La dermatitis atópica, también llamado eccema atópico, es una enfermedad inflamatoria de la piel que en la actualidad afecta a un 18% de la población infantil. Es la enfermedad cutánea más frecuente entre los niños y puede afectarles desde muy temprana edad.

Los síntomas más característicos son: piel seca, descamación, picor, enrojecimiento e inflamación. Pueden aparecer brotes en diferentes épocas del año, para después mejorar y hasta desaparecer.

¿Qué la causa?

No se conoce la causa exacta aunque sí se sabe que tanto factores genéticos como medioambientales contribuyen a su desarrollo. Antecedentes de alergias en la familia, asma, etc, suelen predisponer a que se padezca esta enfermedad.

¿Qué tratamiento es el más adecuado?

El pediatra será quien determine el tratamiento a seguir en función de los síntomas o brotes.

Debemos acudir a consulta en los siguientes casos:

  • Si hay inflamación o enrojecimiento pronunciado en diferentes zonas del cuerpo.
  • Si hay picor intenso.
  • Descamación excesiva de la piel, pues puede provocar incluso heridas.

¿Cómo puedo mejorar los brotes y prevenir su aparición?

Además del tratamiento médico que el pediatra considere es importante tener en cuenta algunas recomendaciones que favorecerán un menor número de brotes y un mejor control de la enfermedad.

  • Mantener la casa a una temperatura constante, sin excesivo calor y con un buen grado de humedad.
  • No abrigarles en exceso, para evitar que suden.
  • Su ropa debe ser de materiales naturales, preferiblemente algodón. Se deben evitar las fibras sintéticas y la lana.
  • Mejor el baño que la ducha. Su duración debe ser de unos 20 minutos. Podemos añadir aceites al agua que mejorarán el estado de la piel.
  • Utilizar jabones de pH ácido y sin agentes irritantes. La avena y la parafina son muy aconsejable.
  • Tras el baño secar sin frotar e hidratar la piel. Si es posible, repetir la hidratación a lo largo del día.
  • Intentar cortarles las uñas frecuentemente para evitar que con el rascado de las lesiones aparezcan heridas. Incluso se recomienda ponerles guantes de algodón a los más pequeños por la noche.

¿Tu bebé padece dermatitis atópica?, ¿cuál es el síntoma más llamativo?, ¿cómo has conseguido que mejore?