¡Ah! Tus últimas navidades antes de ser mamá. Especialmente si eres mamá primeriza seguramente estés tan emocionada como preocupada por estas fechas.

Todas las comidas familiares, los ratos de estar de pie, los de largos periodos de estar sentada, los olores, las comidas, el estrés de prepararlo todo…

Si estás embarazada en Navidad, estas fiestas serán muy especiales y aunque vas a poder disfrutarlas igualmente, también conviene tomar algunas precauciones para asegurar que todo va a las mil maravillas.

Ideas para decorar la mesa en Navidad10 consejos para embarazadas en Navidad

Atención a las comidas navideñas:

Sin duda está será una de tus principales preocupaciones si estás embarazada en navidad. La alimentación en el embarazo es muy importante y algunos alimentos típicos de Navidad será mejor evitarlos: pescado crudo, carnes poco hechas, ahumados o marinados, quesos no pasteurizados y embutidos. Todos ellos son alimentos que rondarán por las mesas navideñas, pero de los que tienes que mantenerte alejada.

Opta por alternativas como los asados de pescado y carnes magras. Estos son una apuesta segura, y tienen muchos acompañamientos saludables y seguros para ti: verduras cocinadas, ensaladas bien lavadas o marisco cocido. Vigilando las cantidades y con este menú las cenas y comidas serán perfectas.

Postres y dulces:

No seremos nosotras las que neguemos un antojo a una mujer embaraza en Navidad. Entendemos que el turrón, los polvorones y demás dulces típicos de estas fechas son una gran tentación, no sólo para una persona embarazada. Sin embargo, la moderación es la mejor política en estos casos. Controla que tus niveles de azúcar son los adecuados y algún trocito no te hará ningún daño.

En caso de que no puedas tomar azúcar recuerda que está la opción de dulces especiales para personas diabéticas que no tienen azúcar. Si no puedes resistirte, te permitirán no quedarte con las ganas.

Además de los irresistibles turrones recuerda que hay postres muy típicos y más saludables: piña, macedonia de frutas, gelatina de frutas. Sorprende a la familia y lleva tú el postre.

¿Un brindis?

Desde luego que sí, no hay momento más digno de un brindis que esperar un nuevo miembro de la familia. Eso sí, con bebidas sin alcohol. Todo cuidado de nuestro bebé es poco y las consecuencias del alcohol durante el embarazo son sobradamente conocidas. El champán mejor para el próximo año.

Aunque no tienen alcohol, las bebidas gaseosas pueden jugarnos una mala pasada y provocarnos molestias digestivas, algo muy habitual durante el embarazo. Mejor evitarlas.

Si en la reunión familiar hay fumadores, siempre podemos pedirles educadamente que fumen en otra habitación. Mejor mantenerse alejada de los humos del tabaco.

Guapa y embarazada en Navidad

¡Faltaría más! En ocasiones, el cóctel de hormonas del embarazo, unido al inevitable aumento de peso, hace que una mujer embaraza pueda sufrir una bajada de autoestima. Si a esto le unimos las restricciones de alimentación durante las comidas navideñas, es normal que te sientas un poco peor.

Precisamente por eso, aprovechar para buscar un modelito precioso que además permita lucir esa espléndida barriguita es indispensable. Te hará sentir mucho mejor. Pero asegúrate de que no sea ropa apretada. Opta por ropa cómoda y zapatos con poco tacón que te permitan moverte con facilidad y sin preocupaciones. Algunos modelos de premamá son verdaderamente preciosos y te harán sentir la más bella de la fiesta.

No trasnoches en exceso

Sea cual sea la fase del embarazo que estés viviendo, ¡necesitas descansar! Es mejor tomárselo con calma esta vez, compartir con la familia y los amigos esos días especiales, pero sin excesos. Ya lo dice el refrán: “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. Además, seguro que tus familiares y amigos comprenderán que tengas que retirarte antes.

prevenir hemorroides en el embarazo haciendo deporteNo dejes de hacer ejercicio estos días

Aunque nos portemos bien siempre se comete algún que otro exceso. Recuerda que hacer ejercicio en el embarazo es muy importante. Sal a caminar cada día, eso sí, ¡bien abrigadita!

Si tienes planeado algún viaje, consulta antes con tu médico. Siempre dependerá de la distancia, el medio de transporte y el momento de tu gestación.

Evita el estrés en el embarazo esta Navidad

Si normalmente eres tú la que se encarga de organizar las cenas, las comidas y las visitas, este año déjalo en manos de otras personas. Si estás embaraza en Navidad, debes evitar el estrés a toda costa y las preparaciones navideñas pueden ser fuente de muchos nervios.

Este año, que se encarguen otras personas y tú limítate a aparecer y cautivar todas las miradas y atenciones.

 

Mamás expertas, ¿algún consejo más que podamos añadir? Disfrutad de las fiestas y contadnos cómo habéis vivido estos días mágicos. ¡Feliz Navidad!