Glosario

Gripe en el embarazo, ¿cómo combatirla?

Con la llegada del invierno aparece el temido virus de la gripe. Si estás embarazada también puede afectarte y aunque los cuidados no distan mucho de los de cualquier otra persona, debemos tener en cuenta al bebé que esperas.

La gripe en sí no supone un riesgo para la mujer embarazada, pero sí las posibles complicaciones que puedan generarse y que suelen estar casi siempre relacionadas con dolencias respiratorias (bronquitis, neumonías, etc).

Los síntomas más habituales son los que todos conocemos: tos, mucosidad, fiebre superior a 38º, fatiga, malestar general, dolor de cabeza. Cuatro o cinco días de descanso suele ser suficiente para recuperarse. Es indispensable consultar al médico por si fuera necesario algún cuidado extra o bien la toma de medicación. Y sobre todo, tener en cuenta que en ningún caso debes automedicarte.

El virus de la gripe no atraviesa la barrera placentaria, por tanto no afectará a tu bebé. Pero debemos procurar vigilar las posibles consecuencias del virus pues en casos extremos podría ocasionar nacimientos de bajo peso o incluso un parto prematuro.

¿Qué cuidados debe tener una futura mamá si tiene gripe?

  • Cuidar la alimentación, pues es normal la falta de apetito. Se recomiendan caldos, frutas y verduras, fáciles de comer y que aportarán además una dosis extra de hidratación, tan importante ante cualquier proceso catarral.
  • Beber mucho líquido: agua, zumos naturales, bebidas calientes. Evita café, té o infusiones ya que se recomienda un consumo moderado durante el embarazo.
  • Descanso y reposo son los mejores aliados para superar la enfermedad.
  • Controlar la fiebre y las complicaciones respiratorias. ¡Consulta con tu médico!
  • Presta especial atención a los medicamentos pues, como sabes, no todos son compatibles con el embarazo.

¿Podemos prevenir la gripe?

Se pueden tomar algunas medidas básicas que nos ayudarán:

  • Extremar una medida de higiene fundamental: el lavado de manos.
  • Evitar el contacto con personas enfermas, especialmente con niños, en la medida de lo posible.
  • Evitar aglomeraciones y espacios cerrados.
  • En casa es importante airear y ventilar frecuentemente, especialmente si algún miembro de la familia está malito.
  • Si eres población de riesgo consulta con tu médico acerca de la vacuna de la gripe.

Y si a pesar de todos estos cuidados te contagias, es buen momento para descansar y dejar que te cuiden. ¿Has cogido la gripe?, cuéntanos cómo la has superado. 

Publicado el 14 Ene, 2014