Después de dar a luz, las recién estrenadas mamás desean, en la medida de lo posible, recuperar la forma física. Junto con el esperado bebé también vinieron unos kilitos de más, una barriguita prominente y un cuerpo algo diferente al que antes tenías. No debemos tener prisa, el postparto es un momento sumamente especial y delicado que toda mujer debe vivir con tranquilidad, dedicada a su bebé. Además es conveniente dar tiempo al cuerpo. Los cambios que se han producido han ocurrido durante nueve meses, no podemos pretender que en pocas semanas todo vuelva al estado inicial.

Empezar ciertos ejercicios de modo temprano puede perjudicar al suelo pélvico y producir un efecto contrario.

Ejercicios y actividades que favorecen una mejor recuperación

  • La lactancia es una gran aliada, no solo daremos el mejor alimento a nuestros bebés, sino que también nos ayudará a perder esos primeros kilos. Ayudará a que el útero vuelva a su sitio en tiempo record, lo cual hará que esa barriguita tan característica de después de dar a luz se vaya reduciendo.
  • Los paseos con nuestro bebé. Empezar a hacer ejercicio progresivamente es muy importante. Una actividad tan sencilla como caminar nos vendrá bien a nosotras y por supuesto a nuestro bebé que se beneficiará de esos rayos de sol que tanto necesita.
  •  Pilates con tu bebé. Esta modalidad permite realizar los ejercicios clásicos pero incorporando a tu pequeñín. Te permitirá relajarte, ir recuperando la forma progresivamente y será muy positivo en la conexión y el vínculo con tu bebé. Los ejercicios están orientados a trabajar las zonas más afectadas durante el embarazo y el parto: el suelo pélvico, el abdomen, los muslos y los gluteos.
  •  Yoga postparto. Puedes hacerlo sóla o también en compañía de tu bebé. El yoga favorecerá mucho a tu hijo, masajes, contacto físico, relajación, ligeros ejercicios que le estimularán a nivel motriz y que por supuesto, al igual que el Pilates, favorecerán el vínculo entre vosotros. Durante los primeros meses es conveniente centrar los ejercicios en la respiración y la relajación para después pasar a fortalecer los músculos del suelo pélvico. Las diferentes posturas contribuirán a recuperar la elasticidad y firmeza de los músculos de tu cuerpo.
  • Pasadas las primeras semanas, la natación favorece la recuperación del tono muscular. Es un ejercicio suave pero a la vez muy completo que ayudará a recuperar el ritmo y nos hará sentir mucho mejor.

Si antes de tu embarazo practicabas algún deporte o actividad física, pasado un tiempo prudencial podrás volver a realizarlo. Cada mujer sabrá cuándo su cuerpo está preparado para retomar sus rutinas físicas.

Olvida las dietas estrictas

Y por supuesto recuerda que las dietas estrictas no son recomendables en estos primeros momentos, sobre todo si alimentas a tu bebé con lactancia materna. Una dieta equilibrada e hidratación abundante son claves para que te sientas fuerte y llena de energía, algo fundamental para hacer frente a esos primeros meses donde tu bebé te necesita en todo momento.

¿Qué te parece este plan para recuperarte después del parto?, ¿has practicado alguno de estos ejercicios tras dar a luz?, ¿cómo te fue?