Por Boticaria García

No sé si los niños vienen con un pan debajo del brazo, pero lo que sí que traen es un manojo de dudas para sus pobres madres primerizas. Las farmacias están muy a mano y son lugar de peregrinación donde buscan respuestas para todo aquello que les preocupa. He seleccionado siete de las preguntas más frecuentes a las que doy respuesta casi a diario:

  1. ¿Por qué tengo que suplementar con vitamina D a mi bebé?

Gran parte de los requerimientos de vitamina D se han obtenido tradicionalmente mediante la exposición al solecito pero los tiempos han cambiado: en primer lugar no sacamos a nuestras criaturas a la calle tanto como deberíamos (y cuando lo hacemos los parapetamos tras sus cápsulas espaciales) y en segundo lugar, tampoco es recomendable exponer directamente al sol a los bebés.

Por tanto, la recomendación general es suplementar a todos los lactantes con vitamina D, especialmente los que se alimentan de pecho.

  1. ¿Es importante que las cremitas del bebé no lleven parabenos?

Los parabenos son unos conservantes que se han utilizado ampliamente en dermocosmética. Pueden tener cierta actividad estrogénica e interferir con el funcionamiento hormonal del organismo, pero con las dosis utilizadas en cosmética es difícil que aparezcan efectos secundarios.

Estos temores tienen los días contados ya que, a partir de julio de 2015, no podrán comercializarse cosméticos en España que contengan los parabenos considerados como más peligrosos. Hoy ya son muchos los fabricantes de cosmética infantil que han querido adelantarse y cuyos productos están libres de parabenos.

  1. ¿Es mejor utilizar el termómetro de toda la vida?

En 2009 se prohibieron los clásicos termómetros de mercurio aunque los nostálgicos pueden encontrar su sustituto en los de galinstán (aleación de galio, indio y estaño). El inconveniente de estos termómetros es que son un poquito lentos.

Mi consejo es utilizar un termómetro digital de punta flexible que marque la temperatura en pocos segundos. Conviene recordar que la temperatura en el recto es medio grado superior que en la axila.

  1. ¿Cuál es el mejor envase para conservar leche materna?

El vidrio es el más inerte de los materiales aunque existen contenedores de plástico e incluso bolsitas diseñadas para tal fin cuyo uso es totalmente seguro y quizá más práctico.

  1. He oído que el bisfenol A es peligroso, ¿son seguros los biberones actuales?

El bisfenol A es otra sustancia con posible actividad estrogénica que podía desprenderse y transferirse a la leche al calentar los antiguos biberones de policarbonato. Desde 2011 se prohibió la fabricación de biberones con este material. Aun así, mi recomendación es comprar cualquier artículo de puericultura únicamente en establecimientos que ofrezcan las máximas garantías. No olvidéis comprobar siempre que en los biberones figure la leyenda BPA free o 0% BPA.

  1. ¿Podrías darme una muestra de leche de inicio para probar si al niño le gusta?

Ésta es sin duda la pregunta del millón y la respuesta es muy sencilla: No, en las farmacias no disponemos de muestras de leche de inicio (de 0 a 6 meses) porque así lo marca la ley para favorecer la lactancia materna.

  1. Me gustaría utilizar alguna crema reafirmante tras el parto, ¿puedo usar cualquiera?

Aunque, como bien sabemos, la clave está en la alimentación y en el ejercicio físico, usar una crema reafirmante puede ser un gran apoyo a la hora de recuperar nuestra figura.

Mi consejo es consultar siempre al farmacéutico antes de utilizar cualquiera de estos productos y elegir únicamente cremas posparto formuladas específicamente para esta etapa.