Glosario

Cómo gestionar el sentimiento de culpa en la maternidad

maternidad y culpa

La maternidad es una experiencia maravillosa, pero también puede ser una fuente de estrés, ansiedad en el embarazo y, muy a menudo, un sentimiento de culpa que acompaña a muchas madres.

En Suavinex hemos querido hablar con Carla, psicóloga perinatal, y con Valentina, mamá de una niña de 11 meses, para que nos cuenten de primera mano su experiencia con el sentimiento de culpa en la maternidad, qué puede desencadenarlo y, sobre todo, aprender cómo gestionarlo.

Puedes ver la entrevista completa en nuestro canal de YouTube Suavinex Out Loud.

¿Por qué aparece el sentimiento de culpa en la maternidad?

Hay muchos motivos por los que las personas embarazadas y las mamás recientes sufren un exceso de culpabilidad: La presión por no hacerlo todo bien, por no dedicar suficiente tiempo a sus hijos, por no cumplir con las expectativas sociales o personales, o por tener emociones negativas hacia la crianza pueden despertar este sentimiento de culpa en la maternidad que afecta a la autoestima, al bienestar y a la relación con los hijos y con una misma.

Por lo general, se pueden reducir estos desencadenantes a algo muy concreto: Las expectativas que se tienen sobre la maternidad.

“Se está dando una imagen de la maternidad que no es nada real. La sociedad nos muestra que no hay emociones desagradables. Los miedos son normales porque nos están preparando para lo que se viene, pero tienen que aparecer de una forma funcional.” – Carla, psicóloga perinatal

Según la psicóloga perinatal, Carla, todas las personas tenemos dos tipos de expectativas:

  • Expectativas impuestas desde la experiencia personal: Todo aquello relacionado con nuestra relación directa con la maternidad ya sea a través de nuestros propios padres o de familiares y amigos cercanos. Aquello que sabemos que queremos y no queremos en función de lo que hemos experimentado de primera mano.
  • Expectativas impuestas desde la sociedad: En la era de las redes sociales y de compartir cada detalle de nuestras vidas, la sociedad impone una visión en la maternidad que dista mucho de la realidad. Estas expectativas afectan severamente a las madres, especialmente a las primerizas, que tienen una idea de cómo será el embarazo, el parto y la crianza y se encuentran con otra realidad.

“Ha sido un bofetón de realidad. Me fiaba de lo que estaba viendo en redes. Me lo imaginaba mucho más ‘happy’. Todo muy divertido y bonito cuando en la realidad ha habido baches importantes.” – Valentina. 

Consejos para gestionar el sentimiento de culpa en el embarazo

Sin embargo, la culpa no es una emoción útil ni constructiva en la mayoría de los casos. No ayuda a resolver los problemas, ni a mejorar como padres y madres sino que paraliza y genera sufrimiento. Por eso, es importante aprender a gestionar el sentimiento de culpa en la maternidad y a tomar medidas para liberarse de él. Aquí te dejamos algunos consejos que puedes seguir para prevenir y manejar la culpa.

1. Reconoce y acepta tus emociones

El primer paso para gestionar el sentimiento de culpa es reconocerlo y aceptarlo. No intentes negarlo, reprimirlo o justificarlo. Simplemente, observa cómo te sientes y qué pensamientos te genera. Date permiso para sentir lo que sientes, sin juzgarte ni criticarte.

Recuerda que todas las emociones son válidas y tienen una función. La culpa te indica que hay algo que no va bien, que hay un conflicto entre lo que haces y lo que crees que deberías hacer. Es una señal de alerta que puedes aprovechar para reflexionar sobre tu situación y buscar soluciones.

2. Cuestiona tus pensamientos

El sentimiento de culpa en la maternidad está alimentado por pensamientos irracionales, exagerados o distorsionados. Estos pensamientos suelen ser del tipo “debería”, “tengo que”, “soy mala madre”, “estoy fallando a mis hijos”, etc. Estos pensamientos no se basan en hechos, sino en creencias, opiniones o expectativas que normalmente son falsas e inalcanzables.

Para liberarse de la culpa, es importante aprender a reconocer estos pensamientos y sustituirlos por otros más racionales, objetivos y positivos.

