Glosario

Estreñimiento en el embarazo, un gran enemigo del suelo pélvico

Son muchas las mujeres embarazadas que sufren estreñimiento durante su embarazo. Los síntomas asociados pueden ser muy diversos y van mucho más allá de visitar con poca frecuencia el aseo. Hinchazón abdominal, retortijones, dolor de cabeza y las temidas hemorroides, son otras complicaciones frecuentes durante el embarazo. Pero además debemos tener en cuenta que un estreñimiento prolongado puede debilitar nuestro suelo pélvico.

Cuidar el periné durante el embarazo desde el principio de la gestación

Cuidar la musculatura del periné es fundamental desde el primer trimestre de embarazo. Es importante para:

  • A la hora del parto, la fase de expulsivo será más corta.
  • Ayuda a disminuir posible desgarros.
  • La recuperación en el postparto de la zona perineal es más rápida.
  • Se evita la incontinencia urinaria después del parto y, por supuesto, posibles prolapsos.

Por qué afecta al suelo pélvico

Si el aumento tan repentino de peso hace necesario esos cuidados de nuestro suelo pélvico, el hándicap del estreñimiento es un factor a considerar

  • La musculatura del recto y la vagina están juntas. Por eso, si hay una gran acumulación será la vagina la que soporte el peso añadido, y en consecuencia el periné.
  • Este peso añadido podría provocar incontinencia urinaria y prolapsos.

Cómo evitar el estreñimiento

Bebé mucha agua, evita bebidas gaseosas, introduce en tu dieta fibra, frutas y verduras; evita las grasas, haz ejercicio moderado a menos que tu ginecólogo o matrona te indiquen lo contrario. No olvides ponerte en manos de un profesional para cuidar tu suelo pélvico en su conjunto y así prepararlo para el parto. Y siempre consulta con tu médico cualquier duda que pudieras tener.

Publicado el 27 Oct, 2015