Si aún te pillamos de vacaciones, bajo la sombra de la palmera o tomando algo en el chiringuito, lo mismo no te apetece leer esto. Pero tenemos la obligación de decirlo: la vuelta al cole ya está aquí. Da igual desde dónde nos leas: en menos de dos semanas será septiembre. Tanto si no te apetece nada ponerte manos a la obra, como si estás deseando que la rutina vuelva a tu vida, tenemos los tips que necesitas para que todo vaya como la seda. La cordura materna es básica en las fechas clave del año y nos hemos propuesto ayudarte a mantenerla. ¿Quieres conocer la lista definitiva? ¡Vamos a por ella!

 

Todo lo que debes saber para que la vuelta al cole sea más fácil

 

La vuelta al cole no empieza el 1 de septiembre. Olvídate. Si quieres que la rutina vuelva a vuestras vidas (sobre todo a la de tus hijos e hijas) como la seda hay que prepararla un poquito antes. ¿Cómo? Sencillo. Comienza por restablecer los horarios un par de semanas antes. ¿Te has puesto a temblar de solo pensarlo? Tranquila, tiene truco. Se trata de hacerlo de forma gradual, adelantando la hora de irse a dormir un poco cada día. Si eres del team madrugadoras, puedes hacer lo mismo con la hora de levantarse… Aunque el peaje es un poco caro. Trata de retirar también las siestas de manera gradual, seguro que les ayuda a ordenar las horas de dormir.

 

Las horas de las comidas también tienen que volver a ordenarse. La vida pirata es genial, pero si quieres que la vuelta a las aulas no os cueste disgustos (y alguna rabieta) es lo mejor.

 

Lo de abrir las cajas de la ropa del cole tampoco es una tarea que puedas dejar para el último momento. No sabemos qué pasa en verano, pero los niños suelen pegar un estirón. Es como si la vida salvaje les alimentara tanto que les hiciera crecer. Revisa qué tienen, qué les sirve y qué hay que renovar. Haz lo mismo con los zapatos, no vaya a ser que te encuentres con que tu hijo, de repente, se ha convertido en big foot y no le cabe nada.

 

Si quieres llegar a tiempo con la personalización de las cositas de tu peque para la escuela infantil o el cole, es el momento de pedirlo. Elegir productos personalizados te librará de la tediosa tarea de marcar sus cosas. ¿Sabes cuáles puedes pedir con su nombre? Chupetes, biberones, batas o bolsitas… cualquiera de las cosas que puedas incluir en el set de guardería podrá llevar su nombre. Otra idea interesante es encargar pegatinas adhesivas o termoadhesivas personalizadas.

 

Las listas son tus amigas, ha llegado su momento. La mejor manera de no olvidarte de nada de lo que tu hijo o hija vaya a necesitar es tenerlo por escrito. ¿A mano o a máquina, como los detergentes? Pues eso, en realidad, da igual. Piensa en lo que te sirva a ti. Si tu smartphone es como una extensión de tu mano, las digitales son para ti. Puedes encontrar muchas aplicaciones para ello, seguro que alguna nativa dentro de tu propio sistema operativo. Compartirlas con tu pareja, si es que la tienes, será una buena forma para afrontar la vuelta al cole desde la corresponsabilidad. Eso sí, recordad marcar lo que vayáis adquiriendo cada uno, no vaya a ser que os encontréis con todo por duplicado.

 

Ahora sí, estás lista para poder con la vuelta al cole y no a la inversa. ¿Tienes algún truco más que quieras compartir? ¡Cuéntanos!