Glosario

Recetas de verano Suavinex

Por Cocinando entre Olivos

Ya está aquí el verano y aunque este año parece que le ha costado un poco, el calor se ha instalado de lleno. El calor nos afecta para todo, sobre todo a la alimentación. Nos apetecen comidas más ligeras y frescas, y muchos niños tienen menos apetito; tan sólo les apetece beber y no tienen ganas de comer. Eso sí, si tienen la suerte de estar en la playa o en la piscina el hambre se les dispara, a algunos.

No debemos descuidar su alimentación, tenemos que proporcionarles todos los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de su organismo, deben estar bien hidratados y nutridos.

Aunque en verano, y si estamos de vacaciones mucho más, estamos más relajados, tenemos que respetar unos horarios, mantener una rutina en las comidas, esto hará que lleguen con hambre.

Aprovechad que los peques están en casa para hacer más cosas con ellos, involucrarlos en el menú semanal, en la compra y en la cocina. Os propongo una excursión. A primera hora cuando aún no hace demasiado calor podemos ir al mercado; descubridles los puestos de verduras y frutas como una aventura, enseñadles los pescados, seguro que os lo pasáis muy bien.

Y ahora os dejo con algunas recetas de verano, ideas para todas las comidas del día, fáciles y fresquitas.

No debemos olvidar que hay que empezar el día con un buen desayuno: zumo de naranja, tostada con aceite de oliva virgen extra, tomate rallado y un poco de jamón serrano con un vaso de leche, todo un clásico que nunca falla.

Para comer os animo a empezar con un gazpacho fresquito y lleno de vitaminas, un gazpacho de sandía y tomate. Tan sólo necesitamos triturar muy bien tomates y sandía, a partes iguales, con un poco de sal, medio diente de ajo y aceite de oliva virgen extra. Guardamos en la nevera hasta el momento de servir, sólo nos queda mezclarlo un poco. Podemos acompañarlo de una brocheta con trozos de sandía y jamón. Otros gazpachos que os sugiero: de pepino y manzana, de cerezas o de fresas.

Después algo de pescado, ¿unas sardinas a la plancha?, para evitar llenar la casa de olores, pondremos las sardinas, enteras, en papel aluminio, unas cinco por persona. Las envolvemos bien formando un paquete, las ponemos en la sartén o en la plancha, bien caliente, unos tres o cuatro minutos por cada lado. Servimos el paquete directamente en el plato.

Y aunque haga calor, no debemos dejar las legumbres de lado, así que os propongo preparar unos garbanzos fríos con salmorejo.  Para elaborarlo picamos finamente un pimiento rojo, un pimiento verde, una cebolleta o dos, y lo mezclamos con un tarro de garbanzos cocidos. Lo acompañamos de salmorejo, podemos servirlo con atún por encima o con jamón serrano y huevo cocido picado.

Para la merienda, helados, sorbetes y batidos son perfectos. Las frutas y los lácteos serán nuestros aliados. Por ejemplo, polo de leche con cacao: preparamos leche con cacao soluble, la repartimos en moldes de polos, y al congelador. Un polo, sano, nutritivo y refrescante. Podemos hacer lo mismo con zumos o yogur y trocitos de frutas.

Y para cenar os propongo unas hamburguesas de pollo con ensalada de aguacate y nachos. Pedimos en la carnicería carne picada de pollo, podéis mezclar pechuga y muslos. Por un kilo de carne, mezclamos 1 huevo ligeramente batido, un par de cucharadas de pan rallado y un majado de 3 dientes de ajo, una pizca de sal, perejil y unos granos de pimienta. Mezclamos todo muy bien.  Cogemos porciones que aplanamos y cocinamos en una sartén o plancha con un poco de aceite de oliva virgen extra. Las hamburguesas que os sobren las envolvéis en papel film y las  guardáis en el congelador. Os sacarán de más de un apuro.

Para acompañarlas vamos a preparar una ensalada. Picamos tomate, cebolleta y aguacate en daditos. Lo aliñamos con una pizca de sal y aceite de oliva virgen extra. Cortamos las tortitas de maíz en triángulos que freímos en abundante aceite de oliva virgen extra bien caliente. Cuando estén doradas, las sacamos, escurrimos sobre papel absorbente y salamos ligeramente. Servimos la hamburguesa casera de pollo, con un poco de ensalada y unos cuantos nachos.

Otra idea de cena son unos rollitos de tortilla. Simplemente vamos a darle una vuelta de tuerca a la típica tortilla francesa. Preparamos una tortilla francesa de tres huevos en una sartén grande, para que quede muy fina. Le untamos queso de untar y ponemos unas lonchas de jamón york, enrollamos y envolvemos en papel aluminio, guardamos en la nevera hasta la hora de servir. Al presentar el plato, sólo tendremos que cortar en rodajas. Podemos acompañarlo de una ensalada de lechuga.

Éstas han sido sólo algunas ideas de recetas de verano. Seguro que a vosotros se os ocurren muchas más, ¡compartidlas con nosotros!, seguro que entre todos elaboramos un menú para todo el verano. ¿Cuál es vuestra receta favorita para el verano?

Sólo me queda desearos un feliz verano, disfrutad de las vacaciones y de vuestros peques.

Publicado el 18 Jun, 2013