• baby

CONSEJOS

Preguntas de madres que no dan el pecho

Son muchas las razones que explican el abandono, siempre doloroso para una madre, de la lactancia materna. Entre los más habituales, figuran la falta de ayuda, las informaciones confusas y contradictorias al respecto y la inexperiencia. Te mostramos algunos testimonios significativos y la opinión que tienen los expertos.

 

No hay que sentirse culpable.

No he podido dar el pecho a mi hijo porque no tenía leche, lo cual me ha dolido y ha despertado en mí un sentimiento de culpabilidad. ¿Por qué nadie dice que no se debe culpar a las madres que no pueden dar el pecho, no por capricho, sino por necesidad?

En muchos casos, cuando una mujer deja de dar el pecho a su pequeño, el problema estriba en la falta de información correcta y de ayuda competente, y no a una agalactia o falta de leche, que suele ser muy rara. Lo peor, sin embargo, es que la mujer acaba considerándose culpable, porque "siente" vagamente que algo no ha funcionado y, al no saber demasiado bien a quién atribuir la responsabilidad, se culpa a sí misma. Y esto se debe, principalmente, a la falta de una información eficiente.

En el pasado, la situación era muy distinta, pues, al entrar en la edad fértil, las mujeres ya habían tenido la oportunidad de ver cómo otras madres cuidaban a niños de todas las edades. En el contexto de una familia "amplia", se podía contar con el ejemplo para aprender el oficio de madre. Sin embargo, hoy en día, las madres procuran obtener información a través de los cursos de educación maternal, revistas y libros, cuyos mensajes, con frecuencia, no son unívocos y aumentan sus dudas.

 

Madres desatendidas.

Cuando me dieron el alta, me dijeron que enseguida se produciría la subida de la leche. Sin embargo, ya en casa, el niño lloraba, y siguió haciéndolo al día siguiente, por lo que volví al hospital, donde internaron al niño porque estaba deshidratado. ¿Por qué nadie controla y ayuda a las madres primerizas? ¿No se les podría indicar una fórmula para complementar las tetadas durante los primeros días?

Antes de recibir el alta, todas las madres deberían obtener las informaciones necesarias para evaluar si se está produciendo la subida de la leche y si el niño está en perfectas condiciones mientras la espera.

En la mayoría de los casos, la subida de la leche se produce dentro de la primera semana de vida del pequeño. No obstante, algunas veces, también puede producirse más tarde, incluso de 10 a 12 días después. También hay algunas situaciones que pueden precisar controles más exhaustivos. Hay niños a quienes les cuesta tomar el pecho debido a problemas de relación o a motivos mecánicos, como dificultad de coordinación al succionar. Otro ejemplo lo ofrecen los pequeños con reflujo gastroesofágico, que advierten malestar tras las tetadas. Frente a todas estas dificultades, hay que intentar identificar y enfrentarse a los verdaderos problemas y, después, decidirse por la leche de fórmula o el pecho.