Glosario

¿Qué es el crecimiento intrauterino restringido?

La gestación de un bebé es un proceso largo y complicado en el que intervienen muchísimos factores. Por este motivo se realizan numerosas pruebas durante el embarazo y los profesionales médicos monitorizan de forma periódica el desarrollo y bien estar del bebé y la futura mamá.

Uno de los problemas que pueden surgir es el crecimiento intrauterino restringido. Te contamos todo lo que debes saber acerca de esta anomalía en el embarazo, sus causas y las posibles consecuencias.

¿Qué es el crecimiento intrauterino restringido?

Se habla de crecimiento intrauterino restringido cuando el ginecólogo detecta que el feto no está creciendo de acuerdo con el ritmo esperado. El tamaño del bebé es inferior al que corresponde a la etapa de gestación en la que se encuentra o, lo que es lo mismo, es demasiado pequeño para su “edad gestacional”.

El crecimiento intrauterino restringido puede clasificarse en dos tipos distintos dependiendo de cómo se presente:

  • Restricción del Crecimiento Intrauterino Simétrica: El cuerpo del bebé es demasiado pequeño de forma generalizada. Ninguna de las partes de su cuerpo es desproporcionada, simplemente no alcanzar el tamaño esperado.
  • Crecimiento Intrauterino Restringido Asimétrico: Se da cuando el cuerpo del feto no tiene el tamaño de su edad gestacional pero sí lo tienen el cerebro y la cabeza.

¿Qué causa la restricción del crecimiento intrauterino?

Las razones por las que se puede dar el crecimiento intrauterino restringido son muy variadas pero la más común tiene que ver con la alimentación del feto. En muchos casos, el problema está en que o bien la placenta o bien el cordón umbilical (o, quizá, ambos) no están transmitiendo los nutrientes necesarios y en cantidad suficiente para el futuro bebé crezca y se desarrolle de forma correcta.

Esta malnutrición tiene como resultado un menor tamaño del feto. La preeclampsia o eclampsia también pueden ser motivos por los que el bebé no recibe el alimento necesario.

Otros factores de riesgo pueden ser:

  • Si estas embarazada y eres fumadora o consumes alcohol o drogas.
  • Sufrir infecciones como la sífilis, la rubéola en el embarazo, o la toxoplasmosis entre otras.
  • Tomar medicaciones contra las convulsiones.
  • Padecer algunas afecciones como hipertensión, anemia, problemas de coagulación, lupus, etc.
  • El bebé sufre algún trastorno congénito o malformación genética.
  • Un embarazo múltiple.

Muchas de estas causas del crecimiento intrauterino restringido se pueden prevenir.

¿Qué pasa si tienes crecimiento intrauterino restringido?

Si se detecta una restricción del crecimiento intrauterino, las consecuencias dependerán en gran medida del tipo, de la causa y de en qué momento del embarazo se detecte.

Si el bebé es demasiado pequeño hacia el final del tercer trimestre de embarazo, hay muchas posibilidades de que se produzca un parto prematuro o de que el niño sea más pequeño de lo normal, con lo cual es más probable que tenga que ser hospitalizado o que necesite cuidados neonatales extra.

Si el crecimiento intrauterino restringido se detecta durante el primer trimestre de embarazo o el segundo trimestre de embarazo, es posible corregir el retraso en el crecimiento si se encuentra y se trata la causa de forma adecuada y a tiempo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la restricción del crecimiento uterino aumenta las posibilidades de tener un embarazo de riesgo, de sufrir muerte fetal y de necesitar un parto por cesárea.

Algunos bebés con crecimiento intrauterino restringido pueden experimentar algunos de estos problemas durante su vida:

Pack de Baño con termómetro verde, esponja y gel

  • Cantidad de glóbulos rojos y blancos anormal.
  • Sistema inmune débil y con dificultad para defenderse de las infecciones.
  • Trastornos y dificultades neurológicas.

La mayoría de estas consecuencias tienen que ver con el reducido tamaño al nacer y el estado de inmadurez en el que se encuentran los órganos y sistemas del bebé cuando no ha podido desarrollarse del todo en el interior del útero. No obstante, las causas del crecimiento intrauterino restringido también afectan a las consecuencias que puede tener a largo plazo. No es lo mismo si la razón del pequeño tamaño del feto es una anemia leve de la madre fácilmente tratable, que si es consecuencia de una malformación congénita.

Por esto es importante hacerse todas las pruebas necesarias y realizar un control del embarazo por trimestre adecuado y regular.

Un detalle que hay que tener en cuenta es que, si la madre es naturalmente pequeña, el bebé también puede ser más pequeño. Sin embargo, esto no es un trastorno ni se considera restricción del crecimiento intrauterino y, probablemente, tu médico lo tendrá en cuenta al hacer sus mediciones y el perfil biofísico fetal.

 

Se calcula que el crecimiento intrauterino restringido tiene una incidencia del 6,9% en los países desarrollados por lo que no es demasiado común pero aún así es conveniente estar atentos y acudir a todas las citas necesarias con el ginecólogo/a. De esta forma, se pueden tratar a tiempo y de forma adecuada, las posibles causas.

Fuentes:

Restricción de crecimiento intrauterino. – SciELO. Revista de la Sociedad Boliviana de Pediatría

Restricción del crecimiento intrauterino – Kids Health

Retraso del crecimiento intrauterino – Medline Plus

 

Suavinex Newsletter

Publicado el 17 Nov, 2022

Síguenos

Suscríbete

Descubre antes que nadie los lanzamientos y novedades de Suavinex

QUIERO SUSCRIBIRME