Glosario

Frenillo lingual corto o anquiloglosia en bebés: ¿Cómo afecta en la lactancia?

Frenillo bebé

El frenillo lingual es la membrana que une la zona inferior de la lengua con el suelo de la boca, aproximadamente por el medio.

Esta membrana restringe el movimiento de la lengua y su función principal es la de conseguir que traguemos de forma correcta y hablar con una correcta pronunciación.

En algunas ocasiones, el frenillo lingual puede ser demasiado corto, limitando su función. A estos casos se les denomina frenillo lingual corto o anquiloglosia.

Hoy te contamos todo lo que debes saber sobre la anquiloglosia en bebés, cómo detectarla y qué hacer.

Anquiloglosia bebé¿Qué es la anquiloglosia en bebés?

El frenillo lingual corto o anquiloglosia se da cuando el tejido que forma el frenillo lingual es anormalmente corto, grueso o denso, causando problemas de movilidad de la lengua.

No se trata de un trastorno reciente puesto que se lleva tratando muchas décadas, pero sí se ha notado un aumento de los casos diagnosticados en bebés relacionado directamente con el aumento de la popularidad de la lactancia materna exclusiva en mellizos.

Cuáles son las causas de la anquiloglosia en bebés

Las causas de la anquiloglosia en bebés o frenillo lingual corto son desconocidas, aunque en la mayoría de los casos hay factores genéticos. Muchas veces, puede ser hereditaria.

También se sabe que, si bien pueden sufrirlo tanto niños como niñas, es más frecuente en los varones, aunque tampoco se conocen los motivos de esto.

¿El frenillo lingual corto afecta a la lactancia?

Uno de los síntomas más evidentes de anquiloglosia en bebés será, precisamente, la dificultad a la hora de amamantar, el agarre en la lactancia Si tu bebé está teniendo problemas para alimentarse correctamente con el pecho, puede ser una señal de que sufre anquiloglosia. Aquí también es importante tener en cuenta cuales son las mejores posturas para amamantar.

Para que la lactancia materna sea correcta y puedas disfrutar de los beneficios de la lactancia materna, la lengua del bebé debe apoyarse en la encía inferior. Si el bebé tiene el frenillo lingual demasiado corto y su lengua no apoya, puede intentar masticar en lugar de succionar.

Esto tiene algunas consecuencias negativas, tanto para el lactante como para la madre:

Por un lado, el movimiento de masticar hace un daño considerable al pezón de la madre. Hay más probabilidades de sufrir grietas por culpa de la fricción. También puede causar congestión mamaria o incluso mastitis y otras infecciones si el pecho no se está vaciando lo suficiente.

Por otra parte, las tomas se hacen más largas y cansadas lo que tiene como consecuencia una mamá y un bebé irritable. Que el bebé no se alimente correctamente puede dar problemas de digestión y de disminución del peso del bebé. Con la Báscula evolutiva Smart. Báscula Digital para Bebés y Adultos de gran precisión con Bluetooth podrás controlar como evoluciona el peso de tu bebé.

 

Báscula evolutiva Smart. Báscula Digital para Bebés y Adultos de gran precisión. Con Bluetooth

Cómo saber si el frenillo de mi bebé es corto

Los síntomas de frenillo lingual corto no son fáciles de identificar si no se presta atención, especialmente en bebés recién nacidos o muy pequeños. Para saber si tu bebé tiene el frenillo lingual corto, presta atención a los siguientes síntomas:

  • Si tu peque ya habla, pero te da la impresión de que tiene problemas para pronunciar correctamente.
  • Otro síntoma corriente es encontrar problemas o imposibilidad de levantar la lengua hasta los dientes de arriba o mover la lengua de un lado a otro.
  • Al sacar la lengua, esta tiene forma de corazón o se percibe una hendidura.
  • Sacar la lengua por encima de los dientes inferiores también causa problemas o dificultades o incluso es imposible.

La mayoría de estos síntomas son muy difíciles de comprobar de forma externa, especialmente con bebés pequeños a los que no puedes pedirles que sigan instrucciones. Por eso es crucial fijarse en si la lactancia materna se está dando de forma correcta y satisfactoria.

¿Qué consecuencias tiene la anquiloglosia en bebés?Frenillo lingual corto bebé

Dependiendo de la limitación que esté causando en el movimiento de la lengua, el frenillo lingual corto en bebés puede tener distintas consecuencias que varían en gravedad:

  • Una de las consecuencias negativas de no tratar la anquiloglosia en bebés son los trastornos en el desarrollo del habla. Ciertos sonidos resultarán complicados o imposibles de pronunciar, como la “t”, «d», «z» o «s» entre otros, dependiendo, por supuesto de la gravedad de la deformación.
  • Algunas actividades orales como lamerse los labios, tocar instrumentos de viento, comerse un cono de helado o incluso besar pueden suponer un reto para las personas con frenillo lingual corto que no ha sido tratado.
  • Problemas para llevar a cabo una higiene dental en bebés completa y efectiva lo que puede derivar en inflamación de las encías, caries e incluso en huecos entre los dientes delanteros debido a la presión constante de la lengua. Si crees que tu peque puede estar teniendo está clase de problemas siempre puedes acudir a un odontopediatra para que te aconseje.

¿Cuál es el tratamiento para el frenillo lingual corto?

El tratamiento actual de la anquiloglosia en bebés consiste en cortar el frenillo.

Se trata de una operación muy sencilla que puede realizarse con láser o con bisturí y ni siquiera requiere anestesia para llevarse a cabo. Esta operación mejora la movilidad de la lengua, por lo que funciona muy bien para casos en los que hay un problema de lactancia.

Hay que mencionar que no siempre es necesario hacer esta intervención. Hay ocasiones (niños con mandíbulas pequeñas, lenguas gordas o poco tono muscular) en las que el frenillo lingual previene que la lengua se deslice hacia atrás, bloqueando la vía respiratoria. En esos casos, es preferible no tratar el frenillo lingual corto.

Ante todo, lo mejor es acudir al pediatra para que pueda hacer una evaluación adecuada del problema y decidir si es necesaria la cirugía.

 

Un frenillo lingual corto en bebés no tiene porque causar ningún problema. No obstante, si se detectan problemas para mamar, es necesario consultar con un especialista para que pueda hacer las recomendaciones apropiadas.

 

Fuentes:

Frenillo lingual corto ¿cuándo es un problema? – Asociación Española de Pediatría

Frenillo corto (anquiloglosia) – Mayo Clinic

Frenillo lingual corto y lactancia materna – Familia y Salud

 

Suavinex Newsletter

Publicado el 07 Jul, 2022