El embarazo, ese momento tan esperado y maravilloso en la vida de una mujer, también tiene su lado menos idílico. Y es que a partir del segundo trimestre, con el aumento de volumen y los cambios hormonales, las molestias físicas pueden ir en aumento. Son muchos los cuidados que debemos tener durante este periodo, a veces es difícil de acordarse de todos ellos, ¿verdad? ;) ¡Pero intentaremos ayudarte! Hoy queremos dedicar nuestra atención a las piernas. A medida que el embarazo avanza es habitual sentir calambres, hinchazón y pesadez especialmente durante las últimas horas del día.

¿Por qué se producen estos síntomas?

  • Durante el embarazo se pueden dar cambios en la circulación.
  • Permanecer mucho tiempo sentada, sin actividad física.
  • Cruzar las piernas al estar sentada.
  • Permanecer mucho tiempo de pie.
  • Falta de ejercicio.
  • El aumento de peso lo cual provoca una mayor presión sobre los músculos de las piernas.
  • Por la presión que el bebé, al ir aumentando de tamaño, ejerce en los nervios y vasos de las extremidades.

¿Cómo podemos aliviar y mejorar el estado de nuestras piernas?

  • Hacer ejercicio. Te recomendamos caminar a diario, lo cual aliviará o incluso evitará los calambres y la hinchazón, al tiempo que favorecerá tu circulación.
  • Bebe muchos líquidos, especialmente en época de calor.
  • Evita estar en la misma postura mucho tiempo, ya sea sentada o de pie.
  • No cruces las piernas al sentarte.
  • Estira las piernas antes de acostarte.
  • Al final del día te recomendamos dos sencillos gestos: date un masaje y aplica un baño de contraste (agua caliente y fría).

¿Has sentido calambres en las piernas durante tu embarazo? ¿Cómo conseguiste aliviarlos? Te animamos a compartir con la Comunidad tu experiencia. Nos encantará conocer tu truquito o consejo :)