Con la vuelta al cole los armarios infantiles vuelven a llenarse de ropa. Ropa que, una vez avance el curso y lleguen los abrigos y jerséis, pasará a ocupar mucho espacio porque abulta. Si quieres mantener el armario de los peques bajo control no te pierdas estos sencillos consejos.

Dos barras

Si piensas en lo alto que es el armario y lo pequeña que es la ropa de tu hija o hijo entenderás a qué nos referimos. Esa diferencia de tamaño es la que te va a permitir poder poner dos barras. De esta forma duplicarás el espacio con una inversión mínima. Cuando el peque crezca bastará con quitar una de las dos barras y ¡armario largo de nuevo!

Qué cuelgo y qué doblo

En el armario de los peques, buena parte de la ropa irá doblada. Eso incluye los pantalones ya que, dado su reducido tamaño, no merece la pena colgarlos. Puedes colgar camisas, vestidos, chaquetas y abrigos. Para todo aquello que vaya doblado te recomendamos usar el doblado en vertical, que permite aprovechar mucho mejor el espacio.

Un armario en continua rotación

El armario de los peques es un armario en continua rotación. Crecen mucho en muy poco tiempo y es posible que la ropa te dure pocos meses. Revísala periodícamente, comprobando que le valen las tallas y elimina lo que ya no le quede. Puedes donarlo si está en buen estado. De esta forma te asegurarás ocupar el espacio justo.

Los zapatos

Ubica los zapatos en la parte más baja del armario para que los peques puedan llegar a ellos. También te recomendamos que la ropa le quede a mano para que pueda elegirla, es algo que les encantará y les dotará de mucha autonomía.

¿Cuáles son tus trucos para organizar el armario infantil con la vuelta al cole? ¡Comparte tus trucos!