Si vas a comenzar a introducir los cereales a tu bebé, este post te interesa. No olvides que su principal alimento, seguirá siendo la leche, tanto si has optado por la lactancia materna como por la lactancia en biberón. Pero tu bebé se hace mayor y hay que seguir dando pasos importantes.

Si eliges una alimentación más natural te proponemos prepararlos en casa e ir variando según las preferencias que vaya mostrando tu chiquitín. No te preocupes por el gluten, consulta con tu pediatra cuándo es el momento más indicado para introducirlo. Si de inicio prefiere que esperes existen cereales sin gluten con los que puedes comenzar: arroz, quinoa, maíz, mijo, sorgo o tapioca. Y con gluten puedes elegir entre: avena, trigo, centeno, cebada o espelta, entre otros. Como ves tenemos un amplio abanico de posibilidades donde elegir.

¿Cómo preparamos los cereales?

Para preparar una rica papilla o puré utiliza:

  • Medio vaso de cereales, puedes usar un solo cereal de inicio y después probar a mezclar dos o más, según vuestros gustos.
  • Medio vaso de leche, ya sea materna o de fórmula según el tipo de lactancia elegida. O bien puedes usar caldo de verduras hecho previamente, o simplemente agua.
  • Si estás introduciendo algo de fruta, puedes añadirla también.

Cuece el cereal durante quince minutos o hasta que lo veas blando, entonces puedes añadir la leche o el caldo y, si lo deseas, la fruta. Puedes triturarlo todo o bien dejar grumos o trozos para que tu bebé pueda masticar un poquito, a tu gusto.

No utilices azúcar ni ningún edulcorante, no es recomendable y así aprenderá a comer sin demasiados aderezos, saboreando la comida.

Y no olvides que el Robot de Cocina Link puede ayudarte a preparar tanto los cereales de tu bebé como otras muchas comidas ahora que vais a comenzar con la alimentación complementaria.

¿Qué te parecen estas papillas de cereales? ¿Te apetece comenzar a dar los cereales así a tu bebé?