Glosario

Construyendo Navidad con los más pequeños

¡Ha empezado la cuenta atrás! Las calles, las casas… todos los rincones destilan un dulce aroma, ¡huele a Navidad! Los niños ya sueñan con los Magos de Oriente y esperan la llegada del entrañable Papá Noel. ¡Sus cabecitas ya vuelan hacia el país de la magia y las ilusiones!

Los protagonistas indiscutibles de la Navidad son los niños y, estos días, queremos convertirlos más aún en los Reyes de la Casa. Es tiempo de decorar nuestros hogares y de prepararlos para compartir momentos especiales, de reunión, de amor… Y es ocasión, también, de revivir, a través de los ojos inocentes de nuestros pequeños, la magia de estas fechas.

Que los niños participen

Disfrutarán, se divertirán y, a la vez, se empaparán del espíritu navideño.  Muchas familias limitan su decoración por falta de espacio o, incluso, por pereza. Pero estas fiestas no tienes excusa porque queremos acercarte ideas diferentes que harán que tu casa sea la más original y la más decorada. Ideas sencillas, que no ocupan espacio y que dejarán boquiabiertos a vuestros invitados:

  • Es hora de recordar a nuestros amigos y seres queridos lo especiales que son para nosotros. ¿Qué mejor que hacerlo con una felicitación navideña? Pero este año os proponemos una diferente, especial, llena de amor: una felicitación hecha con vuestras propias manos y, por supuesto, con la inestimable ayuda de los reyes y reinas de vuestros hogares: vuestros hijos.
  • Puede que os falten adornos, o que necesitéis renovar algunos. ¡Vamos a innovar! ¿Qué tal unas preciosas guirnaldas para el árbol hechas con cuerda y unas telas que os gusten?  Mmm… ¿Os imagináis a vuestros peques ayudándoos a pegar las telitas de colores?, ¿o eligiendo los tonos y motivos?
  • Y ya sabemos que las manualidades son la debilidad de muchos niños y, en casa, la decoración puede ir mucho más allá del árbol y el nacimiento. ¿Qué os parece esta manualidad con forma de árbol de Navidad construida utilizando materiales que podemos encontrar fácilmente en cualquier cajón? ¿Y qué tal un árbol de Navidad ¡¡de tela!!? Admite adornos, diversión y, sobre todo, mucha imaginación.
  • Y, en los días más especiales, en esos donde nos sentamos con la familia a compartir la mesa, ¿qué ideas divertidas se os ocurren? Hagamos platos divertidos que les sorprendan, no sólo a ellos, ¡también a los adultos! Dejemos a un lado la seriedad y disfrutemos de platos originales  que hagan a nuestros niños sonreír y disfrutar, más si cabe, de la magia de la Navidad. ¿Qué tal unos entremeses de queso con forma de árbol o unos canapés donde podamos intuir la cara de un simpático Papá Noel? Escuchemos a nuestros hijos, seguro que tienen ideas interesantes que aportar ;)

Publicado el 12 Dic, 2012