Glosario

De tetinas y los misteriosos gustos de nuestros hijos

¿Quién no ha oído alguna vez aquello de: “cuidado con esa tetina que es la favorita de mi hijo” o “¿sabes dónde podría encontrar esta tetina…? A mi niña no le gusta otra”? Sí, hoy queremos adentrarnos en los misterios de los gustos de nuestros hijos, esos que más de una vez nos han dado algún quebradero de cabeza que se ha traducido en recorrer media ciudad en busca de una tetina concreta o en llevarnos un disgusto porque la tetina favorita de nuestro bebé ha desaparecido volatilizada en alguna cazuela que se ha hervido de más…

A los paladares exquisitos de nuestros bebés se une la gran variedad de tetinas existentes en el mercado y este cóctel puede ser complejo de digerir a la hora de adquirir una tetina para sus biberones. Por ello, hoy hemos pensado repasar los distintos tipos de tetinas para intentar ayudaros en esta compleja encrucijada:

Según el material con el que están fabricadas

  • Tetinas de caucho: estas tetinas están fabricadas con goma natural, que se extrae del látex de la corteza del árbol Heveas Brasilensis. Las tetinas que se fabrican con caucho son resistentes, blandas, muy elásticas, transparentes y de color entre ámbar y amarillo.
  • Tetinas de silicona: se trata de un material bastante blando y menos elástico que el látex, que no absorbe ni el agua, ni los olores, ni los sabores, y su forma se mantiene inalterable.

Según el alimento que van a tomar

  • Tetinas para líquidos.
  • Tetinas para papillas que cuentan con un orificio más ancho para la correcta succión de los alimentos más densos.

Según el ancho de boca de las tetinas

  • Boca estrecha, para los biberones de boca estrecha o menor diámetro.
  • Boca ancha, para los biberones de mayor diámetro.

Según su forma

Podemos encontrar dos tipos de tetinas, todas ellas se adaptan al arco del paladar del niño:

  • Tetinas redondas, se adaptan al ritmo de succión del bebé, gracias a sus diferentes posiciones.
  • Tetinas anatómicas, imitan la forma del pezón materno durante la succión.

Según el flujo de alimento que permite ingerir

  • De flujo lento: ideales para los primeros días de vida del recién nacido, cuando succiona más despacio.
  • Tetina de papilla: facilita la succión de los alimentos más densos, como papilla o leche con cereales.
  • Tres posiciones que permite la salida de tres flujos distintos gracias al corte que, en función de cómo se coloque en la boca del niño, se abre dejando pasar una cantidad mínima, medio o máxima de líquido. Podemos encontrar de flujo pequeño (ideal para los primeros días o para el agua), flujo medio (para leche, zumos y papillas muy líquidas); flujo máximo (para papillas y otros alimentos consistentes).

Como ves, existe un amplio abanico en el que elegir pero, al final, quien tiene la última palabra es tu bebé.

¿Cuál es tu experiencia? ¿Tienes alguna anécdota divertida al respecto? ¿Qué es lo más raro que has hecho por encontrar justo la que le gusta a tu hijo?

Publicado el 18 Nov, 2011

Síguenos

Suscríbete

Descubre antes que nadie los lanzamientos y novedades de Suavinex

QUIERO SUSCRIBIRME