La música tiene muchos efectos positivos sobre niños y adultos, pero también sobre bebés prematuros. Desde hace unos años, en muchas unidades de neonatos, se utiliza la musicoterapia debido a los beneficios observados.

¿Cómo ayuda la música a estos pequeños luchadores?

  • Disminuye el estrés causado al estar fuera del vientre materno.
  • Ayuda en consecuencia a que ganen peso más rápidamente.
  • Actúa incluso como analgésico y sedante pues les ayuda a dormir mejor y más relajadamente.
  • Disminuye el ritmo cardíaco lo cual es indicativo de mayor relajación. El bebé se muestra más estable y seguro.
  • También se observan mejoras en la respiración, un hándicap para estos chiquitines.
  • Con la música comen mejor y favorece incluso una buena digestión

Algunos expertos señalan que no todas estas ventajas descritas anteriormente están completamente demostradas o se observan en todos los casos, pero la realidad es que no hay ningún efecto nocivo o secundario, con lo que la utilización de música carece de riesgo alguno.

Además escuchar música resulta muy beneficioso también para el personal sanitario que atiende a estos recién nacidos pues favorece un clima más tranquilo. Por lógica esto repercutirá a su trabajo, menos estrés implica realizar sus funciones de una manera más pausada, sin tantas prisas, algo que de algún modo afectará a sus pequeños pacientes.

¡Y qué decir de los padres! Seguramente estén viviendo uno de los momento más difíciles de sus vidas. La música logra que el ambiente sea más familiar, menos frío. Algunos de ellos deberán pasar muchas semanas acompañando a sus bebés hasta que consigan irse a casa, con lo que cualquier medida que ayude a que se sientan cómodos es una ventaja muy interesante. Y la música cumple el objetivo.

¿Conocíais las ventajas de la musicoterapia con bebés prematuros?