El baño forma parte de la rutina diaria del bebé. Es un momento muy importante pues favorece su relajación, el contacto corporal entre papá o mamá con el bebé.

Sin duda es un momento íntimo, donde gracias al agua calentita se comparten unos instantes de bienestar, en los cuales podemos aprovechar para cantarles suaves canciones, darles pequeños masajes y todo tipo de mimos y caricias. Todo ello hará que nuestro bebé adore el momento del baño.

Debemos cuidar especialmente la temperatura tanto de la habitación donde vayamos a bañar al bebé como del agua de la bañera. Suavinex nos ayudará con su nuevo termómetro digital, con un hermoso diseño en forma de flor.

Es perfecto tanto para medir la temperatura del agua de su bañera como para comprobar que el ambiente de la habitación es el adecuado, bien para el baño, o en otro momento del día. Además, para hacer aún más fácil su uso, cuenta con una lucecita en la parte frontal que se enciende cuando ésta es óptima. Un termómetro práctico, cómodo y con un precioso diseño. Está disponible en dos combinaciones de colores: turquesa/blanco y fucsia/blanco.

Cinco pasos para conseguir un baño agradable

  • La habitación donde vayamos a bañar a nuestro bebé debe estar entre 23 y 25 grados.
  • El agua de la bañera estará entre 34 y 37 grados; nuestro bebé nos hará saber la temperatura que más le agrada.
  • Tendremos todos los útiles de aseo a mano (jabón, esponja, cepillo, toalla).
  • En el cambiador tendremos preparado el pañal y toda la ropita que se le pondrá después.
  • No tengas prisa, antes de desnudarle y prepararle para el baño, cántale, acaríciale, para que se sienta relajado y confiado.

Y desde luego no olvides darle un suave masaje una vez finalizado el baño. El contacto piel con piel es de suma importancia en los primeros momentos, mirando a los ojos a tu bebé, compartiendo sonrisas, compartiendo amor.

¿A vuestros bebés les gusta el momento del baño?, ¿qué pasos seguís en esta rutina diaria?