Glosario

El botiquín que toda casa con niños debe tener

Antes, cuando no había niños y no sucedían accidentes imprevistos raro era tener en casa ni tan siquiera una tirita. Así es, cuántas veces os habéis hecho un corte y lo habéis solucionado con un papel de cocina ;) Pero cuando los peques comienzan a moverse por sí solos el peligro y el riesgo están asegurados, así que más vale que os hagáis con un buen botiquín para tener todo siempre a mano y no tener que salir corriendo a la farmacia más cercana en el último momento.

En tu botiquín familiar no debe faltar

  • Un termómetro. No lo guardes en otro sitio porque no lo encontrarás cuando te haga falta de verdad.
  • Analgésicos y antitérmicos. Paracetamol e ibuprofeno siempre a mano, porque sirven para fiebre, golpes, dolores de garganta, de dientes…. Eso sí no olvides que tu pediatra te informará de las dosis y pautas de administración. Nuestro consejo es que pegues en cada bote la dosis según edad o peso que toma tu chiquitín porque solemos olvidarlo de una vez para otra.
  • Tiritas. Un indispensable porque ha llegado el momento de las caídas, las heridas en las rodillas, en los codos, en la cara, …. Cómpralas con sus personajes de dibujos preferidos, hay una gran variedad. Nada alivia más que una tirita de Frozen, de Spiderman o de la Patrulla Canina ;)
  • Suero fisiológico en monodosis. Vale para todo, para ayudarle con los moquetes, para los ojos, para heridas. Es un imprescindible que siempre debe estar en tu botiquín y en tu bolso.
  • Gasas y esparadrapo hipoalergénico, mejor de papel que se puede quitar más fácilmente. Nunca se sabe cuándo la herida puede ser más grande.
  • Antisépticos para curar heridas, preferentemente clorhexidina y si puede ser en spray. También es conveniente tener alcohol de 70º.
  • Unas tijeras de punta redondeada. Imagina que tienes que cortar gasa y en ese momento no encuentras las tijeras. Como dijimos antes, todo a mano y en el mismo sitio.
  • Una barra de arnica para los golpes, consulta con tu farmaceútico. Como el suero fisiológico, siempre en casa y en tu bolso, lo utilizarás más de una vez.
  • Una crema o loción para aliviar picaduras de insectos. Lo más habitual son las picaduras de mosquito.
  • También pensando en los mosquitos, tener un repelente a mano puede sacarnos de más de un apuro.
  • Puntos de aproximación. Aunque si el peque se hace un corte importante seguro que irás a tu centro de salud, tenerlos en casa puede que te ayude en un primer momento.
  • Una pomada para quemaduras. A veces tocan donde menos te lo esperas: plancha, horno, vitrocerámica….
  • Suero oral para gastroenteritis. Para evitar acudir en plena noche a la farmacia por una diarrea severa o unos vómitos, hay envases de pequeño tamaño y que no necesitan frío que puedes guardar en tu botiquín.

Con esta selección estaremos preparados para lo que pueda venir. Un completo botiquín para toda la familia. Y vosotros, ¿ya lo habéis preparado?

Publicado el 20 Sep, 2016

Síguenos

Suscríbete

Descubre antes que nadie los lanzamientos y novedades de Suavinex

QUIERO SUSCRIBIRME