Si has tenido hace poco un bebé puede que algún familiar o amigo te haya hablado del ruido blanco y de cómo puede ayudarte a relajar o dormir a tu bebé. En momentos de llanto o de falta de sueño, toda ayuda es poca para unos recién estrenados papás.

¿Qué es el ruido blanco?

Se trata de una señal que contiene todas las frecuencias y a la misma potencia, es un sonido de gráfica plana. Esa especial característica consigue enmascarar el resto de sonidos o ruidos que puede alertar, asustar o inquietar a un bebé. Las bondades del ruido blanco no sólo pueden disfrutarlas los más pequeños, sino cualquier miembro de la familia.

Algo tan sencillo puede resultar un gran aliado a la hora de relajar y dormir al bebé en esas primeras semanas donde los padres están en pleno proceso de adaptación al chiquitín, a sus rutinas y necesidades.

¿Dónde encontramos ruido blanco?

Los electrodomésticos de casa (lavadora, campana extractora, lavavajillas) suelen producirlo, la televisión, por ejemplo, cuando no está programada en ningún canal y aparece con la pantalla en gris. Y si no tienes nada a mano en ese momento prueba a pinchar en este enlace, ¿notas que tu bebé se calma?

No se sabe la causa exacta por la que el ruido blanco provoca ese efecto relajante, por un lado se piensa que la ausencia de ruido, el sonido monótono, permite que el cerebro se relaje, desconecte y se duerma. Por otro lado hay quien indica que ese sonido es similar a lo que los bebés escuchan en el vientre materno.

Si tu bebé llora y necesitas ayuda, puedes recurrir a poner la lavadora, a vídeos de larga duración monótonos o incluso a alguna app que tendrás a golpe de móvil. ¿Estás dispuesto a probar si el truco funciona?

¿Conocías el ruido blanco?, ¿lo has probado con tu bebé? Y lo más importante, ¿te ha funcionado? ¡Cuéntanos tu experiencia!