Glosario

Todo sobre el flujo o moco cervical en el embarazo

Flujo en el embarazo

El embarazo produce muchos cambios en nuestro cuerpo y muchas veces resulta complicado distinguir cuando algo es normal y cuando se trata de algo de lo que deberíamos preocuparnos. Es el caso del flujo en el embarazo, que puede ir variando a lo largo de los distintos trimestres y puede darnos varios indicativos de si todo va bien.

Aprende a leer las señales que te envía tu moco cervical con nosotras:

¿Qué es el flujo vaginal o moco cervical?

Hablamos de moco cervical o flujo vaginal para referirnos al fluido que secreta la vagina de forma constante. Esta formado por células, líquidos y mucosidades y su función es tanto lubricar los músculos y tejidos vaginales, como proteger la zona de posibles infecciones e irritaciones.

El flujo vaginal no tiene siempre el mismo color o consistencia, sino que va variando en función del momento del ciclo menstrual en el que te encuentres. En ocasiones será más denso y blanquecino y otras veces será más líquido y casi transparente.

Prestar atención al aspecto de tu flujo vaginal en cada momento puede ayudarte a deducir el mejor momento para quedarte embarazada y también a detectar a tiempo anomalías o infecciones.

¿Cómo es el flujo en el embarazo?

Como ya sabes, durante el embarazo se producen muchos cambios físicos y hormonales de forma temporal. Por esta razón, el flujo en el embarazo también cambia. Conocer la apariencia que debe tener el flujo cervical durante el embarazo por trimestre, será una útil herramienta a la hora de deducir si todo va bien o si necesitas hacer una visita a tu ginecólogo.

Durante el primer trimestre de embarazo es normal que el flujo vaginal tenga un aspecto claro, pálido o translúcido y que su cantidad aumente. Al haberte quedado embarazada, tu cuerpo intentará protegerse frente a las infecciones y agentes externos aún más. También podría ser que, durante unos días, el moco cervical tenga un cierto color café. Esto se debe a la implantación del ovocito en la pared del útero.

El flujo en el segundo trimestre de embarazo debería mantener ese color claro o blanquecino, pero ten en cuenta que, si tienes relaciones sexuales o te realizas alguna prueba vaginal, tu flujo podría volverse rosáceo durante unas horas, si se ha producido algún leve sangrado.

En el tercer trimestre de embarazo, notarás que el moco cervical se vuelve mucho más denso, pegajoso y es posible que el color rosado o asalmonado sea más frecuente.

¿Cuándo debo preocuparme por el flujo en el embarazo?

Como ya te hemos comentado, el aumento del flujo en el embarazo es muy normal, así como que se vuelva más denso conforme se acerca la fecha del parto. También es bastante común que se produzcan pequeños sangrados que lo tiñen de color rosado o que presente un tono café durante los primeros días del embarazo.

No obstante, hay otra clase de secreciones que podrían indicar diversos problemas, así que te vamos a dar algunas indicaciones para que puedas saber cuándo debes acudir al ginecólogo:

  • Grumos y color blanco casi opaco: Este tipo de flujo en el embarazo o en cualquier momento de tu vida, suele ser indicativo de que tienes candidiasis, especialmente si te pica mucho la zona genital. El tratamiento de la cándida no afectaría a tu bebé.
  • Grisáceo y con olor a pescado: Esta es la señal típica de que sufres vaginosis bacteriana. El mal olor suele empeorar después de tener relaciones sexuales, puesto que la presencia de esperma altera aún más la flora bacteriana de la vagina.
  • Flujo verdoso o amarillento: Si va acompañado escozor y muy mal olor, puede significar que sufres Clamidia. Esta enfermedad debe ser tratada correctamente o de lo contrario podría afectar negativamente al desarrollo de tu bebé.
  • Secreción transparente y líquida: si este tipo de flujo aumenta mucho y de golpe, acude a urgencias para que te examines porque podrías estar sufriendo una pérdida de líquido amniótico.
  • Flujo rojo: El color rojo intenso indica la presencia de sangre en cantidades anormales (mucho más que el rosado). Si además sientes dolores abdominales o detectas coágulos, debes acudir a urgencias inmediatamente.

En el caso del flujo rosado, recuerda que no es normal tenerlo durante más de 24 horas seguidas, por lo que, en ese supuesto, deberías también acudir a tu ginecólogo de urgencias, aunque la cantidad de sangre parezca nimia.

Recuerda que ante cualquier signo de que algo va mal, debes acudir al médico, y que automedicarse durante el embarazo, incluso para una enfermedad recurrente que ya conoces, puede ser peligroso para tu bebé.

En nuestra sección de cosmética para mamá, encontrarás todo lo necesario para tu cuidado diario, como nuestra Canastilla regalo Cuidados para mamá, especial post-embarazo.

Canastilla regalo Cuidados para mamá, especial post-embarazo

Y nuestra Canastilla regalo cuidados para bebé y mamá, con todo lo necesario tanto para el bebé como para las mamás.

Canastilla regalo cuidados para bebé y mamá

Fuentes:

Flujo vaginal – Mayo Clinic

5 cosas que debes saber sobre el moco o flujo cervical – Intimina

Flujo en el embarazo – Savia

¿Debería preocuparme por el flujo en el embarazo? – Nace

 

Suavinex Newsletter

Publicado el 26 Ene, 2023

Síguenos

Suscríbete

Descubre antes que nadie los lanzamientos y novedades de Suavinex

QUIERO SUSCRIBIRME