Glosario

Consejos para favorecer la correcta marcha cuando comienza a caminar

Ha llegado uno de los momentos más importantes para tu bebé, ¡quiere comenzar a caminar! Ya tiene su primer año y su ansia por explorar es insaciable. Comienza a ponerse en pie solo, quiere dar algún pasito de la mano de papá o mamá y parece que quiera comerse el mundo avanzando dubitativo. A partir de este momento ya no hay marcha atrás y los padres debemos tener algunas cosas en cuenta para poder ayudarles en esta nueva aventura.

Algunos consejos

  • La mayoría de los niños caminarán entre los 12 y los 15 meses. Pero tengamos en cuenta que unos lo harán antes del año y otros después de los 15 meses. Es importante respetar los tiempos de cada niño y no forzar a iniciar la marcha si vemos que no está preparado.
  • Muchos profesionales mantienen que no es necesario entrenar a los niños para que caminen antes o lo hagan mejor. Lo harán cuando estén listos para ello, y seguramente mientras tanto seguirán gateando, explorando y tanteando el entorno (poniéndose de pie por si solo, dando algún pasito agarrado, alcanzando algún objeto estando de pie). Pero si nos pide ayuda, si quiere caminar de nuestra mano o vemos que se siente más seguro de este modo, ¡ayudémosle!
  • Ha llegado la hora de usar zapatos, y en este momento es recomendable que sean de suela muy flexible que permita que el pie se mueva con comodidad. Aunque si tenéis a los peques en casa, lo mejor es que anden descalzos. Puede que luego os cueste ponerles sus zapatos nuevos, pero para su estabilidad, lo mejor es que sientan sus piececitos contra el suelo.
  • Los pediatras recomiendan no usar andadores para dejar que el niño aprenda a caminar cuando esté preparado.
  • Y cuando nuestro bebé se pone en pie llega el momento de ponernos a su altura y comprobar cuáles son los nuevos peligros que le acechan dentro de casa. Habrá que redecorar algunas habitaciones, alejar objetos peligrosos, asegurar cajones, y ese largo etcétera que seguro ya os sabéis de memoria ;)
  • Aunque vuestro peque haya empezado a gatear de manera precoz no implica que comience a caminar pronto. Algunos bebés se sienten cómodos desplazándose gracias al gateo y puede que retrasen el intentar caminar. Pero tranquilos, es inevitable que sientan curiosidad por ponerse en pie y pronto le tendréis correteando.
  • Puede que notéis que al principio se pone de puntillas, les sucede a muchos niños. Poco a poco cuando aprendan a hacer el juego de punta-talón irán apoyando correctamente todo el pie cuando caminen.

Caminar es un logro para nuestros chiquitines, un nuevo paso madurativo y un orgullo para nosotros como padres. A todos se nos cae la baba viendo cómo dan esos primeros y emocionantes pasitos. ¿Cómo fue vuestra experiencia con vuestros hijos?

Publicado el 31 May, 2013