Glosario

¿Cómo quitar el mal olor a los biberones de mi bebé?

Cómo quitar el mal olor a los biberones

Los biberones de los bebés son herramientas importantísimas a la hora de alimentar al pequeñín de la casa. A no ser que la mamá esté presente todo el tiempo durante los primeros seis meses de vida del recién nacido o neonato para ofrecer una lactancia materna exclusiva y a demanda, es probable que tengáis que echar mano de un biberón de vez en cuando.

Opciones como la lactancia diferida y la lactancia mixta permiten que el papá y otros familiares puedan compartir también el momento de alimentar al bebé, al mismo tiempo que dan a la mamá algunos momentos de descanso.

Por supuesto, la inmensa mayoría de mamás y papás son conscientes de lo importante que es limpiar los biberones del bebé correctamente, utilizando un detergente para biberones, y garantizar que estén limpios. Pero, a veces, por más que los limpiemos, hay algo que no logramos eliminar: El mal olor.

Hoy vamos a explicarte por qué huele mal y cómo quitar el mal olor de los biberones.

¿Por qué huele mal el biberón del bebé?

Esta es una pregunta normal, sobre todo si los estás limpiando correctamente con un cepillo limpiabiberón duo de Suavinex y empleando un esterilizadores de biberones y chupetes con la frecuencia recomendada.

En Suavinex puedes encontrar tanto esterilizador eléctrico como esterilizador de microondas.

esterilizador de microondas suavinex

Es habitual que el olor a leche se quede pegado al biberón y no desaparezca por mucho que lo laves. Dependiendo de los tipos de tetinas para biberón que emplees, el olor se pegará más o menos.

En el caso de las tetinas de látex, por ejemplo, los olores e incluso colores, tienden a pegarse más y son más complicados de eliminar. Esto se debe a que el látex es un material poroso. Las partículas de leche se van acumulando en los poros del material y, con el tiempo, producen ese mal olor.

Si utilizas biberones con tetinas de silicona, notarás que estas no pierden su forma ni color y que los olores no son tan persistentes. No obstante, aún así es necesario sustituir estas tetinas de forma periódica.

Cuando se trata del recipiente del biberón, el material de fabricación también juega su parte en la retención de malos olores y su eliminación. Los biberones de vidrio son mucho menos porosos, por lo que los olores no se pegan tanto como puede suceder con un biberón de plástico, que es más poroso y se desgasta con mayor rapidez cuando se somete a calor frecuente.

Que el biberón huela mal no significa que esté sucio. Sin embargo, es posible que el mal olor cause rechazo en tu bebé y que se niegue a tomar el biberón si percibe un olor desagradable.

¿Cómo quitar el mal olor de los biberones? Te lo explicamos a continuación.

¿Cómo quitar el mal olor a los biberones?

Si quieres quitar el mal olor a los biberones, hay algunos trucos caseros que funcionan muy bien y que te vamos a explicar:

Quitar el mal olor del biberón con limón y bicarbonato

Sigue estos pasos si quieres quitar el mal olor de los biberones de forma eficaz.

Pack de 3 Botellas de Detergente de 500 ml para Biberones y Tetinas

  • En segundo lugar, llena de agua una palangana u otro recipiente profundo en el que quepan todos los biberones a los que quieres quitar el mal olor.
  • En esta palangana, mezcla el zumo fresco de un limón y una cucharada de bicarbonato de sodio.
  • Sumerge los biberones en esta mezcla y déjalos a remojo durante toda la noche.
  • Al día siguiente, retira la mezcla, vuelve a limpiarlos con el detergente y déjalos secar al aire en un escurrebiberones.

escurrebiberones suavinex

Quitar el mal olor a los biberones con vinagre

Este truco es muy similar al anterior. Tienes que mezclar tres partes de agua templada con una parte de vinagre blanco en un recipiente profundo y sumergir los biberones en la mezcla.

En este caso, también es necesario dejarlos empaparse en la solución de vinagre durante toda la noche y enjuagar los biberones al día siguiente con tu detergente para biberones.

Es posible que el olor del vinagre persista durante unos minutos, por eso no es recomendable emplear este truco con un biberón que vayas a necesitar inmediatamente. Sin embargo, al cabo de un rato, el olor desparecerá del todo.

Congelar los biberones durante la noche

Si metes los biberones al congelador, sin un recipiente ni bolsa que los cubra, después de haberlos limpiado y esterilizado adecuadamente, las bacterias se congelarán y no producirán malos olores. Además, las bajas temperaturas contraen el material de fabricación, así que tus biberones retendrán menos moléculas de leche.

Quitar el mal olor del biberón con carbón activo

Para este método vas a necesitar emplear varios días. El carbón activo puedes conseguirlo en cápsulas en cualquier herboristería. Llena el biberón de agua y échale el contenido de un par de cápsulas. Cierra la tapa y agítalo bien para que se mezcle.

Tendrás que dejar el biberón reposar con esta mezcla durante tres o cuatro días. El carbón activo es reconocido por sus capacidades de absorber moléculas y suciedad. Se emplea a menudo para fabricar pasta de dientes blanqueadora e incluso como complemento alimenticio para aliviar gases por lo que no debes preocuparte, no es tóxico.

Eso sí, cuando retires la mezcla, limpia bien el biberón con el detergente y acláralo con abundante agua, para que no queden restos.

Estos procesos deberían eliminar cualquier mal olor que se haya pegado al biberón. Cabe la posibilidad de que sigas percibiendo algún aroma, pero no te obsesiones si no es muy fuerte. Si tu bebé no se queja, no tiene por qué suponer un problema.

Esperamos que estos trucos te resulten útiles. Si a pesar de todos los intentos, no logras quitar el mal olor de los biberones, es posible que haya llegado el momento de cambiar el biberón.

Fuentes:

¡Adiós al mal olor de los biberones! – Me Lo Dijo Lola

Cómo limpiar biberones que huelan a leche descompuesta – Wiki How

Suavinex Newsletter

Publicado el 20 Dic, 2022