Llega la Navidad, una de las épocas más bonitas del año, sobre todo si hay niños en casa. Es entonces cuando la luz y la magia de estos días adquiere un significado muy especial. Pero los niños también tienen vacaciones, y son muchos días los que van a estar en casa, así que a los padres se nos tienen que ocurrir mil ideas para entretenerlos. Uno de esos planes con niños en Navidad que se puede hacer es cocinar con ellos. Es una ocasión idónea para pasarlo bien y, al mismo tiempo, aprender un montón de destrezas.

Cómo cocinar un menú navideño con un niño (o varios)

Cocinar es una actividad que a los niños les gusta mucho porque implica utilizar las manos y pasarlo bien mezclando ingredientes que van cambiando sus formas y colores. Pero también puede ser muy frustrante (y un poco peligroso) si no te preparas bien.

  • Antes de nada, piensa en las recetas que podéis hacer. Elige recetas sencillas y divertidas y después dales a elegir a tus hijos. Así, participarán en el proceso desde el principio.
  • Si no tenéis los ingredientes, podéis ir a hacer la compra todos juntos. Que te ayuden a hacer la lista de los ingredientes necesarios y te acompañen al supermercado, así también van interiorizando responsabilidades.
  • Antes de poneros manos a la masa, revisa la cocina para identificar posibles peligros. Nada de cuchillos, ni tijeras ni objetos pesados o que puedan quemar. Por supuesto, todos los enchufes deben estar cubiertos.
  • Preparad bien todos los ingredientes y accesorios que vayáis a necesitar. Esto enseña a los peques previsión y organización y a ti te permite tener la tranquilidad de que no tendrás que apartar tu atención de los niños en ningún momento.
  • Ahora que ya está todo listo, vas a tener que ejercer la paciencia. Una de las partes más divertidas de la cocina, es precisamente la posibilidad de ponerse perdido. Los niños y niñas más pequeños, no solo encontrarán fascinantes las distintas texturas, sino que además no tienen mucha coordinación. Intenta pensar que los ingredientes se pueden reponer, la ropa y los cuerpos se pueden lavar y la cocina se puede limpiar. No te enfades si cometen un error, se les cae algo o se llenan de manchas hasta la coronilla.

Recetas para un menú navideño infantil

Guirnaldas de palomitas

Tan sólo tenemos que hacer las palomitas. Para que puedan hacerlas ellos valen las de microondas, una vez hechas vamos ensartando una tras otra con una aguja en un hilo gordo de lana o hilo de bramante. Podemos hacer las tiras tan largas como queráis, luego sólo nos quedará ponerlas en el árbol. Si son muy pequeños pueden ir pegándolas en una tira de cinta adhesiva o puedes hilarlas tú y dejar que ellos te las vayan pasando una a una.

Galletas de cristal

Para esta receta necesitamos mezclar en un cuenco grande 250 gr de harina, 100 gr de azúcar, un huevo y 125 gr de mantequilla (debe estar blanda). Amasamos bien con las manos -a los niños les encanta esta parte-, cuando tengamos una masa homogénea tapamos con papel film y guardamos en la nevera una hora. Pasado el tiempo estiramos con un rodillo y cortamos las galletas con cortadores de las formas que más nos gusten: corazones, campanas, estrellas… En el centro con un cortador más pequeño o con un tapón cortamos un agujero central. Ponemos las galletas en la bandeja del horno, sobre un papel vegetal, en el hueco central ponemos un caramelo (si son muy grandes, medio) y con una pajita hacemos un pequeño agujero en la parte superior. Metemos las galletas en el horno a 180º C unos 10 minutos o hasta que los bordes empiecen a dorarse y dejamos enfriar.

Por el agujero superior introducimos una cinta y ¡listas para adornar nuestro árbol! Si es que llega, porque no hay nada mejor para un menú navideño infantil que unas galletas de cristal.