“Solemos creer que los “logros” que conseguimos, las expectativas que se cumplen o no se cumplen, hablan de cómo somos como madres y eso es totalmente falso.” – Carla, psicóloga perinatal

3. Cambia lo que puedas y acepta lo que no

Una vez que hayas identificado y cuestionado tus pensamientos de culpa, el siguiente paso es actuar en consecuencia. Si hay algo que puedes cambiar para mejorar tu situación o tu bienestar, hazlo. Por ejemplo, si te sientes culpable por no pasar suficiente tiempo con tus hijos, puedes buscar formas de organizar tu agenda para dedicarles más atención y calidad.

Sin embargo, hay cosas que no dependen de ti o que no puedes cambiar. En ese caso, lo mejor es aceptarlas y adaptarte a ellas. Sería el caso de, por ejemplo, sentirse culpable por tener que trabajar fuera de casa. Tu realidad es que no puedes dejar de trabajar y no por eso eres peor madre. Puedes enfocarte en los aspectos positivos de tu trabajo y en el beneficio que supone para ti y para tu familia.

4. Cuida de ti misma

Muchas madres se sienten culpables por cuidar de sí mismas o por tener tiempo para ellas. Piensan que eso es egoísta o que les resta valor como madres. Sin embargo, eso es un gran error. Cuidar de ti misma es fundamental para tu salud física y mental, y también para la de tus hijos.

No puedes dar lo que no tienes. Si estás agotada, estresada o deprimida, difícilmente podrás ofrecer amor, paciencia y comprensión a tu bebé. Por eso, es importante que te reserves un espacio para ti misma, para hacer lo que te gusta, para relajarte, para divertirte o para estar con otras personas.

Las madres están en un momento vulnerable. Necesitamos un entorno que proteja. Una burbuja de cuidado. Cuando hay una inseguridad interna me empiezo a guiar por todo lo que me van diciendo alrededor. Me desconecto de mí misma y de las necesidades de mi bebé. No todos los bebés necesitan lo mismo. Es muy importante ayudar a las madres a tener esa seguridad porque dentro de ellas es donde está la respuesta a las necesidades de su bebé. – Carla, psicóloga perinatal

5. Busca apoyo

No estás sola en esto. Hay muchas madres que se sienten como tú y que pueden comprenderte y apoyarte. Busca a otras madres con las que puedas compartir tus experiencias, tus dudas, tus miedos y tus emociones. Puedes hacerlo a través de grupos, asociaciones, redes sociales o simplemente con tus amigas o familiares.

“Tener una red de madres actualizadas me ha ayudado muchísimo. Estar por ejemplo, con tu bebé a las cinco de la mañana que llora y no duerme y conectarte a whatsapp y ver que al otro lado otra mamá está igual que tú, a mí me ha ayudado muchísimo.” – Valentina.

También puedes buscar apoyo profesional si sientes que la culpa te supera o te impide disfrutar de la maternidad. Una psicóloga perinatal puede ayudarte a identificar y afrontar tus pensamientos de culpa, a mejorar tu autoestima y a desarrollar estrategias para afrontar los retos de la crianza.

“La culpa y qué hago con la culpa es un indicador de que podemos necesitar ayuda profesional. Cuando en la balanza hay más negativo que positivo, es necesario ir a consulta.” – Carla, psicóloga perinatal

Maternidad y culpa no tienen por qué ir de la mano. No dejes que la culpa en la maternidad te robe la felicidad de ser madre y de disfrutar de tu bebé. Libérate de la culpa, vive la maternidad con plenitud y date algún capricho cómo nuestra estupenda Canastilla regalo Cuidados para mamá, especial post-embarazo con todo lo que necesitas para conseguir el bienestar después del embarazo.

canastilla-regalo-cuidados-para-mama-especial-post-embarazo

¿Has experimentado sentimientos de culpa durante tu embarazo y maternidad? ¿Cómo lidiaste con ellos? Déjanos un comentario en las redes sociales y háblanos de tu experiencia.

Fuentes: 

Culpa en la maternidad: por qué aparece y cómo gestionarla emocionalmente  – psicologiaymente.com

El sentimiento de culpa en las madres: una condición común – La Mente es Maravillosa

Suavinex Newsletter

Publicado el 26 Sep, 2023