Glosario

Cómo abrigar a un bebé para dormir

Cómo abrigar a un bebé

Que los bebés están adorables con sus gorritos, calcetines gordos y pijamas de invierno, nadie lo discute. Sin embargo, las mamás y papás a veces se pasan de precavidos y abrigan demasiado al bebé, especialmente durante las noches de invierno en las que preocupa mucho que el chiquitín pueda estar pasando frío.

Si quieres saber cómo abrigar a un bebé de la forma correcta para no quedarte corta ni pasarte, toma buena nota de lo que vamos a contarte a continuación.

¿Cómo saber si un bebé pasa frío durmiendo?

Lo primero que debes averiguar es si tu bebé de verdad necesita que lo abrigues más o si está durmiendo perfectamente calentito y feliz. Recuerda que un exceso de calor es tan malo para tu bebé como demasiado frío.

  • Utiliza un termómetro: Lo más rápido y fiable para conocer la temperatura de la habitación es emplear un termómetro de ambiente. Lo ideal es que el dormitorio de tu bebé se encuentre entre los 18º y los 21º Celsius. También puedes utilizar un monitor que te dé más detalles acerca del nivel de humedad y calidad del aire de la habitación. 
  • Toca su pecho y espalda: Un muy buen indicador de si tu bebé está bien mientras duerme, es tocar la piel del bebé, en la espalda y/o en el pecho. Si le notas frío, es muy probable que esté pasando frío. Si suda, la temperatura es excesiva. En cambio, si le notas cálido, es que está perfectamente a gusto.

Si tiene las manos o los pies fríos, no debes preocuparte. Esto es muy habitual en los bebés recién nacidos o neonatos. Concéntrate en la zona de su pecho y espalda, que te darán la temperatura real de tu bebé.

¿Cómo abrigar a mi bebé para dormir?

No es tan fácil como pueda parecer, saber cómo abrigar a un bebé para que esté cómodo y calentito durante toda la noche, sin pasar frío ni calor y en el ambiente óptimo para él. Por eso vamos a darte algunas recomendaciones y sugerencias:

Uso de radiadores

Un radiador eléctrico o de gas es la fuente de calor más recomendada para la habitación del recién nacido. Con este tipo de radiadores lograrás un calor constante, uniforme y que puedes regular con facilidad. Otras fuentes de calor, como una chimenea de fuego, son más difíciles de regular y además pueden resultar peligrosas. También es importante controlar la humedad. Para ello, puedes utilizar un humidificador SMART para bebés de Suavinex. 

Tápale con una muselina

La muselina es una de las mantas preferidas para los más pequeños al tratarse de una tela muy transpirable, de poco peso y mucha flexibilidad. Además, es común que estén fabricadas con fibras de bambú o algodón, que son naturales y aptas para cualquier estación del año.

Eso sí, debes tener en cuenta que no es recomendable que la muselina esté suelta dentro de la cuna, porque mientras duerme el bebé puede tirar de ella y acabar cubriéndose la cabeza o enrollándosela alrededor del cuello. Las mantas deben estar siempre bien recogidas o, también puedes usarla para envolver al bebé por completo, algo que les da mucha seguridad y les resulta muy calmante.

¿Qué hay de los accesorios?

Igual que sucede con las mantas, los gorritos y otros accesorios que puedan soltarse no son recomendables para abrigar al bebé a la hora de dormir. Es preferible que no haya objetos sueltos, como almohadas, protectores, peluches para bebé o posicionadores y eso incluye accesorios como calcetines, guantes o gorros.  

Abrigar a un bebé para dormir en invierno

Un bebé en invierno necesita algunos cuidados especiales, pero un detalle que parece lógico y que muchas mamás y papás pasan por alto en su afán por proteger a sus peques del frío, es que los recién nacidos no pasan más frío que los adultos. Tal y como te vistes tú, deberías vestir a tu bebé. Es suficiente con abrigar al bebé según la temperatura, pero no es necesario abrigarle más de lo que te abrigarías tú.

Si estás esperando un invierno muy frío, opta por abrigar a tu bebé con un pijama más gordito, de tipo body, para asegurar que no se le queda descubierta ninguna parte del cuerpo. Puedes elegir un pijama de lana suave o algodón grueso. Envolverlo en un saquito de dormir también puede ser una buena opción. 

Ahora ya sabes como vestir a tu bebé en otoño y en invierno. Como puedes ver, saber cómo abrigar a tu bebé depende bastante de tu instinto y el sentido común. Dependiendo del ambiente del lugar en el que estés durmiendo a tu bebé, necesitará que lo abrigues más o menos. Y para los paseos con el bebé en invierno, puedes optar por llevarlo en un fular portabebés como nuestro Baby Wrap Fular Portabebés Azul para que esté en contacto con el calor de tu cuerpo. Sobre todo no te agobies ni lo pienses demasiado, tu instinto te dará la mejor respuesta. 

Fuentes:

https://minutusshop.com/como-abrigar-a-un-bebe-para-dormir-de-forma-correcta/

https://baby-party.com.ar/abrigar-bebe-la-hora-dormir/

https://mamasmateas.com/blogs/mamas-mateas/como-saber-si-mi-bebe-tiene-frio-o-calor-mientras-duerme

Suavinex Newsletter

Publicado el 14 Nov, 2023