La piel del bebé es muy delicada. La barrera de la piel aún no está totalmente desarrollada y es fácil que reaccione de forma exagerada a estímulos que para un adulto son inocuos.

Si notas irritación en la piel de bebé hay una gran variedad de causas que pueden estar detrás. Uno de los problemas o enfermedades de la piel en bebés comunes que puede presentar tu bebé, es la dermatitis atópica.

Hoy te vamos a contar todo lo que necesitas saber si tu bebé tiene dermatitis atópica, desde cómo prevenir los brotes hasta cómo tratarlos.

¿Qué es la dermatitis atópica?

También se conoce como eccema atópico y se trata de una enfermedad inflamatoria que afecta a la piel. Puede darse tanto en niños como en adultos y en la actualidad afecta a un 18% de la población infantil. Es la enfermedad cutánea más frecuente entre los niños y puede afectarles desde muy temprana edad.

La dermatitis atópica presenta varios síntomas característicos:

No se trata de una afección constante, sino que pueden aparecer brotes en diferentes épocas del año que al cabo de un tiempo mejoran y acaban por desaparecer. Por ejemplo, los bebés y niños con piel atópica en verano tiende a sufrir menos brotes que en invierno.

La dermatitis atópica se da cuando el organismo del bebé reacciona de forma exagerada a algunos estímulos del ambiente y esto produce que la barrera de la piel no funcione bien, permitiendo que pasen alérgenos.

¿Qué causa la dermatitis atópica en bebés?

La dermatitis atópica es una enfermedad inmunológica. No se conoce la causa exacta, aunque sí se sabe que tanto factores genéticos como medioambientales contribuyen a su desarrollo.

Los principales factores de riesgo son genéticos y hereditarios. Si alguien de la familia tiene dermatitis atópica es más probable que el bebé la desarrolle. Si hay antecedentes de alergias en la familia, asma, etc, también se considera que hay mayor predisposición para desarrollar dermatitis atópica.

También hay estudios que sugieren que la edad es un factor de riesgo, siendo los bebés menores de un año los más susceptibles de desarrollar la enfermedad y mostrar los primeros síntomas. Sólo un 10% de las personas que desarrollan piel atópica lo hacen a partir de los 7 años.

Por último, vivir en zonas con climas secos parece aumentar las posibilidades de desarrollar dermatitis atópica.

¿Cuál es el tratamiento para la dermatitis atópica en bebés?

Para poder tomar una decisión acerca de cómo tratar a tu bebé con dermatitis atópica, es imprescindible acudir a tu pediatra.

No dudes en pedir una consulta si percibes estos síntomas:

  • La piel de tu bebé esta enrojecida o inflamada en diferentes zonas del cuerpo.
  • Notas que a tu bebé le pica la piel e intenta rascarse.
  • Observas una descamación excesiva de la piel. Este es un síntoma grave porque puede provocar heridas dolorosas y que hay que limpiar y tratar.

Dependiendo de la gravedad del cuadro de tu bebé, el pediatra puede recomendar utilizar sólo cosmética bebé que hidrate y proteja su piel previniendo nuevos brotes, recetarle a tu bebé alguna crema o pomada antiinflamatoria o con corticoides o, si la situación es grave, podría requerir corticoides por vía oral.

¿Cómo puedo mejorar los brotes y prevenir la aparición de dermatitis atópica?

Además del tratamiento médico que el pediatra considere es importante tener en cuenta algunas recomendaciones que favorecerán un menor número de brotes y un mejor control de la enfermedad:

  • Mantener la casa a una temperatura constante, sin excesivo calor y con un buen grado de humedad. Si el ambiente del dormitorio de tu bebé es muy seco, puedes utilizar el humidificador SMART para bebés para obtener el nivel de humedad óptimo.

Humidificador SMART para bebés

  • No abrigues a tu bebé en exceso para evitar que sude.
  • Su ropa debe ser de materiales naturales, preferiblemente algodón. Evita todo lo que puedas las fibras sintéticas y la lana.
  • La hora del baño del bebé es una ocasión perfecta para cuidar y mimar su piel. Recuerda que no es necesario bañarle todos los días. Es preferible darle un baño de una duración de unos 20 minutos. La bañera te permite añadir unas gotitas de aceites hidratantes (consulta siempre cuáles son los aceites seguros) para ayudar a reforzar su piel. En Suavinex contamos con una gran variedad de artículos de baño e higiene para bebé, como nuestra Canastilla regalo hidratación Baby Spa con todos los productos para bañar a tu bebé.

Canastilla regalo hidratación Baby Spa

Pack especial de cosmética en gran formato

  • Después del baño, debes secarle sin frotar, dando suaves toques con la toalla y después hidratar la piel. Si es posible, intenta repetir la hidratación a lo largo del día.
  • Intenta cortarle las uñas frecuentemente para evitar que se rasque las zonas que le pican y cause más descamación y heridas. Si el brote es muy grave, ponerle unos guantes de algodón mientras duerme es una recomendación generalizada.

La dermatitis atópica no es grave, pero es cierto que molesta mucho a los chiquitines y requiere cuidados y atención para mejorar y prevenir los brotes.

¿Tu bebé padece dermatitis atópica? Cuéntanos si has probado alguno de estos consejos y si te ha funcionado.

Fuentes:

Dermatitis atópica – CINFA

Cómo detectar y tratar la dermatitis atópica en bebés – Generali

 

Suavinex Newsletter