Glosario

¿Pies hinchados durante el embarazo? ¡Aprende a prevenirlo!

pies

Pies y piernas hinchados, especialmente en el último trimestre del embarazo, es una complicación que muchas futuras mamás padecen. Si además esas últimas semanas las viven en pleno verano, lo más habitual es que la retención de líquidos y el edema sean sus compañeros estos días.

Es importante que intentes minimizar esta hinchazón, te encontrarás mucho mejor y evitarás sustos.

¿Cómo podemos prevenir o mejorar la hinchazón de pies y tobillos durante el embarazo?

  • Evita el sedentarismo. El ejercicio físico es muy importante para evitar que el edema se acrecente. Los paseos diarios te vendrán muy bien. Aprovecha si estás de vacaciones para disfrutarlos al máximo. También es muy recomendable nadar, siempre y cuando tu médico no te lo desaconseje. El ejercicio y el agua fresquita son una combinación perfecta para tus pies.
  • No debes estar mucho tiempo de pie o sentada. Debes cambiar de postura frecuentemente. Y recuerda, no cruces las piernas mientras estés sentada.
  • Mucha hidratación. Es muy importante, pero si te toca pasar el último trimestre de embarazo en verano se convierte en la pieza clave del puzle. Agua, zumos naturales y no olvides las frutas de temporada que tienen un alto contenido en agua. Evita los refrescos, las bebidas gaseosas, no te aportan nada positivo.
  • En cuanto puedas, ¡pies en alto! Beneficiará tu retorno venoso.
  • Las duchas alternando agua tibia y fría mejorarán tu circulación. Evita el agua muy caliente.
  • Al final del día intenta darte un buen masaje, en sentido ascendente. Y si tu pareja puede colaborar, será estupendo.

Pero si notas un edema en aumento, o se inflaman otras partes del cuerpo o aparecen jaquecas intensas repentinas no dudes en acudir a tu médico para salir de dudas.

Publicado el 27 Jul, 2015