Glosario

La importancia de la vitamina D en el bebé

El cuerpo necesita vitamina D en todas las etapas de la vida, incluso es importante durante la gestación. Por ese motivo si estás embarazada es importante que tengas en cuenta tu aporte de esta vitamina. ¿Cómo lograr que sea óptima? En primer lugar gracias a la luz del sol; por lo que es recomendable que casi diariamente salgas a dar un paseo, por ejemplo. Pero también debes cuidar tu dieta y consumir productos ricos en vitamina D (lácteos, huevos, pescados, cereales).

No debemos olvidar que la mejor fuente de vitamina D es la luz solar, por ese motivo se recomienda encarecidamente a las madres y padres que paseen todos los días a sus bebés, para favorecer la absorción de la vitamina. Pero hoy en día, fruto de los cambios de hábitos y rutinas, no todos los niños cuentan con ese importante aporte que puede darles el estar al aire libre. Por ese motivo los pediatras recomiendan suplementos de vitamina D. Y es que los últimos estudios sobre este tema han revelado que los niños españoles tienen déficit de vitamina D.

¿Influye el tipo de alimentación del bebé?

Se ha llegado a decir que los bebés alimentados con leche materna tenían más carencia que los alimentados con leche de fórmula, pero parece que esto no es del todo cierto. Los bebés alimentados con lactancia materna no tienen más déficits, ya que debemos tener en cuenta que sólo con exponer al bebé al sol puede llegar a sintetizar alrededor del 90% de la vitamina D que necesita.

¿Hasta cuándo se debe dar suplementos de vitamina D?

Todos los bebés, independientemente de su alimentación, deben recibir suplementos hasta los seis meses de edad. A partir de ese momento el pediatra valorará cada caso y hará la recomendación más oportuna.

En vuestro caso, ¿conseguís dar ese paseo diario tan beneficioso?

Publicado el 22 Nov, 2016