Halloween es una fiesta que cada vez cobra más fuerza también en España. Comenzó celebrándose en lugares relacionados con la cultura americana, como colegios, para pasar a popularizarse y convertirse en algo común. Y esta popularización ha llevado a que todo los miembros de la familia se sumen a la fiesta. ¡Juntos es más divertido! Celebrar Halloween en familia hace que tengamos una excusa más para pasar tiempo juntos de una manera diferente.

Celebrar Halloween en familia

El primer motivo para celebrar Halloween en familia es el que apuntábamos más arriba: pasar tiempo juntos es una maravilla. Si, además, lo hacemos bajo el paraguas de una fiesta es todavía mejor.

Además, si vuestros hijos no son demasiado amigos de las brujas, los vampiros o los hombres lobo, celebrar Halloween en familia les ayudará a superarlo o, al menos, llevarlo mejor. Es verdad que, a veces, los disfraces o ambientaciones de algunos lugares pueden ser demasiado realistas. ¿Qué mejor que llevarles de la mano si se encuentran en esa situación? Con papá y mamá al lado todo es más fácil.

Algunas ideas para celebrar Halloween con niños

Si este año estás decidido a celebrar Halloween en familia, pero no sabes por dónde empezar, he aquí unas ideas:

  • Fiesta en casa: Dar una fiesta en casa, a la que estén invitados amigos de papás y de niños, es una gran idea. Además, puede implicar a todos los miembros de la familia en la medida de sus posibilidades. Decorar la casa con telarañas, calabazas y los clásicos colores negro y naranja será de lo más entretenido.
  • Tallado de calabazas: Si tus peques son más mayorcitos animaos al tallado de caras fantasmagóricas todos juntos. Lo pasaréis en grande.
  • Cocinando juntos: ¿qué te parece preparar un menú terrorífico? Dulce o salado, seguro que pasar un rato entre fogones os encanta.
  • Disfrazarse en familia cada vez es más habitual: ¿Queréis ser los Addams? ¿U os apetece algo más amable? No hace falta que vuestros disfraces sean temibles, el caso es que vayáis a juego y disfrutéis del rato. Y para dar un toque terrorífico al disfraz de los chiquitines nada como estos chupetes de Halloween, perfectos para la ocasión.
  • “Trick or treat” es la celebración más clásica de Halloween. Los niños, disfrazados, van por las casas vecinas pidiendo caramelos, si no se los dan harán una treta. Un chantaje en toda regla con un dulcísimo resultado.
  • Fiestas especiales. Tanto los parques de atracciones o temáticos, como restaurantes, salas de cine, y otros lugares de ocio, organizan en torno a esa fecha actividades especiales. Si no te apetece liarte con la organización, esta es tu opción.
  • Sesión de cine en casa: películas más amables para los peques que se transformarán en terroríficas para los mayores en cuanto los metáis en la cama.

¿Eres de celebrar Halloween en familia o es una fiesta que no te motiva? Cuéntanos. :)