Cada nuevo paso que debe dar el bebé, cada nueva etapa en su aprendizaje puede suponer un reto para la familia.

Algunos bebés y mamás tienen problemas para acostumbrarse a las rutinas de alimentación, lo cual puede causar crisis de lactancia. Encontrar un modelo de chupete con el que el pequeño se sienta cómodo y se calme a veces supone hacer varias tentativas. Y cuando la mamá tiene que reincorporarse al trabajo tras la baja maternal y el uso del biberón se hace más necesario, no todos los bebés están contentos con el cambio y hay que encontrar los tipos de tetinas que les gusta.

De modo que, cuando llega el momento de cambiar el biberón por el vaso de bebé es muy fácil encontrarse con cierta resistencia por parte del peque, un buen aliado en este proceso es el Learning Cup Hygge – 200ml, el accesorio perfecto para practicar la transición del biberón al vaso.

learning Cup Hygge - 200ml

¿Cuándo pasar del biberón al vaso para bebes?

Es posible que surjan dudas sobre cuándo afrontar este cambio. ¿Es 6 meses muy pequeño? ¿Es un año demasiado mayor?

La recomendación generalizada entre los pediatras es intentar cambiar el biberón por el vaso de bebé en algún momento entre los 6 meses y el año.

Hay muchos motivos para elegir este periodo de tiempo. Uno de ellos es que aproximadamente a los seis meses (aunque puede ser un poco más tarde) se introduce un cambio más en la rutina del bebé: la alimentación complementaria.

Combinar la alimentación complementaria con que tu bebé aprenda a beber solito es una estrategia muy recomendada.

Tanto si optas por el método BLW (Baby Led Weaning) como si prefieres introducir las papillas como paso intermedio, tu bebé tendrá que aprender a beber por su cuenta.

¿Por qué es importante el cambio?

Cambiar del biberón al vaso de bebé es importante tanto por motivos físicos como psicológicos.

Acostumbrar a tu bebé a que use un vaso y beba el solo, impacta en su autoestima y su nivel de independencia. Los bebés necesitan desarrollar ciertas habilidades en esta etapa que son clave para un crecimiento adecuado. También has de tener en cuenta que si más adelante sigue usando el biberón cuando todos los niños de su clase lo hayan abandonado, podría sentirse desplazado.

Por otro lado, igual que sucede con la utilización excesiva del chupete, un uso constante del biberón puede llegar a deformar el paladar y crear problemas en el habla.

Además, que tu bebé beba de forma constante, puede provocarle pérdida de apetito y falta de interés por los alimentos sólidos derivando en una nutrición deficiente.

Consejos para pasar del biberón al vaso para bebé

Ahora que ya sabes lo importante que la transición del biberón al vaso y cuando es más recomendable hacerla, te damos algunos consejos para que hacer el cambio sea mucho más fácil tanto para ti como para tu bebé.

  • Puedes empezar por darle solo agua en el biberón y el resto de bebidas en un vaso de aprendizaje. De esa forma, empezará a asociar de forma positiva el vaso de bebé a cosas que le gustan.
  • Da ejemplo. Que tu bebé te vea utilizar los vasos. Los seres humanos aprendemos mucho por imitación. Si tu haces algo, tu bebé querrá hacerlo también y aprenderá viéndote.
  • Reduce poco a poco las tomas de biberón. Si lo haces de forma escalda, tu bebé notará menos el cambio que si lo intentas hacer de forma abrupta.
  • ¿Tu bebé tiene hermanos mayores? Cómprales a todos vasos a juego. Tu bebé se dará cuenta de que puede hacer lo mismo que sus hermanos mayores. Es otra forma de aprovecharse de la imitación.
  • Paciencia con las manchas. Que tu bebé empiece a comer solo, va a ir ligado de un montón de manchas. Hazte a la idea y échale paciencia porque forma parte del aprendizaje. La única forma de evitar la suciedad es que no aprenda nada nunca.
  • Una vez más, puedes aprovechar el aprendizaje por imitación y unirlo al aprendizaje lúdico. Convierte usar el vaso en un juego, con una fiesta de té o fingiendo que estáis en una cafetería.
  • No llenes demasiado el vaso. Tu bebé tiene que desarrollar la fuerza y la coordinación necesarias para llevarse el vaso a la boca. Llenarlo poco, evitará que pese demasiado y le resulte incómodo.

Finalmente, te recomendamos el uso de vasos de aprendizaje para bebés.

Estos vasos están pensados para facilitar una transición suave y progresiva, dependiendo de la edad y habilidades de tu bebé. Puedes empezar con uno que tenga tapa, boquilla y asas como por ejemplo la taza aprendizaje Boo verde personalizada. Sus características facilitan que tu bebé se acostumbre a sujetar él solo el vaso para bebé y a una textura diferente a la tetina.

Taza aprendizaje booo verde personalizada

También puedes optar por un vaso con pajita en lugar de uno con boquilla. Los Set You&Me As rosa personalizado se pueden personalizar para que los papás y los bebés vayan a juego, favoreciendo también el aprendizaje por imitación.

Set You&Me As you rosa personalizado

Finalmente, existen otros vasos de bebé que serían el último paso antes del vaso normal. Estos son los vasos 360º como el vaso aprendizaje 360º Boo personalizado rosa que están diseñados para que tu bebé pueda beber desde cualquier ángulo del vaso sin derramar el contenido. Las asas se pueden quitar cuando consideres que tu bebé ya no las necesita.

Vaso aprendizaje 360º Booo personalizado rosa

Cambiar el biberón por un vaso de bebé puede ser un reto, pero con paciencia y siguiendo estos consejos seguro que tu bebé aprenderá a beber él solito sin ninguna dificultad.

 

Fuentes:

Guía para pasar del biberón al vaso – Eres Mamá

¿Cuándo debemos hacer que nuestro hijo de él pasó del biberón al vaso? – BabyClean

Del biberón al vaso: cómo enseñar a tu peque a beber solito – Mundo DrBrowns

¿Cómo hacer para que mi bebé pase del biberón al vaso? – Mega Baby

 

Suavinex Newsletter