Glosario

Guía de alimentación complementaria del bebé

Alimentación complementaria bebé

Durante el primer año de vida de nuestros hijos se nos presentan muchos descubrimientos y retos, situaciones que afrontamos por primera vez y a veces nos producen mucho estrés. Probablemente uno de estos desafíos sea la introducción de la alimentación complementaria al bebé, producido tal vez por la gran variedad de planteamientos distintos que suelen ofrecer los pediatras sumado a todos los consejos no solicitados por parte de familia, amigos y hasta vecinos. Algo que en principio debería ser natural puede terminar convirtiéndose en un momento temido a diario. 

¿Qué es la alimentación complementaria del bebé? 

Desde el mismo momento que tu recién nacido se deposita en tus brazos, la alimentación pasa a ser uno de los temas más importantes a considerar por los padres. La lactancia materna en los primeros meses es el mejor alimento, pero nuestros chiquitines crecen muy rápido y pronto es necesario comenzar con la introducción de alimentos sólidos

En esto consiste la alimentación complementaria de los bebés. Es el periodo de tiempo durante el cual, nuestro bebé empieza a probar otros alimentos y su sistema digestivo comienza a procesar otros alimentos distintos a la leche materna o la leche de fórmula de sus biberones

La alimentación complementaria del bebé comienza a partir de los seis meses de edad, que es cuando nuestro bebé alcanza la madurez gastrointestinal y renal, siguiendo siempre las indicaciones y recomendaciones de nuestro pediatra. 

Tres bases fundamentales para la alimentación complementaria de los bebés 

¿Hay leyes que debamos seguir, principios en los que basarnos? Nosotros creemos en tres bases fundamentales para comenzar: 

  1. Cada niño es diferente y debemos respetar sus ritmos, también al seguir consejos de alimentación infantil
  1. Siempre debemos ofrecer todos y cada uno de los alimentos, pero nunca forzar a comerlos. 
  1. Tu pediatra te orientará en cuanto a cómo y cuándo introducir los alimentos para evitar los riesgos de adelantar la alimentación complementaria, pero hay que ser flexible. 

Riesgos de adelantar la alimentación complementaria del bebé 

En la actualidad, se recomienda no introducir la complementaria hasta que el bebé muestre habilidades como mantenerse sentado y tener coordinación ojo-mano y mano-boca. Es importante ser consciente de ello porque la introducción temprana puede conllevar ciertos riesgos.  

El primero es que el sistema digestivo es inmaduro y no está preparado para digerir nada que no sea leche. El segundo es que los riñones tampoco están preparados y pueden verse sobrecargados. El tercer riesgo de adelantar la alimentación complementaria del bebé es que el riesgo de atragantamiento es elevado, el bebé tiene que ir madurando y aprendido a controlar su boca y su lengua, por ejemplo con el uso del chupete, para poder aprender a tragar con más facilidad. Por último, también puede acarrear problemas de regulación del apetito del bebé. 

Consejos para comenzar con la alimentación complementaria de los bebés 

Una vez sentadas las bases fundamentales, te dejamos algunos consejos que puedes seguir: 

  • Durante el primer año de tu bebé su alimento fundamental ha de ser la leche (ya sea materna o de fórmula), cualquier otro alimento será complementario a su principal fuente de nutrientes. Cuando consideres que tu bebé está listo para comenzar a experimentar será cuando empieces con la introducción de sólidos al bebé, buscando el momento en que tu chiquitín esté tranquilo y receptivo. Recuerda que la transición no se lleva a cabo de un día para otro. 
  • Será a partir del año cuando la alimentación sólida del bebé empezará a ganar importancia, pero ha de hacerse paulatinamente y dándole tiempo para que se acostumbre a los cambios en su dieta, a los sabores, a la variedad. Para iniciar este período podemos comenzar añadiendo a su dieta recetas de alimentación complementaria de bebés como purés de texturas finas que facilitan la digestión, o bien dejarle probar los nuevos alimentos sólidos para que se vaya acostumbrando a los nuevos sabores. 
  • A medida que el bebé crezca, será más sencillo ofrecerle alimentos que pueda coger con las manos a fin de que vaya aprendiendo a comer sin necesidad de triturar y se vaya acostumbrando poco a poco a la masticación. Es importante que el bebé esté siempre colocado en una postura erguida para que pueda tragar bien y evitar posibles atragantamientos. 
  • No temas si rechaza uno o varios alimentos. No fuerces, espera el momento perfecto para volver a ofrecérselo. Ten paciencia. 
  • No te obsesiones con el orden en el que ofrecer los alimentos. Tu pediatra te indicará algunas recomendaciones, pero no pasa nada si no las sigues a rajatabla. Si no le gusta la fruta, prueba con alguna verdura y sino con cereales o lánzate al pollo. Lo importante realmente es ir poco a poco. Tu misma descubrirás cuándo y cómo introducir carne al bebé
  • Su crecimiento a partir del año no será tan rápido y espectacular como hasta ese momento con lo que quizá necesite menos alimento. No te obsesiones con las cantidades, ahora lo más importante es probar. 
  • Algunos alimentos deberán esperar: el pescado azul, el marisco o la miel no se debe ofrecer antes de los 2 años. Para los frutos secos habrá que esperar a los 4. Esto no es así sólo para facilitar que se acostumbre a los nuevos sabores y texturas, sino para observar cómo nuestro bebé asimila los nuevos alimentos. Es bueno dejar un periodo prudencial de entre ocho y quince días para la incorporación de cada alimento pues esto nos ayudará a detectar posibles alergias alimentarias de una manera rápida y eficaz. Nuestro pediatra nos dará las indicaciones correspondientes al respecto. 
  • Deja de lado los percentiles, lo importante es ir logrando variedad en su dieta y que la hora de la comida sea un momento feliz. 

A medida que nuestro bebé crezca y vaya ganando autonomía podemos animarle a utilizar su Vajilla aprendizaje Hygge Rosa o un biberón con asas como el del Set Biberón con Asas y Chupete Nocturno Rosa, que hará que tome confianza y perfeccione su motricidad fina. Las vajillas de bebé de Suavinex facilitarán esta transición y harán de la hora de la comida, un momento divertido y una oportunidad para jugar e imaginar. 

Además, no debemos olvidar que una vez empiezan a tomar alimentos sólidos es fundamental una correcta higiene bucal. Ésta es importante desde que comienza la etapa de la dentición, pero a partir de este momento, no queremos que el bebé sufra de halitosis infantil. ¡las medidas de higiene se deben extremar! También es un buen momento para hacer una visita al odontopediatra

Y a partir de entonces comenzamos a “jugar en otra liga”, la liga de los mayores. Nuestros peques crecen muy rápido pero cada paso que dan es una gran aventura de la que aprender y disfrutar juntos. Y que mejor forma de celebrarlo que con la Canastilla bebé Regalo Alimentación Azul de Suavinex con lo necesario para comer de paseo. 

Y tú ¿Tienes algún consejo para enfrentar la alimentación complementaria? No dudes en hacer tus preguntas o dar tus tips personales en nuestras redes sociales. 

Suavinex Newsletter

Fuentes: 

recomendaciones_aep_sobre_alimentacio_n_complementaria_nov2018_v3_final.pdf (aeped.es) 

Alimentación complementaria | EnFamilia (aeped.es) 

Alimentación complementaria del bebé: nuevas recomendaciones (guiainfantil.com) 

Publicado el 05 Ene, 2024