Glosario

Tips para el cuidado del pecho durante la lactancia

Una de las partes del cuerpo que más se transforma durante el embarazo y, posteriormente, durante la lactancia es el pecho. Desde el primer trimestre experimenta cambios sustanciales (por ejemplo, varía el tamaño del busto o el color de los pezones) y es importante cuidarlo de manera específica. Por eso queremos dejarte unos tips para el cuidado del pecho durante la lactancia.

Tips para el cuidado del pecho

Porque queremos que disfrutes de un post-parto estupendo y una lactancia feliz, desde El Club de las Madres Felices hemos preparado una serie de recomendaciones específicas para el cuidado del pecho durante la lactancia.

  1. Utiliza cremas ricas en vitamina E y aceite de rosa mosqueta para prevenir la aparición de estrías.
  2. Ejercita los músculos de los pectorales practicando algún deporte como la natación, el yoga o el pilates.
  3. Utiliza un sujetador adecuado a la talla real del pecho, que te resulte cómodo, sea de algodón y tenga tirantes anchos. Si utilizas discos absorbentes, es conveniente que los cambies con frecuencia para evitar su maceración con la humedad.
  4. Limpia los senos sólo con agua y finaliza las duchas tonificando los senos con un chorro de agua fresca. Es importante hacerlo así para no eliminar la grasa segregada por las glándulas Montgomery, que tienen propiedades lubricantes y antibacterianas.
  5. Ofrécele el pecho al bebé desde el inicio, para favorecer la subida de la leche, y vigila la postura. Así evitarás grietas o mastitis.
  6. Emplea cremas ricas en lanolina si los pezones están lastimados o con el objetivo de prevenir la aparición de grietas.
  7. Una vez finalizada la toma, aplica un poco de la leche secretada sobre los pezones. Posee componentes antiinfecciosos y antiinflamatorios.
  8. Alterna los senos en cada toma para evitar que se colapse el pecho. Si tienes mucha presión y el bebé no quiere comer aún, extrae un poco de leche, lo justo para sentirte más cómoda y no producir más.
  9. Antes de retirar al bebé del pecho es importante deshacer el vacío para evitar que pueda lastimar el pezón. Puedes introducir el dedo meñique de la madre por las comisuras de los labios del bebé para romper el vacío oral que el niño realiza al mamar.
  10. Los pezones deben estar siempre bien ventilados y no exponerse al sol de forma directa y prolongada. Si utilizas discos de lactancia, es conveniente que su transpirabilidad sea máxima.

¿Tienes algún consejo propio para añadir a la lista? ¿Cuál es tu tip particular? ¡Seguro que entre todas logramos ampliar la lista!

Publicado el 25 Oct, 2011