Cuando llegan las bajas temperaturas, el ambiente en las casas tiende a secarse, debido al uso de calefacciones y a que renovamos el aire de las habitaciones con menos frecuencia. Esto puede llegar a provocar la proliferación de microorganismos causantes de infecciones respiratorias, así como irritaciones de garganta y piel.

Si llegas a casa con tu recién nacido o neonato en invierno y las condiciones ambientales de tu casa y de su habitación son secas, es recomendable que tengas un buen humidificador a mano.

Si quieres conocer más acerca de qué es un humidificador y para qué sirve, sigue leyendo, te contamos sus características e indicaciones.

Qué es un humidificador

¿Qué es un humidificador exactamente? Se trata de un pequeño electrodoméstico cuya principal función es elevar la humedad en el ambiente. Es algo especialmente importante en invierno y si vas a traer a un bebé, aún más. Las enfermedades respiratorias (como la bronquiolitis) son una constante en esa época del año y el uso del humidificador, tal como señala la Sociedad Española de Pediatría y Atención Extrahospitalaria, puede ayudar con algunas de ellas, tanto a prevenirlas como a aliviar los síntomas.

El sistema inmune de un recién nacido aún no está desarrollado del todo y su sistema respiratorio es más delicado que el de un adulto. Por lo tanto, un humidificador en la habitación del bebé es una buena herramienta que mantendrá a tu bebé en perfecto estado de salud y protegido frente a bacterias y microorganismos del ambiente.

Cómo funciona un humidificador para bebés

¿No sabes cómo funciona un humidificador? No te preocupes porque es un mecanismo muy sencillo:

El humidificador cuenta con un pequeño recipiente para agua u otros líquidos dentro de su estructura. Este contenedor hay que rellenarlo de forma periódica para que el humidificador proyecte el líquido con regularidad manteniendo así la humedad apropiada en el ambiente.

Hay diferentes tipos de humidificadores, pero la forma de expulsar es agua y aumentar la humedad del aire, es la evaporación.

Con la llegada de los bebés a casa suele llegar también el humidificador. Este pequeño electrodoméstico, cuya principal función es elevar la humedad en el ambiente, ayudará a los pequeños con algunas de sus afecciones respiratorias, especialmente en invierno.

Tipos de humidificador

¿Cuál es el mejor humidificador para bebés? Todos los humidificadores tienen una serie de características comunes, como tener un depósito de agua y la emisión de un chorro de vapor que es el que eleva la humedad en el ambiente. A partir de ahí podemos diferenciar dos tipos de humidificadores básicos:

Humidificador caliente o vaporizador

Consiste en que el agua o líquido en interior del humidificador se calienta hasta que entra en ebullición y el vapor generado se va liberando en el ambiente. Tiene la ventaja de ser mucho más silencioso que un humidificador frío. También eleva la temperatura de la habitación, lo cual puede ser una ventaja en invierno, pero una desventaja en verano. El principal inconveniente es que por la temperatura que adquiere, puede llegar a ser peligroso si se toca de forma de descuidada y provocar quemazos.

Humidificador SMART para bebés

Humidificador en Frío

Como su nombre indica, emite vapor frío. No eleva la temperatura de la habitación ni es peligroso por riesgo de quemaduras. Crean una neblina fina en la habitación que es fácil de respirar. Hay dos métodos principales para lograr el vapor: Por mecha y ventilador o por ultrasonidos. El método de los ultrasonidos es incluso más silencioso que el humidificador de vapor caliente, pero el ventilador es más ruidoso. Si emplea los ultrasonidos para la evaporación del agua es más silencioso que el caliente.

Muchos humidificadores permiten añadir al agua del depósito unas gotitas de aceites esenciales que perfuman el aire y pueden tener otras propiedades como ser relajantes o favorecer que se abran las vías respiratorias. Eso sí, antes de añadirlas al humidificador de tu bebé, consulta con el pediatra que sean seguras y que no puedan producir efectos secundarios en tu peque.

Es importante resaltar que el humidificador requiere una rutina de limpieza constante. De no hacerla, los filtros pueden acumular moho o bacterias. No se trata de una limpieza complicada, pero sí cuidadosa, enjuagando varias veces las partes en contacto con el agua y secándolas después.

Hay diferentes tipos de humidificador. El más silencioso es el que evapora el agua mediante ultrasonidos, como el de Suavinex.

Humedad perfecta para la habitación de un bebé

He aquí la pregunta más importante ¿necesita la habitación de tu bebé un humidificador? Para responder a esta pregunta hay que tener en cuenta la humedad de la habitación del bebé. Si la humedad del ambiente es inferior al 30%, entonces sí. Los niveles idóneos para la habitación de un bebé se sitúan entre el 30 y el 50% para proteger la piel del bebé y sus mucosas.

Un ambiente más húmedo del 50% tampoco es conveniente. Muchas bacterias y microbios proliferan en los ambientes húmedos. Además, un exceso de humedad en el aire también dificulta la respiración.

Si tu casa se encuentra entre el 30 y el 50% de humedad en el ambiente, no es necesario emplear un humidificador.

El humidificador en frío de Suavinex

En Suavinex hemos desarrollado el humidificador de vapor frío perfecto. Funciona mediante ultrasonidos, por lo que es muy silencioso. Tiene autonomía para ocho horas de funcionamiento, lo que facilita el descanso nocturno del bebé, y puede ser utilizado en habitaciones de hasta 15m2. Incorpora un preciso higrómetro que permite controlar en todo momento el nivel de humedad de la habitación y regular la salida del vapor.

Humidificador en frío

Para comprobar el estado de la humedad no hay más que colocar el higrómetro, que es analógico, durante una hora en la habitación. Ese es el tiempo que necesita para ajustarse a la temperatura ambiente. Es importante mantenerlo lejos de cualquier fuente de calor directo. Tampoco debe ser colocado cerca del humidificador una vez que esté funcionando, es suficiente con que estén en la misma habitación.

Y si quieres crear un ambiente idóneo, puedes optar por los mejores ambientadores para la habitación del bebé con el mismo aroma clásico de nuestra Baby Cologne.

 

¿Sabías qué es un humidificador y para qué sirve? ¿Lo has usado alguna vez para ti o para tu bebé?

 

Fuentes:

Tipos de humidificadores. Vapor frío, caliente, ultrasónicos… conócelos – Milideas

¿Cómo funciona un humidificador de aire? – El Container

Los pediatras recomiendan el uso racional de medicamentos ante la irrupción de gripes, resfriados y toses – Sociedad Española de Pediatría y Atención Extrahospitalaria

Suavinex Newsletter