Tras el tercer trimestre de embarazo llega el parto, el cual cuenta con diferentes fases. En el caso de un parto normal suele contar con la fase de dilatación, expulsivo y alumbramiento. Por ahora vamos a comentar todo lo relacionado con la dilatación en el parto, desde en qué consiste hasta cuantos centímetros son necesarios dilatar para empezar con la siguiente fase del parto. 

Qué es la dilatación en el parto

Como ya hemos adelantado, la dilatación en el parto es la fase del parto en el que el cuello del útero llega a alcanzar hasta los 10 centímetros. Las fibras musculares del cuello del útero se van estirando gracias a las contracciones uterinas preparto. Estas fibras se van haciendo más delgadas para favorecer la salida del bebé. 

Si tienes dudas sobre cómo saber cuando ha llegado el momento de dilatación para un parto real, tan solo debes tener en cuenta que las contracciones sean constantes y sigan el mismo ritmo. Al menos debes experimentar unas dos contracciones uterinas cada 10 minutos. Sin duda, la oxitocina es la encargada de inducir las contracciones, siendo la hormona presente en dilatación para el parto. Incluso en algunos casos en los que es necesario acelerar el proceso del parto por algún tipo de complicación, los especialistas médicos aplican oxitocina de forma artificial, provocando una dilatación mucho más rápida gracias a las hormonas del parto

Hasta que no se consigue una dilatación completa, el parto no se puede llevar a cabo. Pues es necesario que el cuello del útero haya dilatado lo suficiente para que el parto se realice sin ningún tipo de complicación. 

El cuello del útero tiene que estar borrado, o lo que es lo mismo, debe estar acortado en un 50% respecto a su longitud. El conocido como borramiento del cuello del útero ocurre cuando las contracciones van acortando el cuello uterino. En la mayoría de casos, el cuelo del útero no se borra hasta el mismo día del parto. En el momento en el que el útero ya cuente con 2 centímetros de dilatación, el borramiento del cuello del útero finalizará. 

Fases de la dilatación

Una vez que el cuello del útero ya cuenta con los 2 cm de dilatación, comienza la fase de dilatación. En función de los cm se pueden hablar de diferentes fases de dilatación, las cuales se diferencian entre:

  • Fase de dilatación latente: en esta fase se experimentan contracciones de forma irregular, pudiendo a llegar a dilatar hasta 4 centímetros.
  • Fase de dilatación activa: se trata de la fase de dilatación que abarca desde los 4 centímetros hasta los 10 centímetros de dilatación. Lo que conlleva la siguiente fase del parto, el expulsivo. 

El proceso de expansión del útero se lleva a cabo de forma progresiva, pues pueden llegar a pasar hasta 8 horas para alcanzar los 3 o 4 centímetros de dilatación. La velocidad de dilatación suele rondar una hora para la dilatación de 1 cm para las madres primerizas, así como 1,5 centímetros por hora para las madres con dos hijos o más. 

Esto también está relacionado porque una madre primeriza primero experimenta el borrado del cuello uterino y después la dilatación. Por lo que su parto puede durar fácilmente entre las 8 y las 12 horas. En cambio, en una madre con dos hijos o más, se suele producir el borrado del cuello uterino a la vez que la dilatación, lo que hace que su primera fase del parto dure menos. De manera que una madre con más hijos puede disfrutar de un parto que dure en torno a las 5 u 8 horas.

Algo a tener en cuenta es que, si quieres anestesia epidural para disfrutar de una dilatación y parto sin dolor, el momento en el que se puede administrar es desde un determinado grado de dilatación del cuello uterino, en torno a los 3 o 4 centímetros. Además, se puede poner la epidural hasta que la dilación llegue a los 8 centímetros, siendo esta medición el límite para poder administrar la anestesia epidural.

Cómo se mide la dilación en el parto

La dilatación del útero en el parto se mide a través de las exploraciones vaginales o tactos que lleva a cabo la matrona o la ginecóloga. 

Durante la fase de dilatación activa se suele contar con una dilatación del primer centímetro hasta alcanzar los 10 centímetros. En todo momento, el equipo de médicos estará constantemente observando hasta que alcances los centímetros necesarios para comenzar la fase de expulsión. 

Además, en el caso de suceder cualquier complicación, también existe la posibilidad que el equipo médico opte por provocar el parto o inducir la hormona que induce a las contracciones para que la fase de dilatación sea mucho más rápida. Todo dependerá del caso y del tipo de parto. 

Ejercicios de dilatación para el parto

Al final de la etapa del embarazo, sobre todo en las últimas semanas de embarazo, es recomendable salir a caminar, subir y bajar escaleras, hacer sentadillas, sentarse en cuclillas…. Pues este tipo de ejercicios permite el descenso del bebé en la posición adecuada que ayude al borramiento del cuello uterino en el momento del comienzo del parto. 

Para provocar la dilatación unos de los mejores ejercicios es salir a andar, bajar escaleras y ponerse de cuclillas. Pues cuando la cabeza del bebé hace presión sobre el cuello del útero también se está estimulando la oxitocina, hormona que induce las contracciones del parto.

Otro de los métodos para lograr una dilatación natural es mantener relaciones sexuales con frecuencia. 

¿Conocías las diferentes fases de la dilatación en el parto y cómo se puede provocar?

Fuentes:

El parto: cómo saber si ha empezado la dilatación – Natalben

Parto: siete claves sobre la dilatación – Cuidateplus

Dilatación: «¿Cuánto dura?», «¿Cuántos centímetros por hora…?» – Natalben