Glosario

¿Qué son y para qué sirven los monitores en el embarazo?

qué son los monitores en el embarazo

Si hay una frase que se repite al final del embarazo, además de “no puedo dormir”, es “voy a monitores”. Esta es la cita que marca el final, la que te acerca a conocer a tu bebé. Pero ahora, que todavía no has pasado por ese momento, quizá te preguntes qué son los monitores en el embarazo y cuál es su función.  Para dar respuesta a tus dudas te traemos un artículo con todo lo que necesitas saber.

¿Qué son los monitores en el embarazo?

qué son los monitores en el embarazo

Los monitores en el embarazo son un método de diagnóstico con el que se comprueba el estado del bebé. A través de la monitorización fetal se puede saber la vitalidad y la oxigenación del bebé. También se puede comprobar si el trabajo de parto está comenzando o si hay amenaza de parto prematuro. Además, ofrecen información acerca de la presión del útero. 

La prueba está controlada por la matrona o el ginecólogo. Se suele recomendar que vayas bien desayunada, para favorecer que el bebé esté activo. No es una prueba invasiva, aunque puede resultarte un poco pesado permanecer tumbada durante los 30 minutos (aprox.) que dura. Si el bebé no se mueve, la prueba se alarga un poco más.

¿Cuáles son los tipos de monitores en el embarazo?

Hay dos tipos de monitorización fetal:

  • La monitorización fetal externa. Se realiza en el último mes de embarazo para controlar la frecuencia cardíaca del bebé, con una sonda Doppler, similar al de las ecografías, y la presión uterina de la madre con otra sonda. Ambas se sostienen con unas cintas que tienen unos electrodos para ello. La información que arrojan ambas sondas se puede ver en una pantallas y, también, se plasma en un papel.
  • Monitorización fetal interna, se utiliza durante el control dentro del parto. Solo puede hacerse si la madre ha roto aguas y ha borrado el cuello del útero. Se hace con un electrodo que se coloca en la cabeza del bebé. Puede resultar más cómodo que el anterior porque permite el movimiento. qué son los monitores en el embarazo

¿Cuándo se realizan los monitores en el embarazo?

La primera cita de monitores tiene lugar una vez que se ha cumplido la semana 37 del embarazo. A partir de entonces, se cerrará una cita cada semana hasta la semana 40. Si la mujer embarazada llega a esta semana, los monitores se repiten hasta el parto cada 3 o 4 días.

También es posible que los monitores fetales se realicen en la primera etapa del parto, de forma que se pueda la evolución del bebé. Esto que, a priori, puede aportar tranquilidad, tiene sus inconvenientes. Para poder monitorizar a la madre de forma correcta, ha de estar tumbada, lo que puede ralentizar el trabajo de parto. ¿Por qué? Esta postura no facilita el descenso del bebé  por el canal de parto y tampoco favorece el borrado del cuello del útero. Para evitarlo, se recomienda que el control con los monitores no sea continua y se facilite la deambulación. En los partos poco medicalizados, el movimiento se ha demostrado como un método eficaz para aliviar el dolor, además de ayudar en el avance del nacimiento del bebé. Si estás ya pensando en cómo recibirás a tu pequeño desde Suavinex te recomendamos un gran welcome baby! con nuestra Canastilla Bebé Regalo Bonhomia Rosa con biberones.

canastilla-bebe-regalo-bonhomia-rosa-biberones

¿Conocías en qué consistían? ¿Ya los has pasado en algún embarazo?

Fuentes:

Monitorización fetal: cuándo y cómo se realiza. EGOM

Qué son los monitores. Bebés y Más

La monitorización fetal antes del parto, para qué sirve. Bebés y Más

En qué consisten los monitores del final de embarazo. Club Familias

Suavinex Newsletter

Publicado el 04 Ago, 2020

Suscríbete a nuestra Newsletter y podras:

  • Conocer las últimas novedades y lanzamientos de productos.
  • Disfrutar de ofertas exclusivas

QUIERO SUSCRIBIRME