El canal de parto es un túnel óseo curvado por el que el bebé saldrá al exterior. Está compuesto por tres partes:

  • El estrecho superior: va del sacro hasta el pubis. Cuando se dice que el bebé está encajado es porque se ha colocado aquí. Para poder atravesarlo, el bebé deberá girar la cabeza hacia la derecha.
  • Estrecho medio: viene a continuación y en él se encuentran las espinas ciáticas. Es aún más estrecho que el anterior. Para atravesarlo, el bebé deberá mirar de frente al sacro.
  • Estrecho inferior: es la zona más baja, en la que se encuentran los isquiones. Aquí se produce la llamada coronación.

Para facilitar el viaje del bebé por el canal de parto lo mejor es asistir a las clases de preparación al parto. Hacerlo facilita la toma de conciencia sobre el propio cuerpo, además, de aprender cómo hay que mover la pelvis y aprender a empujar de forma más efectiva.