Seguro que esta escena que te vamos a describir te es familiar: sentada con tu bebé en brazos, recibes una visita y lo primero que escuchas es “¿ya le tienes en brazos? Se va a acostumbrar y luego será peor”. Y tú, madre novata, comienzas a tener dudas sobre el beneficio o no de esos brazos amorosos rodeando a tu bebé. La psicología lo deja claro: el apego, coger al bebé, las caricias, el contacto físico son necesarios. Coge a tu bebé en brazos, no hacerlo podría perjudicarle seriamente.

La evidencia científica respecto a coger al bebé en brazos

No hay evidencia científica que avale la recomendación de coger al bebé lo menos posible, dejarlo sólo en su cuna o incluso dejarlo llorar ‘para que se acostumbre’. Según indican los expertos, efectivamente el bebé acaba callándose pero pagando un alto precio. Los bebés que no reciben el afecto necesario, con el paso del tiempo:

  • Serán niños más dependientes e inseguros.
  • Tendrán menos recursos o herramientas para hacer frente a situaciones adversas.
  • Tienden a un menor desarrollo de ciertas áreas cerebrales relacionadas con la autorregulación y las emociones.

Los expertos aconsejan no escatimar en muestras de amor y cariño al bebé, pues en los primeros tres años de vida desarrollarán su personalidad y carácter. Si en ese tiempo el bebé sólo ha conocido atención, ha tenido sus necesidades físicas y emocionales cubiertas, ha sido estimulado y ha recibido el amor de sus padres, no sólo será un niño feliz sino que psicológicamente le habremos preparado de la mejor manera para poder enfrentarse al mundo sin traumas ni carencias.

Demostrar el cariño a través de todos los sentidos

Podemos demostrarle ese cariño de muchas maneras, a través de todos y cada uno de sus sentidos:

  • El tacto, uno de los más importantes sentidos del recién nacido. Gracias al contacto piel con piel y a los masajes.
  • La vista, el contacto visual con mamá y papá será maravilloso desde el primer minuto.
  • El oído, háblale ya verás lo rápido que reconocerá tu tono de voz, cántale también, la música os servirá para estrechar aún más vuestro vínculo.
  • El olfato, tu olor le dará seguridad, con sólo estar cerca se sentirá reconfortado si algo le inquieta o le incomoda.

El llanto es el único medio que tiene el bebé para comunicarse contigo, no le ignores. Sea cual sea la causa, tus brazos serán siempre su refugio. Si llora, coge a tu bebé en brazos. Para favorecer ese contacto tan necesario os recomendamos el porteo. Con el fular portabebés Baby Wrap podrás llevar cómodamente a tu chiquitín siempre cerca de ti.