Receta de galletas para bebés a partir de 1 año

Esta receta es perfecta para hacer si tienes un bebé de uno o dos años. Como pinche no valdrá mucho, pero disfrutará enormemente viendo cómo cocinas y colaborando en lo que pueda. Y, si tiene hermanitos o hermanitas mayores, seguro que les encantará ayudarte a preparar este postre especial para el chiquitín.

En un robot de cocina como el robot de cocina infantil Suavinex, pica una zanahoria pelada y troceada y una manzana pelada y descorazonada. Después, añades un plátano junto con dos cucharadas de aceite y un huevo y lo mezclas todo junto.

robot de cocina infantil suavinex

El siguiente paso es añadir 100g de copos de avena, 230g de harina integral, una pizca de levadura y una cucharadita de canela y volver a mezclar todo hasta que quede una masa homogénea con la que preparar las galletas.

Puedes emplear una cuchara de helado para ir colocando la masa sobre una bandeja y aplastar cada montículo de masa con el dorso de una cuchara mojada.

Deben quedarse con un centímetro y medio aproximadamente, de grosor. Finalmente, se hornean a 180º durante 10 o 15 minutos.

Receta de bizcochos de frambuesa

Si tienes un bebé o infante que no puede tomar leche, huevo o ninguna de las dos cosas, esta receta de bizcochos de frambuesa es perfecta para preparar un postre idóneo para un menú navideño infantil.

Nuevamente, es muy fácil hacer esta receta con tu robot de cocina de Suavinex. Tendrás que introducir 2 plátanos a trocos en el robot de cocina junto con 200g de puré de la fruta que más le guste a tu peque (manzana, pera, melocotón, albaricoque…). Puedes conseguir este puré comprado o hacerlo en casa cociendo al vapor la fruta elegida y después triturándola y esperando a que se enfríe.

Después de mezclar el pure y los plátanos, añade 190g de harina integral y una cucharita de bicarbonato y vuelve a mezclar bien hasta conseguir una pasta homogénea. 100g de frambuesas.

Más adelante, añade las frambuesas bien lavadas y tritúralas junto con la masa antes de repartir toda la mezcla en los moldes engrasados que prefieras. Recuerda que hay que esterilizar los moldes antes de utilizarlos.

Finalmente, hornéalo todo a 180º con calor arriba y abajo hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.

Ya tienes unos bizcochitos perfectos para postre de un menú navideño infantil o para la merienda, y ¡sin azúcar añadido, ni huevo, ni leche!

Batido de leche y frutas

Como tanto trabajo seguro que nos ha dado hambre, vamos a preparar la merienda. Tan solo tenemos que mezclar en la batidora: 1 plátano, 1 mango, 1 yogur, 1 vaso de leche, un poco de canela y, si queréis, un poco de azúcar.

Acompañaremos el batido con unos deliciosos y divertidos sándwiches navideños. Para prepararlos necesitamos pan de molde y unos cortadores (los de las galletas). Untamos una rebanada de pan de molde con lo que más os guste, paté, crema de chocolate o mermelada. A la otra rebanada le cortamos la parte central con un cortador, tan sólo nos queda unir las dos partes. Fácil, ¿verdad?

 

Y después de cocinar, tenéis diferentes ideas para decorar la mesa en Navidad juntos, y por la vajilla infantil no te preocupes, la Vajilla aprendizaje Hygge verde mint está pensada para facilitar la alimentación del bebé. ¡Toda una ayuda para aprender a comer solito!

Vajilla aprendizaje Hygge verde mint

Además, con el asiento elevador portátil para bebé rosa no tendrás problema para que tu bebé coma con vosotros en la mesa. Si es tu primera Navidad con bebé puede ser un regalo original de Navidad, y sobre todo útil.

Asiento Elevador Portátil para Bebé. Rosa

 

¡A la cocina!

 

Fuentes:

9 consejos para cocinar con niños – Educo.org

 

Suavinex Newsletter