornadas donde la conciliación familiar es a veces muy difícil de conseguir, por no decir imposible en algunos casos.

La figura de los abuelos siempre ha tenido una gran importancia para transmitir sus experiencias y conocimientos a los nuevos padres, pero aún cobra mayor relevancia en estos tiempos en los que, en muchas ocasiones son los abuelos los encargados de cuidar a sus nietos mientras los padres cumplen con sus obligaciones laborales.

¿Cuándo empiezan los bebés a reconocer a los abuelos?

La llegada de un bebé a la familia siempre es motivo de regocijo y, a parte de los propios padres, los que más emoción sienten suelen ser los abuelos. Desde un primer momento muchos abuelos quieren verse involucrados en la crianza de sus nietos y buscan apoyar a los papás y mamás en todas las formas posibles. Y, por supuesto, a los adultos nos encanta ver señales de que el bebé sabe quiénes somos y nos recuerda. Incluso hay algunos abuelos que se creen padres.

Sin embargo, tenemos que reventar un poco la burbuja. Los bebés no empiezan a reconocer rostros hasta pasados varios meses, bien entrados los seis meses de edad. Esto se debe, en parte, al desarrollo de la vista del recién nacido, pero también al nivel de desarrollo de su cerebro.

Si bien el olor de mamá y de papá les trae mucha tranquilidad porque sí pueden reconocerlo, los bebés no empezarán a reconocer a sus abuelos hasta los seis meses, por mucho papel que jueguen en sus vidas.

Aun así, es importante que las personas que van a pasar más tiempo con él interactúen con el bebé desde el primer momento porque, aunque no pueda reconocer sus rostros de un día para otro sí empezará a hacer asociaciones con tonos de voz y aromas. 

¿Cómo influyen los abuelos en la crianza de los nietos?

Como ya hemos comentado, los abuelos juegan un papel imprescindible en la conciliación familiar. Cuando los papás y mamás cuentan con el apoyo de los abuelos, es más sencillo retomar la actividad laboral después de la baja maternal y el permiso de paternidad

Saber que los abuelos pueden quedarse con el chiquitín y cuidar de él durante unas horas, permite a muchos padres ahorrarse las guarderías y reincorporarse a sus puestos de trabajo. 

También es una gran ayuda cuando los padres necesitan descansar y tomarse un día para ellos. Dejar al bebé una noche con los abuelos puede ser exactamente lo que unos agotados padres primerizos necesitan para recuperar unas merecidas horas de sueño y las energías necesarias para continuar con este nuevo reto.

Pero no sólo se trata de una ayuda logística, sino que la abuelidad enriquece a nuestros niños de una manera única:

  • Aportan estabilidad, seguridad y os ayudarán con algunos tips de crianza.
  • Su paciencia y amor los convierte en compañeros únicos, tanto de juegos como figuras de referencia para los más pequeños.
  • Inculcan a los niños el valor de la familia y la unidad, al tiempo que les transmiten costumbres o tradiciones familiares.
  • Al asumir un papel más activo en la crianza de los niños la relación se vuelve más cercana e intensa.

Depender de los abuelos para cuidar al bebé

No obstante, hay algo muy importante que todos los nuevos padres deben tener en cuenta y es que los abuelos también tienen una vida propia y que ya pasaron por la crianza de sus hijos en su momento. Es importante tener algunos aspectos en cuenta para evitar conflictos o situaciones tensas en la familia:

– No hay que delegar en exceso en los abuelos, la responsabilidad final reside en los padres.

Es necesario definir los roles. Ni que se desentiendan completamente ni que se involucren en exceso. 

Respetar sus necesidades sin abusar de su tiempo o energía. A veces no es sencillo, pero es fundamental delimitar sus obligaciones para no sobre cargarles demasiado. Una cosa es que quieran ayudar y pasar tiempo con sus nietos y otra muy distinta es que acaben criándolos de forma casi exclusiva. Se merecen su tiempo y su descanso. El tiempo en la guardería permite descansar tanto a papás como a abuelos, y en nuestro catálogo online encontrarás diferentes accesorios de guardería con todo lo imprescindible para los más pequeños. Desde bolsitas de guardería de diferentes modelos como la bolsa guardería booo lila personalizable, hasta un fular portabebé azul para llevar al bebé siempre contigo.

– Su obligación no es la de educar, esa responsabilidad es de los padres quienes serán los encargados de poner los límites necesarios. Los distintos estilos de crianza parental deben elegirlos los padres y transmitirlos a los abuelos de forma que puedan participar de forma consistente.

– Siempre debemos tener en cuenta que ellos, nuestros mayores, tendrán sus ideas y creencias, las cuales han de ser respetadas. Sin embargo, si hay algo que choca mucho con tus propios valores, debes comunicárselo a los abuelos y ellos deben respetar también los valores que quieres transmitir a tu pequeño o pequeña.

baby wrap. fular portabebé azul

En definitiva, los abuelos y los bebés tienden a ir de la mano, metafórica y literalmente. Sin embargo, debemos ser capaces de establecer unos límites definidos, tanto para no depender de ellos de forma constante como para valernos de su sabiduría sin comprometer nuestras creencias.

¿Cómo te han podido ayudar los abuelos de tu bebé? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales! 

Fuentes:

Abuelos – Bebés y más (bebesymas.com)

Importancia abuelos bebés la huella que dejan en el alma los abus (mimuselina.com)

Suavinex Newsletter

Publicado el 26 Jul, 2023