Estás admirando a tu precioso bebé, nuevecito y adorable y de pronto… ¡oh, no! ¿Qué es eso que le ha salido en su piel perfecta? ¿Es peligroso? ¿Llamo al pediatra? ¿A urgencias?

¡Que no cunda el pánico!

La irritación en la piel del bebé es de lo más normal y, por norma general, no es algo peligroso ni que deba preocuparte. Piensa que la piel del bebé es más delicada que la de un adulto y aún tiene que fortalecer sus barreras. Así que a no ser que tu bebé tenga piel atópica (en cuyo caso si deberás acudir a un médico para aprender a cuidar de ella), no te agobies.

Vamos a contarte todo lo que necesitas saber sobre los sarpullidos en bebés y cómo tratarlos.

Qué es un sarpullido

Un sarpullido es una irritación o inflamación en la piel del bebé que puede surgir por un gran número de motivos. Suelen tener apariencia roja a veces con puntitos, bultos, ampollas y en ocasiones van a acompañados de picor o dolor en la zona afectada.

Tipo de sarpullidos en bebés y por qué aparecen

Los bebés pueden tener sarpullidos por una gran variedad de causas, especialmente dependiendo de la edad del pequeño, estos son algunos de los problemas de piel en bebés más habituales:

  • Pustulosis o acné neonatal: Durante las primeras cuatro semanas de vida del bebé, el neonato será muy susceptible a que aparezca este tipo de sarpullido, que es muy similar al acné adolescente. Se suele dar este tipo de sarpullido debido a la presencia de hormonas maternas que se han pasado al bebé durante el parto.
  • Exantema toxoalérgico: Otro sarpullido típico de los primeros días después del nacimiento. A pesar de tener un nombre un poco intimidante, se trata de unas erupciones nada peligrosas que se parecen a las picaduras de mosquito. Aparecen y desaparecen ellas solas.
  • Dermatitis atópica: Esta afección también es muy normal en los bebés durante su primer año de vida. La piel se deshidrata e irrita, lo cual hace que el bebé se sienta muy incómodo y le piquen mucho las zonas afectadas. Estas zonas suelen ser mejillas, los pliegues del cuello, las corvas o el interior de los codos.
  • Dermatitis Seborreica: Es el mismo sarpullido en bebés que el anterior, pero en este caso las zonas afectadas son la nariz, el cuero cabelludo o las cejas, porque tienen más glándulas sebáceas.
  • Dermatitis del pañal: Sin duda una de las causas más conocidas de sarpullidos en bebés. En este caso, el sarpullido o erupción se concentra en el culete y zona genital del bebé y se debe al exceso de humedad concentrada en el pañal.
  • Sudamina o miliaria rubra: Este es el sarpullido en bebés que sale por el calor. Este sarpullido tiene aspecto de puntos rojos en las zonas en las que más suda el bebé, como la cara, la zona del pañal, el pecho o la cabeza. Lo “bueno” de este sarpullido, es que normalmente el bebé no siente ninguna molestia.

8 consejos para tratar los sarpullidos en bebés

Para poder cuidar de la piel del bebé y tratar los sarpullidos de la forma más adecuada, tendrás que saber qué clase de sarpullido tiene tu peque. Estos son algunos consejos generales para tratar los sarpullidos e irritaciones de la piel.

  • Utiliza geles especiales para bebés cuando vayas a darle su baño. Los limpiadores como el gel champú sin jabón para bebés de Suavinex están fabricados con ingredientes especiales que tratan la piel del bebé con el máximo mimo y suavidad. Así, si tu bebé tiene un sarpullido, evitarás que se infecte sin hacerle daño.

gel champu sin jabon para bebes 500ml

  • Cambia el pañal de tu bebé con la frecuencia apropiada, evitando que se acumule la humedad. Si a tu bebé ya le ha salido dermatitis del pañal, asegúrate de que lo limpias bien, pero sin ser agresiva con su delicada piel, estés donde estés, con la ayuda del pack especial paseo culito limpio. Las toallitas y productos que lleven alcohol le escocerán, así que busca unas que no lo lleven y que no sean rugosas.

pack especial paseo culito limpio

  • Si a tu bebé le ha salido un sarpullido por calor, mantenlo fresquito, en la sombra y bien protegido de los rayos solares con una buena crema solar como la mi primera crema facial SPF 30. La ropa de algodón puro es la que permite transpirar mejor. Verás que, poco a poco, el sarpullido del bebé mejora.

mi primera crema facial suavinex

  • Acude al pediatra sólo si el sarpullido parece infectado o si tu bebé tiene fiebre y dificultades para comer.
  • Si a tu bebé le pica el sarpullido, evita que se rasque manteniendo sus uñas muy cortitas o, en caso de necesidad extrema, poniéndole unas manoplas o guantes.
  • Averigua qué objeto puede estar causando la dermatitis por contacto y apártalo inmediatamente del bebé. Puede ser un juguete, un accesorio, una manta, un pijama de un tejido poco habitual… En cualquier caso, no se lo acerques.
  • No te fíes de los remedios caseros o “de abuelas” hasta que no sepas exactamente que está causando el sarpullido del bebé. Abstente de probar baños de avena y otros remedios y baña a tu bebé solo con agua o con jabones especiales de bebe.
  • Evita los materiales sintéticos en la ropa de tu bebé para que el sarpullido se cure más rápido.

 

Y tú, ¿cómo tratas los sarpullidos en tu bebé?

 

Fuentes:

¿Por qué tiene mi bebé este sarpullido? – Cuidate Plus

Sarpullido – Medline Plus

Sarpullido del pañal en bebés de 0 a 36 meses – Dodot

Suavinex Newsletter