Glosario

Soluciones prácticas de lactancia

Seguro que tienes algunas dudas en cuanto a lactancia. Dudas y temores que nos asaltan a todas las mamis, sobre todo a las primerizas. ¿Es mi leche lo suficientemente buena para mi bebé? ¿Cuál debe ser la frecuencia de las tomas?  ¿Cómo reconocer si el bebé está lleno? A estas y otras preguntas queremos dar respuesta desde nuestras soluciones prácticas de lactancia.

¿Es mi leche buena para mi bebé?

La naturaleza es muy sabia y la leche materna siempre es la más indicada y la mejor para el niño. No sólo se adapta a la cantidad de leche que se consume, disminuyendo la producción cuando corresponde, sino que también se adapta, cambiando su composición, respecto a las necesidades nutricionales del pequeño según va creciendo.

¿Cuál debe ser la frecuencia de las tomas?

La lactancia materna es a demanda, es decir, que el pequeño mame cada vez que tenga hambre. Cuando los bebés son muy pequeños y/o aún no han recuperado el peso de nacimiento se recomienda no dejar pasar más de tres horas entre cada toma. Tan correcto es que mamen cada dos horas como que lo hagan cada media.

¿Cómo sé si el niño tiene hambre?

Es importante mantener a tu bebé cerca de ti, puesto que así podrás ver con claridad las señales tempranas de hambre: el bebé se muestra inquieto, mueve piernas y brazos, busca el pecho, boquea

Es importante no esperar a que llore, sobre todo si tienes algún problema con el agarre o tienes grietas, porque ese es un signo tardío y puede dificultar alimentarle.

¿Cómo reconozco si el bebé está lleno?

Cuando el bebé está saciado deja de mamar, abre la boca y suelta el pezón. Si solo era una pausa, algo común en los bebés pequeñitos que se cansan mucho al mamar, volverá a buscar tu pecho para continuar con la toma.

¿Cómo sé si mi bebé está alimentándose suficientemente?

Si tu bebé moja pañales -entre seis y diez por día- y coge peso se está alimentando correctamente. Otra señal inequívoca es que notes al bebé activo y sano. Si está aletargado, no moja pañales  o pierde peso, consulta con tu pediatra, matrona o asesora de lactancia.

¿Qué alimentos debo evitar durante la lactancia?

La mujer lactante puede comer todos los alimentos que quiera. Algunos alimentos pueden alterar el gusto de la leche -cebollas, ajos, col, coliflor, brécol, espárragos, alcachofas y algunas especias- y puede que a tu bebé le parezca raro ;). Eso sí, se debe moderar el consumo de cafeína y teína  -café, refrescos, té- y evitar el alcohol.

¿Puede ser que tenga demasiada leche?

Podría darse el caso de que, bien por una sobrestimulación con el sacaleches, bien por un periodo de cambio en el patrón de alimentación de tu bebé, llegaras a tener demasiada leche. En ese caso lo mejor es vaciar manualmente el pecho pero solo lo justo para sentirte confortable. De extraer demasiada podrías volver a sobrestimular y sería contraproducente.

Esperamos que estas soluciones prácticas de lactancia te ayuden si estás empezando y tienes alguna duda.

Otros posts relacionados:

Las “leyendas urbanas” sobre la lactancia

Soluciones para conservar la leche materna

Publicado el 27 Jun, 2011