Glosario

¿Qué es la neofobia alimentaria infantil?

neofobia-alimentaria-infantil

Uno de los beneficios de la lactancia materna exclusiva, a pesar de sus inconvenientes y molestias que se puedan sufrir es que, en algunos aspectos, puede ser mucho más práctica que lo que viene a continuación. 

El inicio de la alimentación complementaria es un momento crucial, no solo para poder descubrir posibles alergias alimentarias de tu peque sino porque sienta las bases de cómo tus hijos e hijas se relacionarán con la comida en el futuro. Un problema con el que te puedes encontrar cuando tu bebé ya no es tan bebé, sino más bien un niño o niña más mayor, es la neofobia alimentaria

Este problema puede tener consecuencias negativas para la salud y el desarrollo de los pequeños, así como para la convivencia familiar. Hoy, desde Suavinex, te explicamos qué es la neofobia alimentaria infantil, por qué se produce y qué puedes hacer si tu hijo o hija la padece.

¿Qué es la neofobia alimentaria?

La neofobia alimentaria es un trastorno que afecta a muchos niños y niñas, y que consiste en el rechazo a probar nuevos alimentos o a comer alimentos que no sean de su agrado.

La neofobia alimentaria es un fenómeno normal y transitorio que se da en la infancia, y que se caracteriza por la resistencia a comer alimentos desconocidos o diferentes a los habituales. Se suele manifestar entre los 2 y los 6 años de edad, coincidiendo con la etapa en la que los niños y niñas empiezan a tener más autonomía y a expresar sus preferencias y gustos.

No hay que confundirlo con el picky eating o comedor selectivo, que es un patrón de alimentación más restrictivo y persistente, que implica el rechazo a una gran variedad de alimentos, incluso los que ya se han probado y aceptado anteriormente. El comedor selectivo puede tener un origen genético, ambiental o psicológico, y puede requerir de una intervención profesional.

En cambio, la neofobia alimentaria es algo más habitual que, si bien puede suponer un reto para los papás y mamás más inexpertos, puede navegarse y superarse, normalmente sin necesidad de que un profesional se vea involucrado.

¿Por qué se produce la neofobia alimentaria infantil?

No hay una única causa que explique la aparición de la neofobia alimentaria en los peques, sino que se trata de un fenómeno multifactorial, que depende de la interacción de factores biológicos, psicológicos y sociales. Algunos de estos factores son:

  • El instinto de supervivencia: los seres humanos, al nacer, tienen una predisposición innata a rechazar los alimentos que no conocen, como una forma de protegerse de posibles intoxicaciones o alergias. Se trata de una reacción natural de la que nos liberamos conforme crecemos y vamos aprendiendo nueva información.
  • El desarrollo cognitivo: Los más pequeños no tienen la misma capacidad que un adulto para procesar información sensorial. Por lo tanto, en lo que respecta a los alimentos, se guían por aspectos muy básicos como el color, el olor o la forma del alimento. Si estos les causan rechazo, es posible que no quieran volver a probar el alimento. Puedes comenzar introduciéndoselos en papillas o pures en biberón para que se adapte poco a poco al sabor y después a la textura. Para ello en Suavinex te ofrecemos en nuestra sección de alimentación de bebé diferentes vajillas de bebé para que vaya aprendiendo a comer como nuestra Vajilla para bebés de aprendizaje azul perfecta para esta etapa.
  • El temperamento: Este es un factor que influye mucho en este trastorno, puesto que los niños y niñas con temperamentos más ansiosos, introvertidos o negativistas, suelen ser más propensos a desarrollar neofobia alimentaria, ya que tienen más dificultades para adaptarse a los cambios y afrontar las situaciones nuevas.
  • El entorno familiar: los progenitores y cuidadores principales, tanto con su actitud y estrategias educativas y de introducción de los nuevos alimentos, tienen un papel decisivo en cómo los más pequeños se relacionan con la comida y en la “intensidad” de la neofobia alimentaria. Un ambiente familiar tranquilo, positivo y flexible, favorece la aceptación de los alimentos y, por lo tanto, a llevar una nutrición infantil completa y sana.

¿Qué puedes hacer si tu hijo o hija tiene neofobia alimentaria?

La neofobia alimentaria es un problema que suele remitir con el tiempo, siempre y cuando se sigan unas pautas adecuadas para favorecer la exposición y la aceptación de los nuevos alimentos. Desde Suavinex te damos algunas recomendaciones para enfrentar este pequeño bache:

  • Ofrecer una alimentación variada y equilibrada, que incluya todos los grupos de alimentos y que se adapte a las necesidades y preferencias de tu hijo o hija. Ya te explicamos cómo introducir carne al bebé y también hablamos sobre la fruta y el bebé, pero seguramente lo que más te costará serán las legumbres, por eso aquí te explicamos cuándo introducir las legumbres al bebé.
  • Introducir los nuevos alimentos de forma gradual y repetida, sin forzar ni presionar al niño o niña, y respetando sus ritmos. Se recomienda ofrecer el alimento en pequeñas cantidades y combinado con otros alimentos que le puedan gustar más para que haga asociaciones positivas. 
  • No obstante, no hay que sobornarles ni premiarles con otras comidas (por ejemplo con los postres) porque si se acostumbran, el día que no tengan premio tampoco se lo querrán comer. 
  • Dar buen ejemplo al niño o niña, comiendo los mismos alimentos que él o ella, y mostrando una actitud positiva y abierta hacia la comida.
  • Crear un ambiente agradable y relajado a la hora de comer, evitando las distracciones, las discusiones o los castigos, y fomentando la participación y el disfrute.
  • Utilizar estrategias lúdicas y creativas para presentar los alimentos, como hacer formas divertidas, mezclar colores, inventar nombres o historias, o implicar al niño o niña en la preparación de la comida.
  • Evitar las distracciones. Es muy tentador ponerles la televisión o el móvil para que estén atentos a otra cosa y no se den cuenta de lo comen pero esto no soluciona el problema de que no quieran probar alimentos nuevos. Además, es importante que aprendan a dedicarle a la comida el tiempo y la atención que requiere para disfrutarla y favorecer la digestión.

Si sigues estos consejos y te armas de paciencia y tolerancia, estamos seguras de que tu peque pronto superará su neofobia y se comerá con gusto y alegría cualquier alimento que le pongas en el plato.

Si la cosa se volviese complicada y te encontrases con dificultades para manejar esta situación, siempre tienes la opción de consultar a un pediatra o psicólogo infantil, que te podrá orientar y ayudar. Recuerda que la alimentación es un aspecto fundamental para el desarrollo físico, mental y emocional de chiquitín y que tú puedes contribuir a que sea una experiencia positiva y placentera. Para ponértelo más fácil nuestra Canastilla Regalo bebé Alimentación Rosa tiene termos y un biberón con asas para que la hora de la comida sea más amena y sencilla. Si todavía quieres más información te dejamos 10 consejos para lograr que los niños coman bien. ¡No te quedes con dudas!

Fuentes:

Neofobia alimentaria: qué es y cómo tratarla (imq.es)

La neofobia alimentaria infantil – Bebé a la mesa (bebealamesa.com)

Suavinex Newsletter

Publicado el 28 Dic, 2023