El embarazo es una etapa de cambios drásticos, nuestro cuerpo debe adaptarse a las necesidades de ese bebé que crece en nuestro interior y cuando todo pasa, ¡parece que nos ha pasado un tsunami por encima! Por fortuna el postparto es un estado transitorio y debemos confiar en la naturaleza. El tiempo nos ayudará a recuperarnos pero no está de más ayudarle un poquito, ¿no os parece?

No se trata sólo de cuidarse después de, si queremos que nuestro cuerpo se recupere rápidamente y de manera más natural el esfuerzo lo debemos de hacer antes de. Es decir, si estás pensando en quedarte embarazada es un buen momento para ponerte en forma y cuidar tu alimentación. Y también es muy conveniente cuidarte durante tu embarazo. Si tu médico no pone ningún inconveniente sigue realizando ejercicio, controla tu peso, realiza una alimentación adecuada, y verás como todo ello tiene su recompensa después.

Algunos consejos de cara al postparto

  1. Cuando hayan pasado unos días después del parto y te sientas recuperada, retoma la actividad física. Comienza con paseos diarios por la mañana y por la tarde. Además tu bebé necesita de las bondades de la luz solar. Así que ¡los dos a la calle!
  2. Seguro que durante tu embarazo has usado cremas para hidratar y nutrir tu piel: antiestrías, aceites y demás productos con el fin de aminorar las fatales consecuencias. Durante el postparto te recomendamos seguir con los mismos cuidados. Ahora es momento de ayudar a nuestra piel a volver a su lugar y para ello dos trucos: cremas reafirmantes que aporten a nuestra dermis elasticidad e hidratación y beber mucha agua que favorecerá una mejor recuperación.
  3. ¡Cuida tu pelo! Seguro que te han avisado que tu maravillosa melena de embarazada pasará a mejor vida. El pelo sufre durante un tiempo, notarás una mayor caída o incluso pérdida de brillo, de cuerpo. Es algo pasajero hasta que todo el cocktail hormonal vuelva a su ser. Utiliza productos específicos para tu tipo de pelo que te ayuden, consulta con tu peluquera. Quien sabe, igual es un buen momento para un cambio de look.
  4. ¿Cómo recuperar la figura? Ten en cuenta que los kilos ganados durante tantos meses no se pueden perder de golpe. Date un plazo razonable de tiempo y en caso de no ver resultados, consulta con un médico especialista. Te ayudará retomar la actividad física, cuando te sientas con fuerzas puedes comenzar a realizar algún ejercicio, empéñate en una alimentación saludable y si optas por la lactancia materna será un punto a tu favor, pues favorece la pérdida de peso. Eso sí, ¡también da mucha hambre! Pero todo se compensa :)

¿Preparada para afrontar la maravillosa etapa que estás a punto de comenzar?