La lactancia materna es una experiencia única para cada mamá que fortalece el vínculo entre ella y el bebé.

Pero, ¿qué pasa si tienes pezones planos o invertidos? ¿Puedes disfrutar de la lactancia igualmente? Hay que tener en cuenta que pueden desarrollarse problemas con el pecho durante las diferentes etapas de ser mamá.

Te lo explicamos todo aquí para que no tengas ninguna duda.

¿Que son los pezones planos o invertidos?

Los pezones, igual que los pechos y que las mujeres, pueden presentar una gran variedad de formas, tamaños y colores.

Por lo general, el pezón sobresale hacia fuera cuando el tacto, la succión o la temperatura lo estimulan. Sin embargo, hay un alto porcentaje de mujeres (aproximadamente un 10%) a las que esto no les sucede.

Se denominan pezones planos a aquellos que, tras una estimulación de cualquier tipo, no sobresalen de la areola. De la misma forma, si el pezón se retrae hacia el interior en lugar de sobresalir, se le llama pezón invertido.

Esto se debe a que este tipo de pezones tienen ligamentos más cortos de lo normal, por lo que no logran sobresalir de la areola ni siquiera cuando son estimulados.

En el día a día normal, los pezones planos o invertidos no presentan ningún problema. Sin embargo, a muchas mujeres les preocupa que afecten a su capacidad para alimentar a sus bebés durante el periodo de lactancia materna, ya sea lactancia mixta o lactancia diferida.

¿Cómo sé si tengo pezones planos o invertidos?

Si tienes dudas o nunca antes te lo habías planteado, utilizando una técnica de lo más sencilla puedes averiguar si tienes los pezones planos o invertidos rápidamente.

Consiste en apretar con suavidad la areola entre el dedo pulgar e índice.

Enseguida notarás si el pezón empieza a extenderse hacia fuera o si se retrae hacia dentro.

¿La lactancia con pezones planos o invertidos es posible?

Esto es lo que más preocupa a las futuras mamás que tienen este tipo de pezones. Algunas renuncian a la lactancia materna porque creen que la forma del pezón es un impedimento para amamantar.

Sin embargo, estamos aquí para decirte que la lactancia con pezones planos o invertidos es perfectamente posible. Aunque es cierto que puedes encontrarte con algunas dificultades que no tendrías en otra situación, basta con aplicar algunas técnicas y consejos para disfrutar de la lactancia materna con plenitud.

Para empezar, debes tener en cuenta que es posible que tu pezón deje ser plano conforme el día del parto se vaya acercando. Tu cuerpo sigue cambiando hasta el final del tercer trimestre de embarazo así que no tiene sentido preocuparse antes de tiempo.

Si tus pezones no sobresalen después de dar a luz, también cabe la posibilidad de que la succión de tu bebé sea suficiente para extender el pezón hacia fuera.

E incluso si ninguna de estas opciones sucede, la lactancia con pezones planos o invertidos sigue siendo factible.

Lactancia con pezones planos o invertidos

A continuación, vamos a darte algunos consejos, trucos y técnicas para que puedas disfrutar de los beneficios de la lactancia materna sin preocupaciones, con independencia de la forma de tus pezones.

El principal problema que puede surgir de tener pezones invertidos o planos es que no lleguen a estimular el paladar del bebé. Esto hace que no se inicie el reflejo de succión y que tu bebé tenga problemas para agarrarse al pecho, especialmente durante las primeras semanas en las que su boca es muy chiquitina.

Para solucionar esta dificultad, hay algunos trucos que puedes probar:

  • Inicia la lactancia cuanto antes: Esto está recomendado en todos los casos, pero es especialmente útil cuando tienes los pezones planos o invertidos. El reflejo de succión está especialmente activo en tu bebé durante las dos primeras horas tras el nacimiento. Iniciar la lactancia en ese momento, es muy recomendable.
  • Formadores de pezones: Se trata de un accesorio que puedes empezar a llevar a partir de la semana 32 de embarazo, diseñado para dar forma a tu pezón. Su uso es gradual y debe estar supervisado por tu ginecólogo puesto que la estimulación de los pezones puede provocar contracciones. También pueden utilizarse una vez ha nacido el bebé, utilizando entre 30 minutos y una hora antes de amamantar.
  • Comprimir el pezón: Antes de cada toma, puedes apretar tu pecho con suavidad por debajo de la areola para estimular el pezón y hacer que salga hacia fuera.
  • Extraer leche previamente: Puedes utilizar extractores de leche o la mano para extraer un poco de leche antes de cada toma y que el pezón ya esté un poco extendido antes de ofrecérselo a tu bebé.
  • Estimulación fría: Con un cubito de hielo o una compresa fría, puedes estimular el pezón previamente a la toma. El frío tiende a poner los pezones erectos.
  • Pezoneras: No se recomienda utilizarlas más que a corto plazo y también es recomendable que su uso esté supervisado por un especialista. Se trata de un accesorio en forma de pezón que se coloca sobre el pezón real, con orificios que permiten el paso de la leche y que estimulan el paladar del bebé. En Suavinex disponemos de pezoneras de silicona 2 uds que se acoplan perfectamente al seno facilitando el agarre y la succión del recién nacido.

extractor leche materna zero zeroTen en cuenta que, si hay un buen agarre en la lactancia, el bebé no mama del pezón sino de la areola. Así que la dificultad está en conseguir ese agarre y esa estimulación de la succión.

En cualquier caso, tengan la forma que tengan tus pezones, la lactancia materna siempre será la más indicada para tu bebé.

Cómo cuidar los pezones planos o invertidos en la lactancia

El cuidado del pecho es muy importante desde el primer trimestre de embarazo. Sin llegar a estimular demasiado los pezones, es importante utilizar cremas ricas en Vitamina E. La rosa mosqueta también es un ingrediente que favorece la hidratación y la cicatrización, previniendo las grietas y las estrías.

Durante la lactancia con pezones planos o invertidos una higiene correcta del pecho y una buena hidratación son claves para que no aparezcan dolorosas grietas en el pezón.

Puedes utilizar la Crema para pezón en lactancia 20ml de Suavinex, que está especialmente diseñada para este bonito periodo de tu vida. Con ella evitarás que los pezones se resequen y aliviarás la sensibilidad de tu pecho. Lo mejor es que no es necesario lavar el pezón antes de las tomas porque la crema contiene solo ingredientes 100% seguros para tu pequeñín.

crema para pezon en lactancia 20 ml

La puedes encontrar en la Canastilla regalo Cuidados para mamá, especial post-embarazo, junto con otros productos imprescindibles para esta etapa.

Canastilla regalo Cuidados para mamá, especial post-embarazo

En definitiva, la lactancia con pezones planos o invertidos es posible. Si tienes dificultades puedes consultar un especialista o seguir algunos de los trucos y recomendaciones que te hemos propuesto.

La forma de tu pezón no te impedirá disfrutar de este momento con tu bebé.

 

Fuentes:

Posición de agarre y pezones planos – Lactancia sin dolor

Pezones planos o invertidos, ¿obstáculo para la lactancia materna? – Hospital Ruber. Unidad de la Mujer

Dar el pecho con pezones planos, invertidos o con piercings – Medela

 

Suavinex Newsletter