Glosario

¿Qué es la hidropesía fetal y cuáles son las principales causas?

hidropesia fetal

Un embarazo es un proceso muy largo y complejo. Al fin y al cabo, se están creando y desarrollando muchísimos sistemas diferentes que tendrán que operar de una forma muy precisa después del parto.

Es común que se produzcan algunas complicaciones durante el embarazo. Algunas son más comunes, otras menos y algunas pueden corregirse con facilidad y otras, pueden acabar siendo fatales.

Hoy, en Suavinex, te contamos que es la hidropesía fetal, sus causas y sus tratamientos.

¿Qué es la hidropesía fetal?

Se conoce así a una inflamación preocupante de alguna zona del cuerpo del feto o incluso de un neonato. Esta inflamación suele ser debida a una alta retención de líquidos en una zona concreta del cuerpo, a menudo el hígado.

Se trata de una complicación que tiende a aparecer o en el segundo trimestre de embarazo o en el tercero.

¿Cuáles son las causas de hidropesía fetal?

La inflamación no es una enfermedad en sí, sino la consecuencia de otro problema diferente. La hidropesía fetal puede ser de dos tipos:

  • Hidropesía fetal inmune: Son los casos más raros y representan apenas un 10% del total de casos. Se produce cuando los tipos de sangre Rh de la madre y el bebé son incompatibles. Los anticuerpos de la madre se activan para combatir la “amenaza” y destruyen los glóbulos rojos del feto.
  • Hidropesía fetal no inmune: Estos son los casos más comunes. Suele suceder porque existe una enfermedad o trastorno que impide que el cuerpo del feto maneje y distribuya los líquidos correctamente.

Las tres causas más comunes de hidropesía fetal no inmune son trastornos de desarrollo o genéticos como el síndrome de Turner o incluso el síndrome de HELLP en casos muy graves, anemias muy graves (consecuencia de infecciones o talasemia) o enfermedades de los pulmones o cardiacas.

¿Cómo se detecta y cómo se trata?

La Hidropesía Fetal presenta una serie de síntomas que pueden detectarse en las diferentes pruebas durante en el embarazo que se llevan a cabo. Algunas de los síntomas de hidropesía pueden ser:

  • Detectar un mayor espesor de la placenta.
  • Exceso de líquido amniótico.
  • Órganos agrandados, como el corazón, hígado o bazo detectables en las ecografías en el embarazo.
  • Retención de líquidos en la zona de los pulmones, corazón o abdomen del feto que también se revela con una ecografía.

Algunas pruebas ginecológicas que detectan la hidropesía fetal son los muestreos de sangre del futuro bebé, ecografías diversas y amniocentesis.

Dependiendo de las causas de la hidropesía fetal, hay algunos tratamientos a los que se puede recurrir que mejoran las posibilidades de supervivencia del bebé. Sin embargo, hay que tener en cuenta que un diagnóstico de hidropesía fetal convierte la gestación en un embarazo de riesgo.

En el caso de la hidropesía fetal inmune, existe un medicamento en forma de inyección que evita que el sistema inmune de la madre produzca anticuerpos que ataquen a los glóbulos rojos del feto. No todas las incompatibilidades sanguíneas pueden tratarse con este medicamento, no obstante. Sólo aquellas en las que existe una incompatibilidad Rh negativo de la frente contra Rh positivo del bebé.

El tratamiento de hidropesía fetal no inmune antes del parto es muy complicado y en la mayoría de los casos, imposible. En ciertas ocasiones se puede recurrir a transfusiones de sangre intrauterinas, pero en la mayoría de los casos, será necesario inducir al parto prematuro mediante fármacos o practicar una cesárea de emergencia.

En un recién nacido, la hidropesía puede tratarse haciendo extracciones del exceso de líquido en aquellas zonas que lo presenten, principalmente pulmones y otros órganos vitales, conectando al bebé a un ventilador para que pueda respirar, administrar medicamentos contra la insuficiencia cardiaca y para fomentar la eliminación de líquidos por parte de los riñones y transfusiones de glóbulos rojos compatibles.

¿Qué consecuencias puede tener la hidropesía fetal?

La inflamación o edema grave en un feto o recién nacido es un problema muy serio que supone un alto riesgo para su supervivencia.

El exceso de líquido en los tejidos presiona y sobrecarga otros sistemas de órganos del feto, provocando que no funcionen ni se desarrollen correctamente.

El porcentaje de fetos que no sobreviven supera el 50%. En muchas ocasiones es necesario interrumpir el embarazo puesto que el feto no está lo suficientemente desarrollado como para sobrevivir por su cuenta.

Si se detecta la hidropesía fetal en el tercer trimestre de embarazo y el feto puede llegar a sobrevivir, se suele proceder al parto inducido o cesárea para aplicar los tratamientos requeridos. No obstante, los bebés que sobreviven a estos procesos, también pueden desarrollar otras complicaciones como retrasos en el desarrollo o daños cerebrales.

La hidropesía fetal no es una complicación común en el embarazo. Por norma general, tu embarazo debería desarrollarse con normalidad y sin problemas. Sin embargo, has de ser consciente de importancia de no perderte ninguna de tus citas ginecológicas y de hacerte todas las pruebas y tests necesarios para detectar estas patologías a tiempo.

Recuerda que en Suavinex encontrarás diferentes productos de cosmética para mamá pensados para cuidarte a ti y a tu bebé, como nuestra canastilla regalo cuidados para bebé y mamá.

Canastilla regalo cuidados para bebé y mamá

Fuentes:

Hydrops Fetalis – Stanford Medicine

Hidropesía fetal – Elsevier Revista Progresos de Obstetricia y Ginecología

Hidropesía fetal – Medline Plus

Suavinex Newsletter

Publicado el 02 Feb, 2023