Desde que tu bebé nace sientes la necesidad de tocarle y acariciarle. Es un instinto innato. Y él agradece todas y cada una de las caricias que le das. El tacto es uno de los sentidos más importantes en esta primera etapa de su vida. La piel es el órgano más grande del cuerpo y el contacto físico genera múltiples beneficios a nivel físico, como emocional o cognitivo. Por eso el masaje infantil es tan positivo: es mucho más que hidratar su piel. Y podrás manifestarles todo el amor que sientes por él. ¿Conoces cuántos tipos de masaje infantil hay? ¿Sabes cuáles son sus beneficios? Te lo contamos todo.

Tipos de masaje infantil

Las técnicas utilizadas para dar masaje infantil son diferentes según la parte del cuerpo en la que se aplique. Para darlo es importante contar con una loción hidratante masaje Suavinex, que tiene una textura ligera y es de absorción rápida, muy confortable para su piel. Así evitarás roces molestos para el bebé. Si no sabes cómo hacerlos, te contamos cuál es la forma de llevarlos a cabo.

Masajes para piernas

  • Vaciado hindú. Sujeta la pierna del bebé en alto con una mano. Cierra la otra mano alrededor de la pierna y deslízala desde la cadera hasta el tobillo. Repite varias veces alternando tus manos.
  • Vaciado sueco. Movimiento inverso al vaciado hindú, vaciando la pierna desde el tobillo hasta la cadera. Repite varias veces alternando tus manos.
  • Balanceo. Mediante un suave balanceo barre desde los muslos hasta los pies, como si tus dedos fueran una pluma.
  • Enrollar. Haz rodar la pierna entre tus manos, desde la cadera hasta el pie.
  • Movimiento integrador. Tras haber masajeado las piernas y los pies, se masajean las nalgas y, de forma suave, imitando al roce de una pluma, se “barren” las piernas y los pies con un suave balanceo. Este movimiento integra las piernas con el tronco y permite transmitir al bebé el mensaje de que se ha terminado el masaje o de que se va a pasar a otra zona.
  • Barrido. Se realiza sobre la planta del pie del bebé. De forma alternativa, se traza con los pulgares un semicírculo desde el talón hasta los dedos.

Masajes para espalda

  • Manos en reposo. Coloca tus manos sobre su espalda durante unos segundos.
  • El peine. Con la mano abierta, y los dedos separados, peina la espalda del bebé desde el cuello hasta las nalgas. Alterna las manos.

Tipos de masaje para el pecho del bebé

  • El libro. Presiona ligeramente desde el centro del pecho hacia los lados, siguiendo la caja torácica, como si quisieras aplanar las páginas de un libro. Lleva las páginas de nuevo al centro y repite.
  • El corazón. Dibuja un corazón sin levantar las manos del pecho. Lleva las manos otra vez al pecho y repite.

Masajes para el abdomen

  • Noria. Este ejercicio consiste en hacer un movimiento de “paleteo” sobre la barriguita del bebé. Es decir, poner una mano después de la otra, haciendo como si amontonaras arena hacia ti. Puedes repetir este movimiento unas seis veces.
  • Piernas dobladas. Sosteniendo las pantorrillas del bebé con las piernas juntas, presiona suavemente las rodillas sobre el vientre y mantén esta posición durante 5 segundos (más o menos). Después, deja ir las piernas suavemente y pasa las manos sobre ellas, mientras utilizas la relajación táctil, para facilitar la liberación de tensión y para que el pequeño se relaje.
  • El sol y la luna. Con las dos manos simultáneamente sobre la barriguita de nuestro bebé, realizaremos movimientos circulares y semicirculares. El procedimiento es el siguiente: la mano izquierda da vueltas en dirección a las agujas del reloj sin levantar el contacto. Cuando la izquierda llega abajo, la mano derecha realiza un semicírculo también en dirección de las agujas del reloj, realizando un movimiento que se encuadraría entre las 9 y las 6 horas.

Masajes para la cara

  • El libro. Masaje con los dedos desde el centro de la frente hacia los lados de la sien, como si aplanaras las páginas de un libro.
  • Los círculos. Masajea con las yemas de los dedos alrededor de la mandíbula. Desplázate después hacia las orejas y masajea detrás. Termina deslizándote hacia la barbilla.

Otros tipos de masaje

masaje infantil

  • Si tu bebé es estreñido puedes masajear su abdomen con aceite tibio. Con movimientos de un lado a otro activarás los órganos internos y mejorarás su digestión. Para favorecer el movimiento intestinal masajea con la palma de la mano abierta alrededor del ombligo.
  • Si tu bebé padece gases sitúa las palmas de las manos abiertas a la altura del ombligo, desliza una y después la otra hacia abajo. De este modo favorecemos que pueda eliminar los gases.
  • Para el bebé que padece cólicos, coloca tus manos sobre su abdomen y haz movimientos circulares primero con una y luego con la otra, en el sentido de las manecillas del reloj. Ayúdate de algún aceite o crema para que le resulte más agradable.
  • Si deseas estimular a tu bebé realiza movimientos suaves circulares en el sentido de las agujas del reloj en articulaciones, brazos y piernas.

Beneficios del masaje infantil

El masaje infantil tiene muchos más beneficios de los que pueden pensar a simple vista. Más allá de los que pueden resultar evidentes, que son los físicos, también tiene son beneficiosos en el plano emocional.masaje infantil

Beneficios emocionales

El contacto entre madre o padre y bebé, a través del masaje, tiene los siguientes beneficios a nivel emocional:

  • Un vínculo y apego más íntimo y fuerte. Como en los primeros momentos de la vida del bebé necesita estar más tiempo con la madre, sobre todo cuando se opta por la lactancia materna, es interesante que sea papá quien le dé el masaje.
  • Ayuda al bebé a relajarse, también a los más nerviosos o inquietos. Un sencillo masaje permitirá disminuir su estrés, si lo hubiera. Y además, está demostrado que este beneficio es mutuo, tanto para quien da el masaje como para quien lo recibe.
  • El masaje ayuda al bebé, a medida que se va desarrollando, a conocer sus límites corporales.
  • Favorece la autoestima, la seguridad y la confianza. Valores muy importantes de cara a etapas posteriores de su crecimiento.

Beneficios físicos del masaje

masaje infantilEn cuanto a los beneficios físicos del masaje infantil, son los siguientes:

  • Favorece la ganancia de peso en bebés prematuros, lo que hace que el alta se produzca más rápidamente.
  • Favorece la circulación sanguínea y linfática.
  • Ayuda al mejor desarrollo del sistema inmunológico, tan importante en esta primera etapa de sus vidas.
  • Las hormonas juegan de nuestro lado. Aumenta la producción de hormonas tan maravillosas como la oxitocina (hormona del amor) y la prolactina (encargada de la producción de leche materna).
  • Ayuda a madurar el sistema gastrointestinal, lo que implica la menor probabilidad de sufrir cólicos, fruto de la inmadurez.

¡Dale masajes!

El masaje infantil es una forma maravillosa de comunicación, que no tiene por qué estar restringida a la hora del baño. Como hemos comentado, los diferentes tipos de masaje para el bebé le pueden ayudar si tiene gases, cólicos o se encuentra inquieto. Será un momento de conexión maravilloso para los dos.

¿Has probado ya a darle masajes a tu bebé?  ¿Cuáles son tus técnicas favoritas?